Matices

The sons of a battlecry

Página 7 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Jin el Miér Abr 27, 2016 12:33 am

-Sabía que el otro le estaba observando, aunque ya no le importaba tanto en realidad, siempre lo hacía y más aún, ya habían intimado muchas veces, o al menos para él habían sido bastantes, por lo que le parecía inútil impedir que lo observara. Hundió su cabeza para humedecer sus cabellos también, aunque no los había desatado en ésta ocasión, y notó curioso cómo el otro le observaba también en aquellos momentos, lo cuál de cierta manera le divertía, aunque él también le observaba, le gustaba que su cabello tan rebelde se aplacara un poco con el agua, le parecía un tanto más atractivo incluso.- No habíamos estado a solas hace tiempo -Comentó, dejándose llevar un poco por la corriente que le acercaba a él.-

Jin

Mensajes : 521
Fecha de inscripción : 20/12/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Mugen el Miér Abr 27, 2016 12:44 am

-Se acerca de una forma intencional, pero sutilmente, como si la corriente le llevara, un tanto sorprendido de ver al otro tan relajado, incluso parecía de buen humor y aquello era poco habitual cuando se acercaban, en ocasiones anteriores parecía fastidiado de que sucediera algo entre ellos- Lo sé... ¿has extrañado que te toque? -le dice más tranquilo que otras veces, e igualmente seductor, aunque algo era distinto, ya no buscaba tratarlo como a una mujer, había ido entendiendo que la dinámica entre ellos era distinta, le rodea de la cintura con un brazo cuando están lo suficientemente cerca, aunque sin hacer mucho más que acercarse, tampoco es que fuera a besarlo repentina y apasionadamente, aunque la idea cruzó su mente-

Mugen

Mensajes : 536
Fecha de inscripción : 21/12/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Jin el Miér Abr 27, 2016 12:53 am

-No sabía muy bien cómo responder a aquella pregunta, le apenaba un poco, pues sí había sentido necesidad de ciertos contactos, aunque no planeaba ser tan sincero con él, no creía que eso pudiera llevar a algo tranquilo, como esperaba pasar aquella noche, así que no respondió hasta que el otro le tomó de esa manera, mirándole directamente por unos instantes.- A decir verdad he extrañado más tu boca...-Le dijo, apenas como un aviso de que se acercaría a besarlo, pues tuvo aquél impulso y ésta vez no se sentía con ganas de contenerse, al menos de besarle, pues le gustaba mucho la manera en que lo hacían, le era extraño, pues con nadie más había tenido aquella fijación, quizás porque nadie le había demostrado tanta intensidad en un contacto como aquél, por lo que se dejaba llevar con él, tomándole por la nuca y aferrándose a sus cabellos para que no se separara pronto.-

Jin

Mensajes : 521
Fecha de inscripción : 20/12/2015
Edad : 21
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Mugen el Miér Abr 27, 2016 1:09 am

-No se sorprende de sus palabras, pues al cruzar miradas con él es como si pudiera leerle, así que se une en ese beso que le propone, aunque a diferencia de la tranquilidad de hace unos momentos, aquel contacto parece encender algo en él, de nuevo percibía el calor, y esta vez no era por el clima ya que al menos el frío del agua lograba contenerle lo suficiente. Le aprieta de la cintura, haciéndole pegarse más a su cuerpo y de inmediato intenta hacerse con el control de aquel beso, buscando adentrarse en la boca ajena, con la otra mano, se aferra a uno de sus omóplatos, apenas hundiendo las uñas y arrastrándolas, como desquitando un poco las ansias repentinas que sintió, trataba de dejarle sin aliento-

Mugen

Mensajes : 536
Fecha de inscripción : 21/12/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Jin el Miér Abr 27, 2016 1:39 am

-Cuando el otro comenzó a corresponderle, se sintió bastante inquieto, como si aquellos deseos que había logrado contener en los últimos días, y que creía controlados, comenzaran a despertar con pasión, así que no dudó en vertirlos con esa intensidad en aquél contacto que se daba entre sus bocas. Sabía que el menor buscaba el control, siempre lo hacía, y así mismo, él se oponía con la misma determinación, aunque no es que fuera una 'lucha' real, sino más bien como una especie de apasionada danza, él lo veía así, como si buscaran 'derrotar' al otro mediante aquellos roces tan exquisitos y rudos. Se estremeció un poco al sentir aquellos arañazos en su espalda, reclamándole apenas con una certera mordida, aunque no buscaba lastimarle en verdad, tirando también de sus cabellos y echándosele un poco encima, de manera más instintiva, como si buscara tomarlo, sintiendo cómo su aliento se agotaba cada vez más rápido, sin embargo, no se rendía, pues no era una sensación que le molestara.-

Jin

Mensajes : 521
Fecha de inscripción : 20/12/2015
Edad : 21
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Mugen el Miér Abr 27, 2016 1:54 am

-Se empeña aún más en dejarle sin aliento, aunque en esa lucha, como en otras, comenzaban a quedar igualados, lo que sí le es un tanto divertido es sentir como de forma tan sutil parecía querer ponerle abajo, así que cede un poco, curioso por cómo se darían las cosas, el otro, de manera directa e indirecta le había dicho que era su posición habitual y le interesaba verle así. Aspira un poco de aire cuando se separa del beso, para morderle, sonriéndose de una forma lasciva se separa más y se relame el labio, mordiéndose un poco el mismo como para capturar el sabor de su compañero, volviendo en breve a su boca, tras apenas un instante para que tomaran aire, aunque primero le da una lamida, buscando introducir su lengua en la cavidad ajena desde el principio, ya se tenían suficiente confianza en ese tipo de contactos como para profundizar así, lo cual no dejaba de parecerle un poco inusual, las mujeres que había frecuentado eran algo reticentes a ello-

Mugen

Mensajes : 536
Fecha de inscripción : 21/12/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Jin el Miér Abr 27, 2016 2:19 am

-Jadeó sin poder evitarlo una vez que se separaron de aquél beso, había sido tan intenso, pero no le saciaba por completo, quizás por los días que habían pasado, pues no habían tenido oportunidad de eso ni siquiera, y no es que se sintiera siempre con esa ansiedad, pero le gustaban tanto esos besos que, cuando se daban, le era difícil detenerse por completo. Le observó con cierta curiosidad al ver cómo se relamía, sintiéndose un tanto provocado, aunque sólo se lo dejó saber cuando el otro se acercó a su boca nuevamente, deslizando sus manos por su espalda, donde le marcaba con sus uñas, mientras le guiaba un poco con la mano que había posado en su cabeza, rozándose un poco con él, apenas.-

Jin

Mensajes : 521
Fecha de inscripción : 20/12/2015
Edad : 21
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Mugen el Miér Abr 27, 2016 2:32 am

-Sin darse cuenta, aunque le estuvo dejando antes acorrarlarlo, va buscando invertir un poco las cosas, deslizando ambas manos ahora por la espalda ajena, de manera similar a como el otro lo estaba haciendo, aunque sus propias manos terminan en el trasero de su compañero, dándole un suave apretón, apenas marcado, en donde también le deja sentir las uñas, arrastrándolas muy despacio como si quisiera provocarle, rozándose además como él le guiaba, empujándole instintivamente contra el borde de aquel río ya que necesitaba apoyo para arrinconarle un poco y que los roces, en medio de aquel beso, sean más certeros, aunque no por eso eran descontrolados, no todavía-

Mugen

Mensajes : 536
Fecha de inscripción : 21/12/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Jin el Jue Abr 28, 2016 10:25 pm

-Se sorprendió un poco al sentir aquél apretón en u trasero, no es que fuera la primera vez que le tocaba de esa manera, pero aún no se acostumbraba y dudaba hacerlo, sin embargo, le dejó hacer pues sabía que no había alternativa, además no le incomodaba tanto en realidad. En cierto momento se separó de su boca, respirando agitadamente mientras le guiaba a que continuara sobre su cuello, no sabía muy bien por qué lo hacía, no es que no lo deseara, pero no le gustaba tanto demostrar sus deseos al otro, pues sentía que podría usarlo en su contra, aunque en aquello momentos no le importaba tanto.-

Jin

Mensajes : 521
Fecha de inscripción : 20/12/2015
Edad : 21
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Mugen el Jue Abr 28, 2016 10:36 pm

-Suspira pesadamente cuando se separa de la boca ajena, y de forma intuitiva ya se pensaba dirigir a su cuello cuando de todas maneras es guiado a esa zona, no dejaba de sorprenderle aquello, no solo el que pensaran similar, sino que el otro fuera tan honesto en lo que deseaba- Si me provocas así, sabes lo que te espera -le advierte, contra su piel, la cual apenas había rozado con sus labios, y para fortalecer la idea, le da una succión sin mesura. Al no ver oposición, sus dedos ya se habían dirigido a la entrada ajena y tanteaba en esa zona, con clara ansiedad, pero sin ser invasivo, deseando descubrir qué tanta ansiedad lograría provocar en el otro-

Mugen

Mensajes : 536
Fecha de inscripción : 21/12/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Jin el Jue Abr 28, 2016 11:08 pm

-No respondió de inmediato a aquello, esperando a que el otro comenzara a atenderle para expresarse un poco en medio de un suave suspiro, aferrándose a los cabellos ajenos y jalándolos, como si le guiara un poco en aquella labor, aunque se tensó de inmediato cuando le sintió en su entrada.- Con ellas tan cerca no podemos...-Le dijo en medio de aquellas caricias, rehuyendo apenas, aunque no le apartaba, sin embargo, aquel tono que usó, casi daba a entender que había otras opciones que podrían explorar y eso le venía bien al ronin, pues no quería alertar demasiado a aquellas mujeres que acompañaban en aquél viaje.-

Jin

Mensajes : 521
Fecha de inscripción : 20/12/2015
Edad : 21
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Mugen el Jue Abr 28, 2016 11:19 pm

La mocosa siempre duerme como un tronco y la otra es ciega... -le dice con cierto desprecio por esas dos, aunque no es que las depreciara en verdad, simplemente su existencia alteraba sus planes, pese a que no planeó avanzar a algo concreto, comenzaba a calentarse y a desearlo. Comprendía, así que se controla un poco, sabía que el otro tenía algo distinto en mente y quizás podría ver de qué se trataba, ya había tenido curiosidad antes de ver sus juegos y sí no le gustaban, podría forzar las cosas a su manera, aunque sí comienza por introducir su dedo índice, despacio y ayudado por el agua, buscando claramente estremecerle sin provocarle mucho dolor, ya tenía muy claro que así lo podía 'manipular', ya que como era natural, al otro le gustaba el placer. Respira pesadamente en su cuello, sin volver a repetir la atención de su boca, buscando su reacción al respecto-

Mugen

Mensajes : 536
Fecha de inscripción : 21/12/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Jin el Jue Abr 28, 2016 11:44 pm

Eso no evitaría que se den cuenta que me has dejado 'indispuesto', saben que no peleamos...aún -Le respondió, expresándose más que de costumbre, quizás aprovechaba que se encontraban completamente a solas, y además a oscuras, pues sólo la luz de la luna les iluminaba en aquella noche. Se estremeció inevitablemente cuando sintió aquella intromisión en su interior, especialmente al notar que el otro comenzaba a demostrarle que había aprendido eso de la paciencia, sintiéndose bastante provocado además por la manera en que el aliento del otro acariciaba su cuello, pues deseaba que continuara atendiéndole. Soltó un pesado suspiro, casi quejándose un poco, aunque más que por causa del otro, era un reclamo hacia sí mismo, pues se dejó llevar y comenzó a acariciar la hombría del otro con toda su mano, estimulándole de una manera casi discreta.-

Jin

Mensajes : 521
Fecha de inscripción : 20/12/2015
Edad : 21
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Mugen el Jue Abr 28, 2016 11:56 pm

-Interpreta ese suspiro como placer, así que le premia al volver a atender su cuello, le excitaba notarle gustoso, pues se sentía el responsable de que sintiera ese placer, no solo ayudaba a su ego, sino que le calentaba, no entendía demasiado porqué, ya que no acostumbraba preocuparse por el placer de la otra persona- Pensé que los samurai tenían fuerza de voluntad -le dice en cierto momento, a manera de burla cuando siente que comienza a masturbarle, era la prueba de que deseaba seguir, ya estaba algo duro de todas maneras y se expresa también, quizá les había hecho falta hablar esos días, no es que tuvieran grandes conversaciones habitualmente, pero para intercambiar palabras preferían estar solos. Entre las succiones que realiza, en las cuales no se contiene de marcarle, se concentra mucho en ese dedo que tenía en su interior, le sorprendía sentirle relajado, pues siempre se tensaba, estaba comprendiendo que si iba despacio, no se oponía, no solo de forma directa, sino que su orificio parecía menos rígido, tan es así, que pronto va introduciendo el segundo dedo, probando, se sentía como un niño, descubriendo como funcionaba su juguete nuevo-

Mugen

Mensajes : 536
Fecha de inscripción : 21/12/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Jin el Sáb Abr 30, 2016 12:41 am

-Le dejó escuchar un suspiro más profundo y complacido al sentir aquellas intensas atenciones de nuevo, le fascinaba aquella sensación y también comenzaba a sentir cierto gusto al saberse deseado por el otro, era algo inevitable, casi como el deseo que sentía también por su compañero, sin embargo ya no pensaba tanto en eso, sabía que ambos estaban al tanto de ello y no pensaba ocultarlo, aunque no iba a ser tan abierto como el otro.- ¿Preferirías que no lo hiciera? -Le preguntó con cierto reclamo mientras apretaba un poco la hombría ajena, sintiendo cómo endurecía bajo aquél tacto, lo cuál le hizo apenar bastante, aunque no se detuvo para atenderle, sino que continuó con la misma vehemencia, apretándole con más fuerza al sentir aquella segunda intromisión, la cual le hizo resoplar pesadamente mientras se tensaba un poco.- No te aproveches...todo lo que me hagas terminaré haciéndotelo...-Le dijo con determinación, y para demostrarle que hablaba en serio, se separó de él un poco para distraerlo y acorralarlo ahora a él contra el borde, tiró de sus cabellos hacia un lado y se dedicó a devorar el cuello de su contrario, con la misma pasión que el otro le demostraba y enfocándose en aquellas zonas que sabía sensibles en el otro, recorriéndole con lamidas y húmedos besos, entre los cuáles mordía y succionaba con intensidad.-

Jin

Mensajes : 521
Fecha de inscripción : 20/12/2015
Edad : 21
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Mugen el Sáb Abr 30, 2016 1:02 am

-Cuando le aprieta, mueve sus caderas, como a madera de embestir contra su mano, presumiéndole su tamaño y la manera en que podía moverse con facilidad, imaginando que eso le haría recordar cómo se sentía tenerle dentro. Una vez es acorralado así, él mismo ladea su cuello, mordiéndose los labios al recibir esas atenciones, su compañero era el único que le había hecho algo así, no había comparación con las mujeres más fogosas con las que había estado antes, ya ni siquiera podía recordarlas con claridad- ¿Quién dice que tengo problemas con eso? -le dice lascivo y sonriendo de una forma algo sucia por unos momentos, queriendo desconcertarle, pues había percibido que el otro pensaba en los límites que ambos tenían, y en cuanto a los propios, no estaba tan seguro, le gustaban las sensaciones intensas, bajo el agua, aprovechando la posición de estar 'abajo', le da una marcada nalgada, aunque no fue tan fuerte por el agua precisamente, pero si agarra sus nalgas con ambas manos, apretándolas, demostrándole cuanto le deseaba, antes de volver a insistir con un par de dedos en su entrada, presionándolos al tiempo que jalaba su piel con la otra mano, como si con eso pudiera abrirle más, en esta ocasión no es paciente como al inicio, sino que mueve sus dedos con vehemencia, como si además usara el agua para limpiarle a profundidad-

Mugen

Mensajes : 536
Fecha de inscripción : 21/12/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Jin el Sáb Abr 30, 2016 1:19 am

-Le satisfizo escucharle de esa manera, por lo que comenzó a masturbarle con mayor vehemencia mientras subía hacia su oreja, donde dejó que su lengua reptara lentamente, siguiendo la forma de su oreja, la cuál mordió de una manera bastante sugerente, aunque instintiva, sorprendiéndose un poco al sentir cómo tomaba sus caderas, no había esperado que lo hiciera, pero el otro siempre actuaba de maneras que no podía anticipar, al menos no siempre, por lo que le dejó hacer, tensándose bastante al sentir aquella intrusión tan intensa, la cuál le arrancó un suave jadeo, el cuál acalló al morder con fuerza el cuello del otro, tras dejarle sentir su cálido aliento. Llevó entonces sus manos hasta las caderas de su compañero y le obligó a rozarse contra sí mientras él deslizaba un par de dedo sobre u entrada, frotándole y presionando hábilmente y con ganas, se sentía de pronto tan excitado, más que hace unos momentos, pues podía sentirle muy cerrado y ansiaba poder penetrar en el cuerpo del otro, dejándoselo claro por la manera en que movía sus caderas y jadeaba con ansiedad, aunque sin dejar de devorar su cuello con plena intensidad.-

Jin

Mensajes : 521
Fecha de inscripción : 20/12/2015
Edad : 21
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Mugen el Sáb Abr 30, 2016 1:37 am

-Se le escapan algunas expresiones cuando le muerde, comenzaba a estremecerle la manera en que actuaba sobre su cuello, además, le fascinaba verle tan caliente, creía que era la primera vez que le veía así y se imaginaba que era por la posibilidad que su anterior pregunta dejó entrever, le daba curiosidad y aquello le hacía conocerle un poco más, pues sabía que cuando empezaron con esos juegos le había malinterpretado. Aunque mientras detalla en esos pensamientos, es sorprendido por la manera en que palpa su entrada, evidentemente no había sido tocado así antes, pero no le detiene, si eso lo ponía así de caliente, le deja, pese a que se pone atento, ya que no estaba seguro de querer que se sobrepase más allá de las caricias. En respuesta, se separa un poco y captura sus labios en un ansioso y necesitado beso, trasmitiéndole sus ganas en la manera en que busca de inmediato invadir su boca, de similar forma a como sigue atendiendo su interior, llegando a sacar sus dedos por completo y tratar ahora de introducir tres, siendo paciente en principio, pero más brusco cuando logra meterlos un poco-

Mugen

Mensajes : 536
Fecha de inscripción : 21/12/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Jin el Sáb Abr 30, 2016 1:50 am

-Le sorprendió que el otro no le detuvo cuando comenzó a acariciarle, aunque eso no le hizo detenerse, buscaba ponerlo ansioso y hacer que deseara más de sus caricias, por lo que le dejó sentir su mano por completo, deslizando sus dedos desde su entrada hasta su perineo, donde le acarició de manera muy marcada y sugerente antes de volver a subir a su entrada, buscando abrirla un poco al estirarla con sus dedos, mientras apretaba con gusto el trasero del otro, haciendo uso de su mano libre para ello. Cuando el menor se separó para besarle, le correspondió casi de inmediato, con una pasión algo rara de ver en él, descargando su ansiedad, pero también aquella inquietud que el otro le provocaba al meter sus dedos de esa manera tan impetuosa, le estremecía y le hacía mover sus caderas, rehuyéndole, pero a la vez procurando que sus rígidos miembros se rozaran de la mejor manera, aprovechando la distracción del otro para comenzar a hundir un dedo en su entrada, ampliándole desde un principio al moverlo en círculos mientras buscaba hundirse cada vez más en aquél estrecho interior, sintiéndose extremadamente caliente, al punto de dejarle escuchar profundo gruñidos en medio de aquellos besos que compartían, mordiéndole y succionando sus labios de manera instintiva pero sugerente.-

Jin

Mensajes : 521
Fecha de inscripción : 20/12/2015
Edad : 21
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Mugen el Sáb Abr 30, 2016 2:10 am

-Frunce el ceño entre el beso al sentir lo que estaba haciendo con su cuerpo, aunque no por eso se desconcentra, al menos no del todo, aquello no es que le doliera tanto como imaginó, quizás porque tenía alta tolerancia al dolor, así que lo describiría solo como incomodidad pese a que le provoca un grave pero callado gemido que oculta entre el beso, además, le hacía sentir unas extrañas ansias, aunque se tensa por instinto y rehuye un poco eventualmente, tratando de concentrar las acciones más en la manera en que le estimula él, sin permitir que el otro también rehuya, pues en el momento en que lo percibe hacerlo, le aprieta una de sus nalgas, hundiendo las uñas, a la vez que hundía nuevamente sus dedos, no solo implementando el vaivén de antes, sino estirándolos en su interior, abriéndole de una forma cada vez menos considerada, pero el interior ajeno parecía ceder, ya que estaba siendo menos difícil que las veces anteriores, o eso le parecía, pues realmente no sabía si él lo percibía como doloroso o no, cuando menos, procura tocar varias veces el punto que había descubierto la vez anterior, sabía que eso le ponía y le hacía más dócil-

Mugen

Mensajes : 536
Fecha de inscripción : 21/12/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Jin el Sáb Abr 30, 2016 2:38 am

-Al ver que el menor le dejó ser, aprovechó la oportunidad, pues sabía que el otro se estaba dejando por curiosidad en especial, no porque gustara del todo de aquellas atenciones, ya que podía sentirlo tenso e incluso distraído, especialmente durante el beso, por lo que buscó imprimir más pasión en aquél contacto entre sus bocas a través de mordidas y sugerentes succiones mientras hundía más su dedo en aquél estrecho interior. Se moría de ganas por estar dentro suyo y lo dejó en claro por la manera en que comenzó a mover aquél falange dentro del cuerpo ajeno, abriéndole y buscando cierto punto de placer para terminar de convencer al otro de dejarle, sin embargo, fue éste quien se le adelantó, y tuvo que separarse del beso para poder expresarse con profundas e intensas voces, moviendo sus caderas en un vaivén que complementaba los movimientos del otro, no de una manera perfecta, pero sí placentera para él, aunque no descuidó la acción de su dedo, y de una sola vez introdujo su largo falange en el interior ajeno, moviéndolo en círculos hasta encontrar su próstata, y cuando lo hizo, comenzó a estimularla hábilmente mientras intentaba introducir un segundo falange, sintiéndose muy cerca del orgasmo, completamente excitado.-

Jin

Mensajes : 521
Fecha de inscripción : 20/12/2015
Edad : 21
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Mugen el Sáb Abr 30, 2016 3:11 am

-Se aparta también del beso para dejarle expresarse, haciéndolo él también de una forma más ruidosa, con algunos gemidos en cierto momento en que el placer le supera sorpresivamente, notando que ya el dedo del otro estaba plenamente en su interior, le presiona dentro sin darse cuenta, aunque le detiene cuando percibe que trata de introducir otro, pues no deseaba que las cosas avanzaran por ese rumbo- Maldita sea... no soy uno de esos mocosos -le recuerda con desprecio y molestia en su tono casi escupiendo esas palabras, previniéndole de esa manera de que haría un movimiento, y así lo hace, de una forma repentina igualmente, saca sus dedos para evitar que se corra, pues pudo percibirle cerca, y no iba a dejarle culminar todavía, serían las cosas a su gusto. Aunque nunca habían luchado de forma más física, sin sus espadas, tenía claro que su fuerza es superior, y usándola, le voltea, acomodándose tras de él, sabía que el otro tenía claro lo que seguía, y le sujeta de un brazo por si se quiere apartar, aunque también sabía que pese a quizás no reconocerlo directamente, lo deseaba dentro. Comienza a rozar su miembro contra la entrada ajena, apenas unos instantes antes de penetrarlo, empujando sin ninguna mesura, ya que estuvo amplio, desocupa la mano con que se ayudaba para rodear su cintura, estaban siendo bastante ruidosos, también por la manera en que el agua chapoteaba con tanto movimiento, en particular porque comienza a embestir de manera casi salvaje, más congruentemente con el comportamiento que le caracterizaba y además, por lo bien que se sentía-

Mugen

Mensajes : 536
Fecha de inscripción : 21/12/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Jin el Sáb Abr 30, 2016 3:23 am

-No le sorprendió que le detuviera, sino que le espetara aquellas palabras con tanto desprecio, ni siquiera sabía a qué se refería con ello, por lo que se quedó pensativo unos momentos, sin hacer nada, aunque eso fue suficiente para que el otro aprovechara y le tomara de aquella manera. Se sentía algo desconcertado y especialmente incómodo, aunque pronto se dio cuenta a qué se refería el menor con aquellas palabras.- Eres un completo imbécil -Le espetó mientras rehuía, iba a continuar aquella idea, pero antes de lo que esperaba, sintió cómo el otro comenzaba a penetrar en su cuerpo, aferrándose a aquella mano que lo sostenía, enterrando sus uñas en la carne ajena mientras le insultaba por lo bajo, pues no podía expresarse del todo en esa situación que comenzaba a parecerle desagradable, aunque al menos agradecía que le hubiese preparado momentos antes.-

Jin

Mensajes : 521
Fecha de inscripción : 20/12/2015
Edad : 21
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Mugen el Sáb Abr 30, 2016 3:40 am

No me jodas... -le dice simplemente cuando escucha esos insultos que mascullaba, de cierta manera eso le excitaba más, así como la forma en que enterraba sus uñas, aunque no le estaba viendo disfrutar como esperaba, lo cual le enfría por unos instantes pues había descubierto que verle estremecerse de placer, le llenaba tanto como el placer que percibía en su propio cuerpo, así que procura complacerle, dejando de sujetarle tan fuerte con una de sus manos para masturbarle, pensando que aquello ayudaría, así como busca estremecerlo con su boca, dándole un par de lamidas en su hombro antes de morderle, succionando luego donde le mordió, todo sin aminorar el ritmo del vaivén, buscando que sus movimientos en combinación con sus acciones, surtan el efecto deseado-

Mugen

Mensajes : 536
Fecha de inscripción : 21/12/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Jin el Sáb Abr 30, 2016 4:02 am

Bastardo...-Le respondió con rencor, aunque no esperaba que comenzara a atenderle de aquella manera que le estremeció un poco in poder evitarlo, así que le dejó ser, pues sabía que no podía detenerlo y además también quería acabar, por lo que se dejó llevar un poco, especialmente al sentir aquellas succiones, buscando concentrarse en las buenas sensaciones que experimentaba, aunque le era imposible estar concentrado completamente, pues aquella inconsciente declaración de celo que su aún más inconsciente compañero había hecho hace unos momentos, le hacía sentir algo confundido, no sabía de qué manera debía reaccionar ante aquello, especialmente por la intensidad de aquellas palabras, aunque poco a poco se fue alejando de esa idea.-

Jin

Mensajes : 521
Fecha de inscripción : 20/12/2015
Edad : 21
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Mugen el Sáb Abr 30, 2016 4:16 am

-Su interior se sentía tan estrecho como las veces anteriores, incluso más estrecho que la última vez que lo hicieron, sin embargo, no lograba concentrarse para disfrutar más a plenitud, sí era placentero, pero no al nivel que le estaba acostumbrando y quizás es porque le faltaba ver más interés del otro, le desconcentraba sentirle indiferente- ¿Ya no te gusta así? Quizás solo piensas en cómo te los follabas... -le dice al oído, con cierto rencor nuevamente, pero sin dejar de atenderle para tratar de encenderle como hace un rato, empeñándose en la masturbación en la cual le aprieta, y tras decir aquello, ocupa su boca como le gusta, dejando marcas cada vez más profundas en su cuello, insistente, buscando trasmitirle algo que ni él mismo entendía qué era, pero de la misma forma intensa en que solía hacer todo, mantiene el vaivén, llegando a empujarle contra el borde de aquel río por su vehemencia-

Mugen

Mensajes : 536
Fecha de inscripción : 21/12/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Jin el Sáb Abr 30, 2016 4:35 am

-Le sorprendieron de nuevo aquellas palabras, pues no sabía por qué el otro insistía en aquello, le estremecía y le confundía un poco, aunque más que eso, le hacía darse cuenta de cosas para las que no estaba 'preparado', como ese nexo más íntimo que parecía forjarse entre ellos.- Cállate...eres imbécil entre los imbéciles, Mugen...-Espetó con clara molestia, susurrando apenas su nombre, no estaba acostumbrado a llamarle así, sin embargo creyó que era necesario para que el otro comprendiera su sentir, que no pensó en ningún momento en aquello muchachos con quienes había compartido momentos tan íntimos, sino que le deseaba a él, dejándole escuchar un profundo suspiro en cierto momento, debido a la acción tan hábil de la boca ajena, apoyándose con una mano en el resbaladizo borde donde terminaron.-

Jin

Mensajes : 521
Fecha de inscripción : 20/12/2015
Edad : 21
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Mugen el Sáb Abr 30, 2016 6:29 pm

-Se había imaginado que alguna reacción obtendría ante esas palabras, pero no pensó que fuera esa, sí el insulto, pero el escucharle nuevamente pronunciar su nombre y en ese tono que creía entender, lo que le provoca es una leve risa que parecía ligeramente nerviosa, fue tan extraño aquello, pero de alguna manera le hizo sentir un poco mejor, no sabía bien porqué, quizás porque esa manera de llamarse significaba bastante para ellos que nunca lo hacían- Pero te pone que hable, que te diga lo duro que te follaré... -le replica, solo respondiendo a su petición de que se callara, sin atreverse a ahondar en lo demás- Aunque te pone más que te marque como si fueras una putita -agrega, plenamente lascivo, haciendo precisamente eso, sin mesurarse de ninguna forma, sentía su confianza renovada y eso se denota en las acciones, pues le succiona y muerde a gusto, dejando marcas en donde fueran más visibles, sin importarle que las vieran otros, o quizás, con ese propósito de hecho, y desquitando la ansiedad al embestir más fuerte todavía-

Mugen

Mensajes : 536
Fecha de inscripción : 21/12/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Jin el Sáb Abr 30, 2016 10:48 pm

-Frunció el ceño al escuchar aquella risa, aunque no estaba molesto por completo, más que nada se sentía algo confuso y ligeramente apenado por la reacción del otro, pues se daba cuenta que entendió muy bien al parecer, sin embargo aquellas palabras que el otro le espetó, le molestaron en verdad, por lo que enterró más sus uñas en la carne de sus brazos.- Muérete...me das asco -Le espetó con rencor, aunque calló de inmediato cuando el otro comenzó a embestirle con mayor intensidad, notaba claramente el aumento de confianza en su compañero, pues sentía cómo desataba sus deseos sobre él sin mesura, lo cuál le estremeció bastante y apenas le arrancó un suave suspiro, no porque no lo disfrutara, sino al contrario, porque el placer que sentía le estaba superando a pesar de que había estado conteniendo sus voces, especialmente ahora que la situación había estado algo 'tensa'. Tomó la mano del menor que le masturbaba y comenzó a hacerlo junto con él, haciendo que le apretara con más intensidad, así como involuntariamente estaba haciendo su interior con el miembro del otro, deseaba esa sensación, y fantaseaba un poco con el interior de su contrario, le había sentido tan cálido y tan estrecho, que era imposible no desearlo, aunque tenía que ver con algo un poco más allá de eso.-

Jin

Mensajes : 521
Fecha de inscripción : 20/12/2015
Edad : 21
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Mugen el Sáb Abr 30, 2016 11:33 pm

-Comienza a ser el primero en expresarse más claramente, dejándole escuchar gemidos graves y algo similar a gruñidos sin separarse del todo de su piel, mordiéndole cuando el placer le superaba, le sentía tan estrecho nuevamente, como si le succionara más adentro de su cuerpo, también le percibía molesto, probablemente por sus palabras, pero no quería sacarle de ese estado, le ponía, porque ya podía notar que pese al enfado, estaba disfrutando tanto como él- ¿Tanto asco que no dejarás que me corra dentro? -le pregunta con cierta burla, de manera dificultosa por lo agitado de su respiración, sabía que el otro hablaba por hablar, aunque sí le sujeta fuerte de la cintura, manteniéndole aprisionado con su brazo, para que no se le ocurra escaparse cuando se corra, que no le faltaba demasiado- Mierda... eres tan terco ¿no vas a gemir? -le recrimina, pensando cómo provocar eso en él, deseaba escucharlo, le empuja un poco para que salga parcialmente del agua, pero sin salirse de él, intenta darle levantadas más potentes, alzando la cadera ajena cada vez que le daba de una forma muy enérgica, buscando ese efecto que deseaba apreciar en él-

Mugen

Mensajes : 536
Fecha de inscripción : 21/12/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Jin el Sáb Abr 30, 2016 11:56 pm

-Mordía su labios con fuerza para no dejar escapar sus voces, o al menos lograr mesurarlas un poco, pues no le iba a dar gusto al otro al dejarle escuchar aquellos gemidos que buscaban salir de sus labios debido al placer, aún lo 'castigaba' un poco por lo que le había hecho enfadar, a pesar del placer que estaba experimentando. No respondió a aquellas provocaciones del otro, sino que hizo parecer que le ignoraba, a pesar de mantener aquellos contactos tan íntimos con él, sin embargo, cuando le levantó de esa manera, le fue imposible contenerse, especialmente porque en aquella posición el otro golpeaba directamente su próstata, así que no pudo contener más sus gemidos, que eran discretos a pesar de todo, pero eran tan apasionados como los del otro. Comenzó a sumergirse en un estado muy cercano al éxtasis debido al placer que estaba experimentando en ese momento y llegó al punto de perderse, sin ser consciente de lo ruidoso que llegaba a ser por momentos hasta que finalmente se tensó por completo y liberó su abundante semilla de manera copiosa y sucia.-

Jin

Mensajes : 521
Fecha de inscripción : 20/12/2015
Edad : 21
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Mugen el Dom Mayo 01, 2016 12:28 am

-Por esos movimientos por medio de los cuales le embiste, le va sacando del agua un poco más, bajando el tono de sus expresiones cuando escucha por fin al otro, ya que deseaba escuchar más de aquellos gemidos, por lo que continúa con esa manera en que le levanta, estaba siendo tan brusco con su interior, pero no creía lastimarle, ya que a diferencia de ocasiones anteriores, sus voces no tenían un tinte de dolor, quizás lo estaba acostumbrando poco a poco. A punto de correrse en el momento en que le siente contraerse y por ende apretarle, le aprieta también, masturbándole con tanta intensidad que sabía le dejaría irritado, pero nada de eso importaba tanto como llevarle al mayor placer posible y cuando lo encuentra él, se muerde el labio inferior, conteniendo una apasionada expresión como un salvaje gruñido en el que apenas susurra el nombre de su contraparte sin siquiera notarlo, cerrando sus ojos al momento de llenar su interior, podía sentir su propia corrida tan abundante, pues la última vez que se había corrido fue con él, hace días-

Mugen

Mensajes : 536
Fecha de inscripción : 21/12/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Jin el Dom Mayo 01, 2016 1:04 am

-Le pareció escuchar su nombre, aunque no estaba seguro, se sentía completamente abrumado por aquellas sensaciones tan intensas de placer que no dejaban de nacer en él, así que no tenía mucha certeza de lo que pasaba en aquellos momentos a su alrededor, sólo lo que estaba sucediendo entre él y su compañero. Un profundo estremecimiento le arrebató cuando el otro se corrió dentro suyo y le fue inevitable apretarle más entre sus paredes internas, como si de esa manera lograra lidiar con semejante sensación, aunque sucedía todo lo contrario, sólo lograba que el placer se desbordara más al sentirle tan claramente en su interior, pues su semilla lograba aquél efecto.-

Jin

Mensajes : 521
Fecha de inscripción : 20/12/2015
Edad : 21
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Mugen el Dom Mayo 01, 2016 1:24 am

-Detiene la masturbación, poco a poco, respirando de forma pesada, aún sin abrir sus ojos, como disfrutando de esos últimos momentos en que le aprieta, era tan cálido su interior y acogedor, sentía que podría quedarse dentro y no salirse, aunque su erección se iba perdiendo, aún así se mueve un poco, aprovechando la sensación residual- Sarah... -le dice al oído, no porque estuviera imaginándosela o algo así, sino tras abrir los ojos y percibirla, estaba sentada en un tronco a unos metros de ellos, en la rivera opuesta de aquel río, casi contiene la respiración, sin saber si les escuchó, aunque tampoco se mueve de la posición en que estaban, dejando que sea el otro quien decida qué harían-

Mugen

Mensajes : 536
Fecha de inscripción : 21/12/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Jin el Dom Mayo 01, 2016 1:45 am

-Le gustó bastante que se moviera en esos últimos momentos, era una sensación tan grata para él, pues llegaba a sentirse muy pleno, sin embargo cuando escuchó ese nombre, enfureció de inmediato, aunque sólo por unos instantes, ya que luego se dio cuenta a qué se refería el menor.- Te odio...-Le espetó en un susurro, sintiendo ganas de liberar un poco de aquella molestia que sintió y poco a poco se fue separando de él, quitándose la suciedad de las manos con el agua del río, para posteriormente quitarse los residuos de semen que quedaban en él. Sabía que aquella mujer era muy perceptiva y seguramente sabía qué hacían ahí, sin embargo, si ya lo sabía aquella mujer, no planeaba ser tan discreto, aunque no quería quedarse frente a ella, por lo que creía que lo mejor sería regresar a aquella casa.-

Jin

Mensajes : 521
Fecha de inscripción : 20/12/2015
Edad : 21
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Mugen el Dom Mayo 01, 2016 2:03 am

-No entiende porqué le responde con eso, le pareció extraño porque ya no estaban como discutiendo, pero aún así le deja separarse, mirándole confuso todavía, resopla, como liberándose de las sensaciones físicas residuales, se sentía relajado y la presencia de aquella no le preocupaba en realidad, después de todo era ciega, no imaginaba que tanto lograba percibir, pues aunque le había visto manejarse bien pese a su discapacidad, tampoco es que tuviera alguna habilidad fuera de lo normal. Cuando el otro sale del agua, se deja llevar por la corriente un poco para asearse, antes de levantarse también, dirigiéndose a donde estaba la otra, se sienta a su lado, aún desnudo, preguntándole qué hacía ahí despierta, conversando mientras observaba de reojo a su compañero vestirse-

Mugen

Mensajes : 536
Fecha de inscripción : 21/12/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Jin el Dom Mayo 01, 2016 2:23 am

-Cuando salió del agua volvió a enjuagarse un poco, pues al hacerlo volvió a ensuciarse de nuevo, mirando de reojo al menor antes de comenzar a secarse con la parte inferior de su vestuario, pues sabía que secaría rápido y no se enfermaría por la humedad en esa zona. Siguió a su compañero con la mirada, de manera inevitable, sorprendiéndose al ver que se acercaba a hablar con aquella mujer, lo cuál le hizo sentir cierto malestar que le era difícil ocultar en su expresión, aunque se sentía seguro debido a la escasa luz que había. Una vez terminó de cambiarse, se soltó el cabello, pues evidentemente estaba húmedo y lo sacudió un poco antes de dirigirse de nuevo al interior de aquella casa que habían ocupado, saludando apenas a aquella mujer con la que hablaba su compañero, siendo un tanto cortante, aunque no es que se preocupara por ello.-

Jin

Mensajes : 521
Fecha de inscripción : 20/12/2015
Edad : 21
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Mugen el Dom Mayo 01, 2016 2:42 am

-Cuando el otro pasa al lado de ellos y saluda a la mujer, puede notar en su expresión que estaba más molesto que antes, se preguntaba si era porque conversaban, aunque eso probablemente significaría que siente celos y no estaba tan seguro de que esa pudiera ser la causa. Más concentrado en lo que el otro pensara, apenas si escucha a su acompañante, respondiéndole que se dieron un baño e intentaban pescar de nuevo, lo cual no tenía mucho sentido en la oscuridad, pero ella parecía creerle o se hacía la inocente, pues no encontró algún comentario que dijera lo contrario. Le pregunta si regresará a la casa y tras obtener una respuesta negativa, ya que le menciona que quería refrescarse un rato, se viste, dispuesto a ir a dormir, cuando la siente acercarse y acariciar su mano, aquello le sorprende, pero no logra reaccionar mucho más que despidiéndose y continuando su camino, dejándole sola, un tanto confundido sobre las intenciones de aquella-

Mugen

Mensajes : 536
Fecha de inscripción : 21/12/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Jin el Dom Mayo 01, 2016 3:00 am

-Aprovechando la oscuridad de aquél lugar, comenzó a cepillar su cabello, para que no se enredara y se secara más pronto durante la noche, para que aquella humedad no llegase a enfermarle o algo, aunque se encontraba algo pensativo, preguntándose de qué se quedaría hablando su compañero con aquella mujer y especialmente si seguía interesado en aquella. Sabía que ese malestar que le producía imaginarlos tan juntos, se trataba de celos, le era muy extraño sentir celos de un hombre, especialmente en ese sentido, pues era una emoción que sólo se derivaba de sentimientos más apasionados y aún no tenía claro qué era lo que sentía por el otro, aunque al menor ya aceptaba que le deseaba. Le sorprendió el escucharle entrar, mirándole con curiosidad, aunque sin decir nada, y cuando acabó de cepillar su cabello, se recostó en su lugar, manteniendo cerca sus espadas.-

Jin

Mensajes : 521
Fecha de inscripción : 20/12/2015
Edad : 21
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Mugen el Dom Mayo 01, 2016 3:17 am

-Aunque estaba oscuro, con su vista ya acostumbrada a la oscuridad, puede ver la silueta del mayor, al parecer se arreglaba el cabello, así que no dice nada, solo recostándose al lado de la joven, pero no al extremo, ese espacio lo reserva para el otro, tampoco es que había mucho más espacio y sabía que no se iba a recostar donde estaban las cosas de la otra mujer. Una vez lo hace, inevitablemente se le acerca, preguntándose qué tan molesto estaba, aunque más se preguntaba la razón, además, él mismo estaba fastidiado, pues fueron interrumpidos y tenía planeado continuar 'jugando'. Se quita la espada y la deja de lado, acercándose todavía más, invadiendo su espacio personal, le roza, más no le toca concretamente-

Mugen

Mensajes : 536
Fecha de inscripción : 21/12/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Jin el Dom Mayo 01, 2016 3:26 am

-Se sintió algo incómodo al estar tan cerca de su compañero, no en sí por la cercanía, pues ya habían estado más que cerca hace unos momentos, lo que le inquietaba era incertidumbre que sentía, aunque no sabía muy bien si hablar de ello, al menos ahora que estaban sin aquella mujer compartiendo su espacio, se sentía con mayor libertad, pues tenía la certeza de que la niña dormía.- ¿Ella te gusta? -Preguntó directamente en un susurro, teniendo que acercarse un poco más a su compañero, para que aquellas palabras sólo se quedaran entre ellos. No sabía muy bien por qué había decidido preguntarle aquello, sin embargo debía aclararlo, sentía cierta necesidad por hacerlo.-

Jin

Mensajes : 521
Fecha de inscripción : 20/12/2015
Edad : 21
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Mugen el Dom Mayo 01, 2016 3:38 am

-Le es un poco extraño que le pregunte eso, pero no hace ningún comentario de burla ni nada parecido, solo se queda callado por unos momentos, tampoco estaba seguro de comprender la pregunta, no creía que antes le hubiese gustado una mujer, solo pensaba en tener sexo con ellas, satisfacer esos deseos físicos que llegaban a ponerle ansioso- Ya no me interesa follar con ella... -le responde, sin saber si eso es lo que le estaba preguntando, pero no tenía más que decir- Me dejaste seco... tendría que esperar su turno de todas maneras -le dice en tono más ligero, pero con cierta lascivia aún, como si todavía saboreara el reciente encuentro que tuvieron, de cierta forma así era, pues de tener oportunidad, continuaría, aunque de momento solo posa una mano en su muslo, acariciándolo marcadamente hasta subir a su trasero, el cual apenas aprieta, más que nada trasmitiéndole sus deseos así-

Mugen

Mensajes : 536
Fecha de inscripción : 21/12/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Jin el Dom Mayo 01, 2016 3:55 am

-Sonrió a sus adentros al descubrir cuál había sido el interés que el otro tenía sobre aquella mujer, así que se permitió relajarse en aquellos momentos, dejándose hacer por el otro mientras se atrevía a acariciarle también. No planeaba responder a aquello que el otro le había dicho, al menos no con palabras, así que compensó con aquél acercamiento, cerrando sus ojos por unos momentos, sin poder evitarlo, se sentía muy cansado y ahora, se sentía bastante tranquilo además, por lo que poco a poco fu cediendo a la pesadez que comenzaba a sentir, haciendo sus caricias un tanto más pesadas y más lentas, como difrutándole un poco.-

Jin

Mensajes : 521
Fecha de inscripción : 20/12/2015
Edad : 21
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Mugen el Dom Mayo 01, 2016 4:08 am

-Esperaba algún tipo de respuesta, pero no se imaginó que ésta sería por medio de caricias también, sin embargo, logra percibir el cansancio en el otro, por lo que decide no fastidiarle más, aunque pasó por su mente, de una forma fugaz, el obtener un beso suyo, abandona la idea, de todas maneras si no iban a hacer nada más, suponía que un contacto de ese tipo sobraba. Por su parte decide no pensar mucho las cosas y dejarse llevar por la tranquilidad que siempre tenía obtenía tras un orgasmo como el que tuvo. En cierto momento, ya con los ojos cerrados, siente un escalofrío, de repente le pareció que la temperatura había bajado, quizás por ponerse la ropa estando tan mojado, así que instintivamente se acerca más al otro, pese a no ser consiente de ello al estar más dormido que despierto, comenzado a ser vencido por la somnolencia-

Mugen

Mensajes : 536
Fecha de inscripción : 21/12/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Usami Akihiko el Lun Mayo 23, 2016 8:28 am

Tatsuya Kamiko con Meiko Raion.
21 de mayo a las 0:22 ·
-Al fin habían logrado conseguir dinero la noche anterior, por lo que aquella semana volvía a ser buena, y tras un buen almuerzo, decidieron, o más bien, aquella joven a la que acompañaban, decidió pasar a hacer algunas compras curiosas, pues estaban en una zona con varios comercios.-
Me gustaMostrar más reacciones
Comentar
Comentarios

Meiko Raion -A pesar de que hubiesen tenido unos días buenos en cuanto a cubrir necesidades básicas, se sentía increíblemente aburrido, necesitaba ejercitarse, y no solo con su compañero a solas, sino algo de acción, si los líos no lo buscaban, los tendría que buscar él- Voy a convertir ese dinero en más... ¿se lo tu quitas a la niña? -le pide en un susurro, pasando un brazo alrededor de su cuello para hablarle al oído, como solía hacer-
Me gusta · Responder · 21 de mayo a las 0:30

Tatsuya Kamiko -Resopló con cierta molestia al ser tomado de esa manera, pues le incomodaban ese tipo de acercamientos, aunque aún así le escuchó.- ¿De nuevo piensas hacer apuestas ilegales? -Le cuestionó, aunque en voz baja mientras se acomodaba un poco las gafas, pues no quería que aquella chica les escuchara.-
Me gusta · Responder · 21 de mayo a las 0:39

Meiko Raion Si ganamos podemos ir a un burdel... los de esta zona son famosos -le susurra en respuesta, aunque le parecía un poco raro decirle eso a él, antes era normal, pero últimamente no estaba tan seguro, además, no había ido a uno desde hace tiempo-
Me gusta · Responder · 21 de mayo a las 0:46

Tatsuya Kamiko -Por un instante aquella propuesta le incomodó, no sabía describir porqué, pero la situación era extraña por los acercamientos que habían tenido últimamente, aunque no era del todo mala.- Sólo no le quites todo el dinero...-Le dijo, pues eso les daría tiempo, o eso creía.-
Me gusta · Responder · 21 de mayo a las 0:57

Meiko Raion La idea es que tu se lo quitaras -le responde, chasqueando la lengua, de cierta manera le sorprendió que el otro no se opusiera a su idea de un burdel, aunque recordaba que habló de querer 'meterla', así que sospechaba que aquello le estaba haciendo falta. Sin querer pensar más en eso, escucha su consejo y crea una distracción al irse a abrazar a la otra mujer, provocando cierto forcejeo con la más joven que le reprime, a la que logra quitar fácilmente el dinero que llevaba-
Me gusta · Responder · 21 de mayo a la 1:07

Tatsuya Kamiko -No respondió nada al respecto, pues no tenía nada que decir en realidad, especialmente si el otro ya lo iba a hacer, sólo le restó quedarse pendiente de aquello, observando con cierto desagrado cómo se le abrazaba a aquella mujer, no por el hecho de que lo hiciera, sino que a aquella definitivamente le gustaba,, podía notarlo y notó también que, a pesar de presentir aquello, ni siquiera evitó a su compañero, sin embargo, una vez el otro obtuvo lo que requería, le siguió, no planeaba quedarse con aquél par de mujeres.-
Me gusta · Responder · 21 de mayo a la 1:34

Meiko Raion -Había observado de reojo la reacción del otro cuando abordó a la mujer, tenía interés por ver si de nuevo expresaba celos y aunque el cambio en sus gestos fue sutil, logró identificarlo, lo cual le satisfacía. Una vez logran irse de ahí, resopla como aliviado, no estaba seguro de porqué, pero se sentía mejor a solas con él- Vi un salón yakuza en las afueras... -le explica, ya que notó que pasaron ese lugar hacía un rato, antes de entrar al pueblo-
Me gusta · Responder · 21 de mayo a la 1:41

Tatsuya Kamiko -Le miró con cierta extrañeza, aunque más que nada con curiosidad tras escuchar aquella expresión de alivio, era bastante extraña la manera en que el aura cambiaba estando los dos solos, contrastaba por completo a cuando se conocieron, pues siempre querían pelear y ahora salían a divertirse juntos...más aún, buscaban tiempo para estar a solas y eso le hacía sentir escalofríos.- Imaginaba que no lo pasarías por alto -Le respondió, pues sabía que el otro tenía cierta afición por ese tipo de lugares, ya lo conocía un poco.-
Me gusta · Responder · 21 de mayo a la 1:50

Meiko Raion Vamos... ¿no ardes en ganas también? -le responde con su habitual tono algo burlista, hablando como en doble sentido solo para disfrutar de las expresiones ajenas- Hace tanto no uso mi espada en una pelea decente que creo que mi habilidad se oxidó -agrega, exagerando en ese aspecto, pero en verdad se había sentido ansioso, aquello comenzaba a pesarle más que la falta de sexo, quizás porque se habían estado 'atendiendo' mutuamente en cuanto tenían oportunidad-
Me gusta · Responder · 21 de mayo a la 1:55

Tatsuya Kamiko De lo contrario no te habría seguido -Le respondió, devolviéndole aquel juego de palabras, aunque también estaba atento a sus reacciones. Sonrió para sí mismo al escuchar aquello otro que su compañero mencionaba, pues él se sentía de igual manera, no es que tuviera ansiedad como tan por pelear, pero no podía negar que llegaba a disfrutar de la adrenalina que llegaban a tener en aquellas aventuras, que ya eran tan comunes para ellos.-
Me gusta · Responder · 21 de mayo a las 2:05

Meiko Raion -Sonríe para sí al notar que había comprendido desde un principio que la excusa de las apuestas era en realidad para buscar con quien medir sus habilidades, era lo habitual para él, no pasaba mucho tiempo sin luchar con alguien- Pensé que me seguías porque querías follar conmigo -le dice tras caminar un rato en silencio, ya se estaban adentrando al bosque que estaba justo entre el límite del pueblo y la casa de apuestas-
Me gusta · Responder · 21 de mayo a las 2:12

Tatsuya Kamiko En realidad lo del burdel me parece mejor idea -Le respondió directamente, sintiendo cierta curiosidad por la reacción de su compañero, se preguntaba si para él también había sido raro el considerar aquello, aunque ciertamente no se sentía con tanto problema de ir a uno.-
Me gusta · Responder · 21 de mayo a las 2:37

Meiko Raion -Frunce el ceño y se sonríe ladino, no esperaba esa respuesta, pero presentía que el otro quería provocarle malestar, de cierta manera lo lograba, ya que su ego se veía lesionado si no lograba satisfacerse sexualmente con lo que habían estado haciendo- Esta vez definiremos de antemano quien se deja a la mejor puta -le avisa, desenvainando la espada repentinamente, le ataca, sin jugar, su ataque era seriamente mortífero, pero tenía claro quien era su rival, así que aunque busca su garganta, presiente que no llegará a cortarla-
Me gusta · Responder · 21 de mayo a las 2:50

Tatsuya Kamiko -Pudo leer en aquella expresión que el otro no había esperado aquella respuesta, lo cuál le causó cierta gracia, aunque cuando le espetó aquello, pudo ver en su mirada que estaba a punto de atacarle, así que no dudó ni un segundo en blandir su espada mientras evadía instintivamente aquél peligroso ataque del otro, aunque tampoco tardó en ir contra él, pues no planeaba sólo defenderse, no en un encuentro con aquél, y sin importarle el 'propósito' que el otro había marcado para ese duelo, avanzaba seriamente, sabía que de todas maneras no terminaría con esos resultados y además, el otro al ser un rival de su nivel, merecía ser correspondido en habilidades.-
Me gusta · Responder · 21 de mayo a las 3:03

Meiko Raion -Sonríe más al escuchar ese choque seco entre las espadas, le gustaba bastante eso, sentía como encendía su adrenalina, así que tras el choque inicial, intenta confundirle con sus movimientos, procurando sacarle de su zona de confort por la manera de atacar menos ordenada que la de su rival, aprovechando los árboles del bosque al que comenzaban a adentrarse, le atacaba de forma agresiva, sin darle un respiro, ya que tenían tiempo sin enfrentarse y creía que debían hacerlo hasta por lo menos sudar, que valiera la pena, para él, la recompensa era la batalla no el premio por el que dijo que lucharían- Tienes suerte... que he dejado descansar tu trasero -le dice en cierta pausa, puesto que días atrás no hubiese soportado ese ritmo de confrontación-
Me gusta · Responder · 21 de mayo a las 3:15

Tatsuya Kamiko -Sabía que el otro buscaba desconcertarlo con aquellos movimientos tan extraños, que aunque parecían tener cierto ritmo, no eran consecuentes al anterior, sin embargo, aunque no pudiera leerlo en base a eso, sí reaccionaba ante los movimientos más definitivos que realizaba, aquellos que no podrían cambiar fácilmente, aunque no se basaba sólo en eso, pues sabía que no podía confiar en que el menor eligiera algo definitivo, por lo que también hacía uso de su instinto, sin entorpecer debido a los árboles, no era ningún novato como para no poder lidiar con ello.- ¿Dejamos de hacerlo porque querías pelear? -Le preguntó mientras avanzaba hacia él, quedando a centímetros del rostro ajeno mientras ambos presionaban con sus espadas, impulsándose hacia atrás con esa misma fuerza para evitar un ataque del otro.-
Me gusta · Responder · 21 de mayo a las 3:46

Meiko Raion -Esperaba estar unos instantes más en esa posición tan cercana, por lo que le frustra que logre 'escaparse', así que le sigue atacando, logrando por unos momentos guiar las acciones y hacerlo defenderse- Quizás... -le dice en respuesta simplemente, lo cierto es que no planeaba tanto a futuro, antes en verdad pensó ir a luchar con simples yakuzas, fue en el camino que descifró que su mejor opción estaba frente a sus ojos. Deseaba otro acercamiento más concreto, así que le ataca usando bastante fuerza física, intentando acorralarle, aunque el otro era tan hábil que intentar acorralarlo más bien era peligroso, ya que sacrificaba un poco de su propia capacidad de reaccionar a los movimientos de su espada que aunque técnicos, no le parecían predecibles, especialmente por su capacidad de adaptación- Me pone tu aroma... -le susurra descarado, siendo algo seductor pero sincero cuando por fin logra mantenerle unos momentos acorralado contra un árbol grueso, presionándole con su espada que se medía con la ajena, notando que parecían crujir, se preguntaba qué tanto resistirían sin quebrarse-
Me gusta · Responder · 21 de mayo a las 4:00

Tatsuya Kamiko -Ignoró aquella respuesta, pues sabía que el otro no podía planear a tan largo plazo, y mucho menos comprometiendo algo que tanto le gustaba, aunque sabía que prefería la acción de una batalla a un contacto más íntimo. Le sorprendió que le acorralara de esa manera, mirándole fijamente a los ojos, bastante serio, pues aquella posición era ciertamente peligrosa por la cercanía en la que se encontraban, sin embargo aquél comentario le hizo resoplar, ya se imaginaba que le iba a a decir algo semejante.- Eres un imbécil -Le respondió, manteniéndose en aquella posición por unos momentos más hasta que logró desviar la espada del otro, aprovechándose de la fuerza que ambos habían aplicado, haciéndose hacia un lado rápidamente y atacándole de nuevo una vez logró una posición estable, deteniéndose a milímetros de la garganta del otro, pues su cuello también corría el riesgo de ser cortado por la espada del otro.-
Me gusta · Responder · 21 de mayo a las 14:54

Meiko Raion -No le sorprende el que finalmente se pueda zafar y contratacar, era una de las fortalezas de su rival y la tenía clara, tanto por haber luchado con él, como por haberle visto derrotar a tantos otros, especialmente en las peleas más importantes- Un imbécil que te calienta -le dice con suficiencia en respuesta cuando están cerca de nuevo, no podía ser el único que se estaba excitando al luchar con él, la sola manera en que se presionaba una espada con la otra, le hacía estremecer un poco, era la adrenalina que estuvo necesitando ese tiempo. Busca sorprenderlo, así que manteniendo su espada muy cerca del cuello ajeno, avanza lo suficiente para robarle un profundo y marcado beso, provocando con esa acción que la espada ajena le corte un poco la piel de su cuello, pero tenía la certeza de que el otro no terminaría por matarle en verdad, si deseaba hacerlo, esa era su oportunidad, aunque también mantenía su espada lista para penetrar la piel de su contrincante en caso de que las cosas se salieran de control, estaba seguro de que sentía el frío filo, pero se cuida de no cortarle él, al menos de momento-
Me gusta · Responder · 21 de mayo a las 19:37

Tatsuya Kamiko -Le echó una rencorosa mirada tras aquellas palabras, muy molesto, más que nada porque no podía negar aquello que le echaba en cara, ciertamente el otro había comenzado a calentarle, no sabía en qué punto había obtenido su atención de esa manera y eso le desagradaba bastante, aunque no iba a reconocerlo frente a él jamás. Aquél acercamiento le tomó por sorpresa, pues no creía que aprovechara una situación así para besarle, por lo que apenas pudo reaccionar, recibiéndolo con una mordida, que no fue tan fuerte, pero sí lo suficiente como para que no la pasara por alto, profundizando aquél contacto por unos momentos, aunque no bajaba la guardia, estaba listo para continuar atacando de ser necesario, aunque en ese momento, ambos corrían peligro si comenzaban a atacar de nuevo.-
Me gusta · Responder · 21 de mayo a las 20:05

Meiko Raion -Esa mirada tan llena de rencor y la manera en que le muerde no hacen más que provocar más sus ansias, disfrutaba mucho ese tipo de contactos con él, especialmente el desconcertarle con su personalidad, y a diferencia del otro, él no sentía necesidad de ocultar que le gustaban esos juegos entre ellos. Podía sentir un hilo de su sangre deslizarse por su piel, manchando la hoja de la ajena, por lo que en cierto momento afloja la presión que hacía con su propia katana, para que el otro se sienta en confianza de hacer lo mismo y deje de cortarle- Suéltala... -le pide, usando su mano libre para acercarle más, posándola en su cadera, aunque no podía acercarse tanto como deseaba porque las espadas en medio aún, podrían cortarlos-
Me gusta · Responder · 21 de mayo a las 20:28

Tatsuya Kamiko -Le miró extrañado cuando sintió que apartó su espada, pues no esperaba algo así, aunque todo en él era impredecible. Resopló suavemente tras aquella petición, cerrando los ojos por unos momentos antes de observarle con seriedad.- Tú también, al mismo tiempo -Le dijo, como si fuera un trato, y poco a poco fue alejando su espada, manteniendo su mirada fija en la del otro, pues al menos aquello le daba confianza, y en cierto momento soltó su espada, escuchando cómo la propia y la ajena chocaban contra el piso, y aunque estaba preparado para tomar la espada extra que tenía, se dejó llevar por el otro en ese beso con el que volvió a atacar su boca, llevando sus manos a los cabellos ajenos, no sabía porqué instintivamente siempre terminaba aferrado a ellos, quizás porque le gustaba mucho jalarlos y lograr guiarle un poco de esa manera.-
Me gusta · Responder · 21 de mayo a las 20:45

Meiko Raion -Le hacía gracia que fuera tan desconfiado, cuando él por el contrario, confiaba mucho en su contraparte, quizás porque sabía que por su orgullo samurai nunca haría algo realmente deshonroso, de ahí que no le atacaría desarmado ni en desventaja, aunque ciertamente, aunque suelta su espada, no lo estaba del todo, quedaba su daga oculta, de la cual sus compañeros de viaje desconocían su existencia, esperaba nunca tener que dejarles conocer ese as bajo la manga. Pero una vez no hay nada entre ellos, le aprisiona contra su cuerpo con ambos brazos, haciéndole pegarse completamente contra sí, no se contiene de acariciar su espalda y apretar su trasero, dejándole ver sus deseos en medio de aquel beso que le permite guiar por momentos, incluso disfrutaba que le jalara los cabellos con tanta pasión-
Me gusta · Responder · 21 de mayo a las 20:59

Tatsuya Kamiko Eres un bastardo caliente -Le espetó en medio del beso, aunque no dejaba de besarle con intensidad, jalando sus cabellos con cierta saña mientras le dejaba sentir sus uñas sobre su espalda, dejando que se deslizaran sobre la ropa ajena, como una manera de reclamarle por aquellas caricias que le hacía, le molestaba mucho que su cuerpo se acostumbrara tan rápido a las caricias del otro, aunque no es que recién hubiesen comenzado con aquello, mas no quería pensar en eso en aquellos momentos. Tiró de sus cabellos con fuerza en el momento en que las caricias del otro se volvieron demasiado íntimas, pues le incomodaba un poco, aunque por otro lado también le calentaba
Me gusta · Responder · 21 de mayo a las 21:13

Meiko Raion -Le es un tanto gracioso que le acuse de ser caliente cuando le estaba correspondiendo con las mismas ganas, ya no veía en él nada del asco de las primeras veces en que le tocó, así que le hace recordar eso al tocarle de una forma más íntima aún, hundiendo sus dedos en medio de sus nalgas, dándole un apretón y buscando rozar cerca de su entrada, a pesar de que aún era protegido por la ropa- Todavía podemos ir al burdel... pero cobran extra por chuparla... -le recuerda, sabiendo que el otro conocía ese dato y tampoco es que tuvieran tanto dinero, de ahí que necesitarían ir a apostar para que fuera suficiente. Necesitaba un apoyo, así que tantea tras de ellos, buscando recostarle contra uno de los árboles, lo cual les protegía de cierta manera de la vista de cualquier viajero curioso. Entre el beso se frota un poco contra uno de sus muslos, mostrándole así la erección que tenía ya, y que fácilmente se sentía a través de su delgado pantalón-
Me gusta · Responder · 21 de mayo a las 21:29

Tatsuya Kamiko -Rehuyó a aquellos contactos tan directos, pues aún le incomodaban bastante, especialmente que tocara su entrada de esa manera tan confianzuda, por lo que le hizo un poco hacia atrás, entreabriendo su mirada para observarle luego de que soltó aquello.- ¿Piensas chuparla? Sino, aún podemos ir...-Le dijo, dando inevitablemente un par de pasos hacia atrás hasta toparse con aquél árbol, pues si no lo hacía, perdería el equilibrio y terminaría cayendo, y no quería un contacto de ese tipo, a pesar de lo cercanos que estaban en aquellos momentos. Se sorprendió un poco al sentir su erección, molestándose inevitablemente, pues parecía que aquél duelo que tuvieron verdaderamente le había excitado y eso le parecía desagradable.-
Me gusta · Responder · 21 de mayo a las 21:56

Meiko Raion -Se separa del beso, riendo descaradamente divertido por lo que dice y la expresión de molestia que tenía desde hace rato, parecía inconforme con todo y como le advirtió desde el principio, le gustaban difíciles, aunque se refería a las mujeres, podría incluírle- Tu eres quien me lo debe... y pienso cobrar justo ahora -le recuerda, pues eran varias las deudas pendientes, aunque también había fantaseado con atenderle de esa manera y probablemente terminaría haciéndolo si en el proceso se le antojaba, pero antes le era más importante cobrar algo de esas deudas acumuladas. Para motivarle, se acerca a su cuello, besándole como le gusta, de una forma ruda que incluso le marque a la primera succión, notando que las últimas marcas que había dejado ya estaban casi devanecidas- La última vez lo hiciste mejor que cualquiera de burdel... -le susurra entre una succión y otra, manteniéndole sujeto contra sí-
Me gusta · Responder · 21 de mayo a las 22:15

Tatsuya Kamiko -Frunció el entrecejo al escuchar aquello y resopló, pues ciertamente recordaba que le 'debía' algunas cosas, pero no planeaba pagar de esa manera, era demasiado para él.- Puedo pagarte de otras formas...-Le ofreció, aunque sabía que sus palabras no tendrían ningún efecto sobre el otro, o quizás sí, pero eso tendría que averiguarlo al escuchar su respuesta, mientras tanto, se dejaba hacer un poco, suspirando suavemente al sentir aquella primera y profunda succión, aferrándose un poco a él mientras le dejaba escuchar un par de suaves jadeos. No sabía por qué le dejaba hacer con tanta facilidad o porqué aceptaba ese tipo de placer que le brindaba, llegando a apenarse un poco al recordar aquél encuentro que tuvieron frente a aquella mujer yakuza, aunque no dijo nada al respecto, sólo se dejó hacer, presionándole contra su cuello para impedirle que hablara, pues no quería escucharlo, no ahora que acercaba su mano libre a la entrepierna ajena para estimularle.-
Me gusta · Responder · 21 de mayo a las 22:36

Meiko Raion No, quiero eso... -le dice con su tono de habitual capricho que le dejaba claro que no deseaba escuchar o probar otras alternativas de momento, aunque sí le complace en cuanto a callarse, había aprendido que el otro sobrellevaba mejor esos contactos si callaba un rato y dejaba de fastidiarle, por lo que utiliza la boca para estimularle mejor, llegando a dar una lamida donde dejó sensible la piel con las succiones, buscando luego jugar con el lóbulo de su oreja, en tanto sus manos continuaban las caricias, manteniéndolas muy ocupadas con su trasero, sabía que aquello no le agradaba mucho, pero que le estremecía aunque supuestamente lo odiara. Una vez siente como por fin le comienza a masturbar, se mueve un poco para marcarle el ritmo que deseaba-
Me gusta · Responder · 21 de mayo a las 22:47

Tatsuya Kamiko -No respondió ante aquello, prefería mantenerse callado pues no le gustaba reconocer que aquellos acercamientos con el otro le calentaban aunque quedaba bastante claro por la manera en que llegaba a corresponderle. Se removió un tanto inquieto ante las caricias que el otro dejaba en su trasero, pues no terminaban de gustarle, aunque no se negaba a ellas del todo; un suave jadeo se le escapó al sentirle en su oreja y le buscó debajo de los pantalones, apretándole con firmeza mientras dejaba que el menor marcara su ritmo, calentándose un poco al sentirle tan rígido y tan caliente entre su mano, por lo que impulsivamente descubrió su glande, retrayendo la piel que le cubría para estremecerlo con el placer que experimentaría.-
Me gusta · Responder · 21 de mayo a las 23:02

Meiko Raion -Le deja escuchar algunas expresiones en su oído, así como le deja sentir su aliento al jadear, permitiiéndose disfrutar de la mano ajena que era tan delicada como todo el otro, a pesar de que la delicadeza de su mano contrastara con la habilidad que usaba al atenderle- Bastardo... -le susurra en cierto momento, pero la expresión era de gusto y sorpresa cuando sintió la sensibilidad de su glande descubierto por él, le paga esas atenciones al desquitarse con su cuello, ya ni tomaba en cuenta que sus compañeras de viaje podrían comenzar a sospechar que al ausentarse y volver, iban con ese tipo de evidencias en su cuerpo, asimismo, le castiga al dar un fuerte apretón a una de sus nalgas- Tu boca... -le recuerda con capricho, y cierto tono autoritario, se moría por sentir la calidez de su boca ahora que estaba tan excitado-
Me gusta · Responder · 21 de mayo a las 23:19

Tatsuya Kamiko -Casi sonrió cuando fue llamado así, pues ciertamente le gustaba estremecerlo de placer, así que continuó con aquella estimulación, presionando con su pulgar varias veces cerca de la uretra y delineando casi aquella forma de la cabecilla, con confianza, pues la noche anterior se habían bañado bastante bien y tenía la certeza de que su compañero se encontraba limpio, aunque luego de aquél recordatorio caprichoso, se cohibió un poco.- Caliéntame más y lo haré...-Le respondió, apretándole un poco si poder evitarlo.-
Me gusta · Responder · 21 de mayo a las 23:46

Meiko Raion -Mantiene los ojos cerrados, atendiendo a esa petición al recorrer otras partes de su cuello, haciéndole ladearlo para el otro lado, llenándole de succiones, no sin antes pasar por su garganta, dejándole sentir su descuidada barba a su paso- Te dejaré meter un dedo... -le dice separándose un poco para encontrarse con su mirada y ver su expresión ante eso, manteniendo el ceño fruncido y una sonrisa ladina, claramente buscando provocarle a jugar un poco más, ya que en ocasiones anteriores, especialmente la última, había comprendido lo que el otro deseaba y no fue tan desagradable en el río- Si me gusta, dos... -finaliza, sabiendo que aquello no solo le sorprendería sino que era una oferta imposible de rechazar, lo sabía porque fue similar a cuando él le atendió con su boca la primera vez-
Me gusta · Responder · Ayer a las 0:01

Tatsuya Kamiko -Ladeó su rostro tras unos instantes, pues no le gustaba sentir que 'obedecía' al otro, aunque disfrutaba bastante de aquellas atenciones, sabía que su compañero había aprendido qué era lo que le gustaba y eso no le agradaba del todo, aunque ya no le incomodaba tanto que llegaran a ser tan íntimos. Se separó un poco de él al escuchar aquellas palabras, observándole con sorpresa, pues no terminaba de creer aquél ofrecimiento, le parecía mucho tratándose del otro, aunque aquella expresión tan confiada le indicaba que iba en serio, sintiéndose bastante excitado cuando aumentó aquella oferta, por lo que se separó por completo de él y le hizo acomodarse contra el árbol.- Con ésto saldo mi deuda entonces...-Le dijo, acercándose casi con la intención de robarle un beso, aunque sólo le dejó una fuerte mordida antes de deslizarse por su cuello, donde dejó profundas marcas mientras continuaba masturbándole con ganas, como decidiéndose aún si terminaría haciéndolo o no, aunque finalmente se inclinó ante él a la altura de su hombría, sintiéndose bastante molesto y apenado a la vez, aunque finalmente se decidió a comenzar a recorrerle con lamidas y succiones, antes de que el otro le presionara a hacerlo, comenzando por su húmedo glande, limpiando el líquido pre-seminal que había manado hace unos momentos, haciendo una ligera mueca por el sabor tan fuerte que tenía, aunque no dejaba de estimularle con su mano.-
Me gusta · Responder · Ayer a las 0:51

Meiko Raion Solo si lo haces bien... -le responde, omitiendo que si se ponían a contar, en realidad quedaban algunas deudas más, pero ya las usaría para otra ocasión en que estuviera poco dispuesto como ese día, aunque evidentemente no pasa desapercibido para él, el hecho de que a cada momento se mostraba más caliente, incluso sintió su erección cuando hubo más roce. Estaba por presionar su cabeza con rudeza al ver que se tardaba, preguntándose qué tanto le detenía si le dejó claro en ocasiones anteriores lo experimentado que era, pero al ver que sí comienza, posa la mano en su cabeza, apretando su coleta para sostenerse, pero sin presionarle mucho, dejándole de momento, hacerlo a su ritmo, solo arquea un poco su espalda, estremeciéndose al por fin sentir su lengua, pese a que le hace reír ver su expresión de cierto rechazo, probablemente por el sabor, no oculta su gracia por el asunto, que además aumentaba su morbo-
Me gusta · Responder · Ayer a la 1:21

Tatsuya Kamiko -Frunció el entrecejo cuando le tomó del cabello de esa manera, pues sentía que quería controlarlo y eso no le gustaba, aunque le dejó hacer, de todas maneras no esperaba que fuera demasiado fastidioso, al menos de momento. Cerró sus ojos, centrándose en atenderle, por lo que bajó sus pantalones por completo para tener más acceso a él, estimulando un poco sus testículos mientras continuaba recorriéndolo con largas lamidas y algunas succiones en las cuáles jalaba un poco de aquella piel 'extra', llegando a meter un poco su lengua dentro de ésta mientras rodeaba su glande antes de por fin engullir poco a poco su rígida y cálida hombría, bombeando de manera imperiosa desde la base para contrastar con aquellas atenciones más tortuosas que le brindaba con su boca.-
Me gusta · Responder · Ayer a la 1:43


Escribe una respuesta...





Meiko Raion -Aprieta los cabellos entre su mano, sin ocultar el estremecimiento que le provocaban esas atenciones, su glande era tan sensible y no estaba acostumbrado a algo así, él solo se masturbaba de manera ruda y ese cambio le hacía sentir incluso débil por momentos, aunque en cierto punto reacciona- Ah... maldita sea, solo hazlo -le dice más desesperado, no es que no estuviera disfrutando, pero tenía una imperiosa necesidad de entrar en su boca, así que le presiona más la cabeza, se quita la funda de su espalda que llevaba colgada y la deja caer para que no incomode en su espalda, quedando así completamente desarmado, era poco usual para él, ya que estaban a plena luz del día y en el bosque, usa luego esa mano para sostenerse del hombro ajeno, como una manera de mantenerle ahí también, ya que sabía que cuando lo obligaba un poco, terminaba por oponerse al dominio, así que previene que se le intente escapar cuando comienza a buscar entrar más profundo a su boca-
Me gusta · Responder · Ayer a las 2:09

Tatsuya Kamiko -Ignoró aquellas palabras y siguió con lo suyo, pues disfrutaba bastante de verle tan estremecido, y no sólo lo notaba en sus expresiones, sino que podía sentirlo directamente en su boca, la manera en que el miembro ajeno palpitaba entre sus labios con cada una de sus acciones. Lograba apenarle y no podía evitar cierto matiz rosado sobre sus mejillas, aunque desde la posición del otro, esperaba no ser visto y trató de que la atención del otro no fuera en ese sentido al empeñarse más en la manera en que lo atendía, apretándolo con firmeza entre sus labios mientras aumentaba la cadencia del vaivén que había marcado en un principio. Se molestó un poco cuando le tomó con mayor firmeza, pues sabía que buscaría un contacto más profundo, y se separó un poco para tomar un respiro, dejándole sentir su cálido y agitado aliento contra su glande descubierto, apretando por momentos sus testículos, aunque no pudo hacer nada cuando el menor terminó por buscar más de él, sintiéndose bastante incómodo por la manera en que llenó su boca por completo, así que, aunque no rehuyó, metió a la fuerza un par de dedos a la boca ajena, mirándole casi retador, como para ver quién terminaba usando su boca de mejor manera y le dejó en claro lo que buscaba al mover sus manos con un ritmo semejante al que lo atendía, succionando con intensidad, de una manera que sabía muy placentera.-
Me gusta · Responder · Ayer a las 2:27

Meiko Raion -Estaba tan concentrado en las sensaciones al haber logrado entrar por fin en la boca de su compañero que no comprende qué intenta hacer al meter los dedos en su boca, por lo que le mira con cierto desconcierto unos momentos, casi como la primera vez que le ofreció dejarse penetrar a cambio de chupársela, recordando de repente, aunque de forma muy vaga que habló de más para convencerle hace un rato, aún así, no iba a echarse para atrás en lo que dijo, no es que fuera por mantener su palabra, sino que su orgullo le hacía demostrarle que podía ponerse a su nivel, por lo que realiza algunas succiones a ese par de dedos, no veía aún qué era lo interesante de hacerlo, pero si eso quería, a cambio aprieta más su coleta que sostenía para moverse con más vehemencia contra su boca, disfrutando de que podía entrar casi por completo, obligándole a que le trague aún más, ya que quería estar plenamente adentro, por lo que le motiva al jugar con la lengua, lamiendo y estimulando esos dedos, llegando a morderle, con cierta reprimenda cuando quiere excederse en cómo los mueve-
Me gusta · Responder · Ayer a las 2:44

Tatsuya Kamiko -Le dio cierta gracia el notar aquella confusión en su expresión, sin embargo le ignoró una vez comenzó a atenderle, se imaginaba que el menor no tenía la más mínima idea de para qué le hacía chupar sus dedos, lo cuál le cautivaba un poco, aunque no se detuvo demasiado en aquellos pensamientos sino que continuó con lo suyo, pensaba hacerle sentir mucho placer en aquellos momentos, para luego poder actuar libremente, así que se esforzaba por recibirle en su boca, conteniendo las arcadas que llegaba a provocarle, pues no estaba acostumbrado a ser tratado con aquella vehemencia, dejándole entrar varias veces a su garganta, aunque en cierto momento se separó, sin importarle lo mucho que el menor le presionaba y se dedicó por unos momentos a su glande mientras le masturbaba con la misma vehemencia conque el otro había arremetido contra su boca hace unos momentos, simulando un intenso beso sobre aquella zona tan sensible, succionándole con bastante fuerza tras darle insistentes lamidas sobre la uretra. Mientras tanto, movía sus dedos dentro de la boca ajena, llegando algo profundo en aquella húmeda cavidad antes de ser mordido, aunque continuó jugando un poco más con aquella ávida lengua que le empujaba hacia afuera por momentos y cuando lo creyó necesario, los sacó por completo, dirigiéndose hacia su entrada, en el mismo momento en que volvía a engullir aquella rígida hombría, la cuál apretaba fuerte entre sus labios mientras seguía un intenso vaivén para distraerle de la manera en la que estimulaba su entrada, acariciándole un poco primero, aunque tras unos instantes de ese estímulo, comenzó a presionar un dedo dentro de su cuerpo, aprovechando la cierta viscosidad de la abundante saliva que acababa de recoger de su boca.-
Me gusta · Responder · Ayer a las 3:08

Meiko Raion -Comenzaba a sentir que el otro estaba llevando mayor control, pese a que embestía contra su boca y lo hacía de una manera intensa, no percibía que las cosas se estuviesen haciendo solo a su manera, por ese juego que realizó con los dedos en su boca y que finalmente logró descifrar cuando los nota ensalivados, lo cual le hace pensar por un momento sobre aquel permiso que le había dado, pero cada vez que intentaba pensarlo más concretamente y quizás detenerle antes de que comenzara, las atenciones que recibía volvían a desviar la ruta de su pensamiento, le costaba contenerse lo suficiente para no correrse aún, pues quería disfrutar más, así que cuando nota los dedos en su entrada, procura ignorarlos, pensando más en el placer que en esta oportunidad le parecía más intenso que la otra vez que recibió ese 'trabajo' de él- Eres un maldito pervertido... -le dice tratando de tomarse un respiro, entre los jadeos y gemidos un tanto ahogados que dejaba escuchar, más que una queja, sus palabras denotaban un deje de sorpresa y su gusto por conocer ese lado de la personalidad de su compañero, aún le impresionaba el cómo le hacía entrar hasta su garganta y ver que no lo hacía con asco en realidad, era muy distinta a la imagen que tenía de él antes de que comenzaran a hacer algo-
Me gusta · Responder · Ayer a las 3:30

Tatsuya Kamiko -Pudo notar cierta resistencia en el menos por la manera en que se tensaba mientras le acariciaba, aunque no podía negar que eso le calentaba bastante, por lo que se dedicó un buen tiempo a ponerle ansioso, presionando su entrada varias veces antes de comenzar a adentrar su dedo medio en él, aunque en ese momento le dio una fuerte y estremecedora succión para distraerlo un poco y poder continuar adentrándose a su cuerpo con aquél falange, mientras que el otro comenzaba a presionar un poco también para abrirlo más. Aquellas palabras le hicieron sonreír sin poder evitarlo, pues en efecto, era algo sucio en el sexo, en esos momentos estaba completamente excitado por sentir tan claramente el apretado y cálido interior del menor, la manera en que se contraía sobre su dedo era exquisita, así que no pudo resistirse más y terminó por meter un segundo falange, moviéndolos en un suave vaivén en el que se adentraba cada vez más a su cuerpo, separándose unos momentos para jadear con agitación.- También me calientas...-Le confesó sin pensarlo, quizás como una manera de descargar todo el calor que sentía en aquellos momentos, y tras ésto, volvió a adentrarlo en.su húmeda y calida cavidad.-
Me gusta · Responder · 20 horas

Meiko Raion -Su atención comienza a ir también a la manera en que le tocaba tan íntimamente, por supuesto que no estaba acostumbrado, pero no le iba a dejar notar que el asunto le preocupaba, además, aunque no sabía si ese era el propósito real de su compañero, la manera en que acariciaba su entrada le provocaba una sensación nueva, como de ansiedad que solamente era satisfecha cuando comenzó a invadirle, lo cual era tan extraño como estremecedor, le dolía también y eso provocaba que recordara imágenes del otro sangrando luego de su primer y especialmente segundo encuentro, temía que se fuera a desquitar, aunque curiosamente sus palabras le hacen dudar menos, sabía que el otro era poco expresivo y escucharle decir eso le sorprendía- Malnacido... Sí metiste los dos -le espeta en reclamo, ocultando en su tono de molestia, el hecho de que había sido incómodo pero también le había gustado, no podría precisar porque, pero aquello ciertamente era algo placentero, aún cuando mueve los dedos, lo cual le hace tensarse por momentos- Tendrás que tragar... -le advierte, volviendo a su malicioso tono habitual, no es que recién lo decidía, lo había planeado desde el inicio pero ahora sentía que era más que justo que lo hiciera en compensación, así que no suelta sus cabellos, previniendo que quiera rechazarlo-
Me gusta · Responder · 14 horas

Tatsuya Kamiko -No respondió ante su reclamo, sino que continuó empeñándose en su labor, sabía que para el otro aquello sería incómodo, aunque no lo notaba tan molesto con el asunto, lo cuál sin duda le complacía, por lo que decidió buscar su próstata, para hacerle ver cuánto placer podía brindarle de esa manera, así que comenzó a escrutar en su interior mientras que con su mano libre se ayudaba a estimular los testículos del menor, apretándolos un poco y jugando con ellos entre sus dedos, como si le brindara algún tipo de masaje. Frunció el entrecejo al escuchar su advertencia, aunque al no poder separarse para reclamarle, sólo le dejó escuchar un gruñido que denotaba que no quería aquello y comenzó a mover sus dedos de manera más intensa y menos cuidadosa, aunque no era tan rudo como para dañarle, sólo para incomodarlo, sin embargo, en medio de aquellos movimientos logró encontrar su próstata accidentalmente, descubriéndolo por la manera en que su compañero se estremeció y le apretó en su interior, así que comenzó a atacar aquél punto en medio del vaivén que había marcado, mientras chupaba la polla del menor con total empeño, apretando sus testículos con mayor firmeza cada vez que estimulaba ese punto de placer tan intenso, pensando que si lo inducía en un estado de profundo placer, lograría huir en el instante en que el otro se corriera.-
Me gusta · Responder · 13 horas

Meiko Raion -Se sobresalta visiblemente al sentir que estimula cierto punto en su interior, preguntándose si acaso era el mismo punto que él identificó en el otro en ocasiones anteriores, y que le hacía delirar de placer, pues justamente él mismo deliraba en esos momentos. Maldice un poco por lo bajo, notando el descontento de su compañero cuando le menciona el hecho de que se correría en su boca y de que le haría tragar, estaba muy decidido a ello y a pesar de que siente de cierta manera una reprimenda por como comienza a mover sus dedos más bruscamente, él también comienza a ser más brusco, demostrándole que en eso podían igualarse, así que le sostiene fuerte de la cabeza, ahora con las dos manos para embestir la boca ajena a su gusto, sin importarle que le castigue con los dedos, en instantes siente que no puede tolerarlo más y termina por correrse de una forma muy abundante y justo como lo planeó, en lo más profundo de la boca de su supuesto rival, mirándole de una forma lasciva pero a la vez victoriosa como si le hubiera ganado esa primera ronda. Aunque claramente tenía mucha curiosidad por conocer la reacción que tendría por el sabor de su semen, todavía se preguntaba si lo iba o no a tragar, por lo menos estaba seguro de que tuvo que tragar una parte, así que afloja el agarre de sus cabellos, permitiéndole un respiro mientras él mismo se repone, jadeante-
Me gusta · Responder · 12 horas

Tatsuya Kamiko -Esperaba que el otro se comportara así de rudo tras sentir sus dedos de esa manera más intensa, aunque el haberlo imaginado no le había preparado para recibirle de aquella manera tan vehemente, apenas lograba controlar las arcadas que éste le provocaba, sintiendo claramente cómo algunas lágrimas comenzaban a resbalar por sus mejillas, lo cuál le apenaba profundamente, aunque más le preocupaba lo que podía percibir a través de sus dedos, aquellos espasmos que estrechaban el interior del menor y que le impedían moverse con libertad en su interior, le indicaban que el otro estaba cerca del clímax, mas no podía liberarse ahora que le sujetaba con ambas manos, tratando apenas de desquitarse un poco al intentar abrir su interior más que estimular su próstata, sin embargo, y en el momento menos esperado, sintió cómo aquella cálida y espesa semilla comenzaba a manar en lo más profundo de su cavidad. Su sabor era muy fuerte, y aunque no era desagradable del todo, terminó por separarse bruscamente de él mientras tosía y se limpiaba la boca.- Miserable -Soltó con una voz dificultosa, plasmando en cada sílaba el desprecio que sentía por él en aquellos momentos, escupiendo los residuos que quedaban en su boca, tratando de liberarse de aquél fuerte sabor.-
Me gusta · Responder · 11 horas

Meiko Raion -No podría dejar de mirar al otro a detalle mientras su propia respiración se va acomodando, se queda apoyado en el tronco tras de sí, disfrutando cada una de sus reacciones, incluso percibía su desprecio y no le era incómodo, sabía que era merecedor de éste por la manera en que abusó en los últimos momentos, lo que le parecía extraño es seguir encontrando atractivo a su rival, el verle arrodillado aún, sus lágrimas y su rostro tan enrojecido le provocó mayor estremecimiento, su erección se iba perdiendo, pero sentía un imperioso deseo de poseerle como en ocasiones anteriores, quería devolverle el placer que le había hecho sentir, incluso con lo otro que hizo con sus dedos, aunque tuvo matices incómodos y algo dolorosos, la sensación placentera fue impresionante, le confundía también, así que por unos momentos no sabe cómo actuar, era evidente que el otro más allá de su fastidio porque se corriera en su boca, seguía caliente, y necesitaba correrse también, no pretendía dejarle así de duro- Te ayudaré a saciarte... aunque hayas escupido -le dice con cierto tono conciliador, casi como si se disculpara con lo primero, y un tono más de rencor en lo último, pese a que solo bromeaba un poco, él tampoco estaba seguro de tragar si la situación hubiese sido opuesta-
Me gusta · Responder · 11 horas

Tatsuya Kamiko -Se sentía bastante incómodo por la manera en que el otro le miraba, pues lo hacía de una forma bastante intensa ya pesar de todo, nunca antes le había observado así, por lo que era algo muy nuevo para él, aunque no dijo nada al respecto, pues presentía que terminaría siendo más incómoda aún aquella situación, y en esos momentos ya le desagradaba bastante todo aquello, sin embargo aquel ofrecimiento que le hizo le desconcertó lo suficiente como para observarlo a los ojos, mirándole con seriedad, como midiendo qué tan ciertas eran aquellas palabras que el otro había dicho, aunque no parecía mentirle.- ¿Qué esperas? -Espetó con cierto desprecio mientras se ponía de pie, aflojando un poco sus prendas inferiores para dejar al descubierto su firme y ansiosa erección, sin dejar de observar en ningún momento a su agitado compañero.-
Me gusta · Responder · 11 horas

Meiko Raion -Le es gracioso verle tan enojado, incluso muestra una sonrisa más que nada para sí, pensando que siempre que hacían algo, el otro se enojaba bastante y que en la vida cotidiana, se caracterizaba por tener la paciencia de un monje, le agradaba mucho sacarlo de su zona de confort así- Más bien deberías agradecer mi ayuda -le responde con burla, en su tono rudo, pues no le gustaba ser obligado y así sonó esa pregunta, aunque verdaderamente no le obligaba porque él tenía ganas de hacerlo de todas maneras, por lo que finalmente accede sin fastidiar de más. Se termina de quitar sus pantalones, para acercársele con libertad y en lugar de ir directo a sus prendas inferiores, va por las superiores, abriéndolas lo suficiente para descubrir uno de sus hombros el cual comienza a recorrer, lamiendo todo el contorno de aquel hombro tan perfectamente esculpido, terminando la lamida con una succión, en su cuello, pues se había deslizado a esa zona, además, para ayudarle con la ansiedad, le complace al comenzar a masturbarle con la mano, siendo intenso desde el inicio, aunque imitando lo que el otro hizo hace un rato de retraer la piel que recubría el glande-
Me gusta · Responder · 10 horas

Tatsuya Kamiko -Ignoró aquello que le decía, pues no planeaba hablar más sobre ello, sólo quería que lo atendiera. Se sorprendió un poco al ver que el otro se quitó los pantalones por completo, pues no imaginaba qué era lo que tenía planeado, así que le miró con cierta desconfianza por unos momentos, como intentando adivinar lo que el otro tenía en mente, aunque una vez se acercó, sólo se dejó hacer, cerrando sus ojos por unos momentos mientras el menor le recorría con su boca, soltando un suave y estremecido jadeo cuando comenzó a ser masturbado, notando que su compañero había aprendido algunas cosas de él y que de esa manera buscaba brindarle un placer similar al que él le había hecho experimentar hace poco. Dejó que sus caderas comenzaran a moverse libremente, embistiendo aquella mano que le atendía con tanta vehemencia y terminó aferrándose con una mano a sus cabellos, como una manera de descargar todo el placer que experimentaba.- Espero que no sólo me hagas acabar con tu mano...-Masculló, sin ocultar el placer que experimentaba en aquellos momentos, pero sí se mesuraba un poco en ese sentido.-
Me gusta · Responder · 9 horas

Meiko Raion -Le provocaba bastante sentirle estremecerse un poco, por lo que usa su boca de la manera en que al mayor le gustaba, que consistía principalmente en estar callado, pero también besándole y marcándole con el ímpetu que caracterizaba, apretando su miembro en la masturbación para que la sienta más intensa, aunque le es gracioso lo que dice, respondiéndole de inmediato- Tendrás que ponérmela dura de nuevo para poder darte... -le dice lo que le parecía evidente, dándole una nalgada con cierta fuerza, sin dejar de masturbarle, le afloja los pantalones para que caigan del todo, así puede tocarle directamente, sin atacar aún su entrada, solamente le daba apretones en el trasero, buscando ponerle ansioso por mayor atención, ya que estaba claro que eso le gustaba aunque por lo general se oponía como si le fuera insoportable hacerlo-
Me gusta · Responder · 9 horas

Tatsuya Kamiko -Se mordió un poco los labios para contener un par de profundas expresiones, pues no quería que el menor le escuchara tan estremecido, no luego de la mala jugada que le hizo hace unos momentos, aunque su cuerpo dejaba bastante en claro cuándo lograba ser sorprendido por el gran placer que experimentaba.- No la quiero dentro, ¿por qué no mejor me dejas usar tu boca? O tu trasero...-Le respondió con un tono inevitablemente lascivo, aunque sintiéndose un tanto incómodo al sentir aquellos apretones, aunque si bien no le rehuía, no era que deseara que le tocara de manera más íntima, o eso se decía.-
Me gusta · Responder · 9 horas

Meiko Raion No veo que ganaría con eso -le dice a la defensiva, aunque un poco dudoso, quizás sí sentía ganas de experimentar, recordó brevemente que soñó con usar de nuevo su boca, quizás porque la primera vez lo hizo sin muchas ganas y hasta resistencia, pero sin un incentivo, no tenía porqué hacerlo, o al menos se convencía de ello- ¿Seguro no la quieres dentro? -le pregunta con cierta diversión, apartándose para lamerse los dedos, imitando lo que aprendió de él hace un rato, al jugar con su propia saliva, llegando a succionar dejándole ver mientras él le mira a los ojos y cuando tienen bastante humedad, los lleva a la entrada ajena, presionándole de una vez con dos, siendo firme, pero procurando ir a su ritmo para no lastimarle más de lo necesario, quería mejor evidenciar la ansiedad que esperaba él sintiera y comenzara a mostrarle, robándole un beso repentino para no escucharle reclamar-

Usami Akihiko
Admin

Mensajes : 529
Fecha de inscripción : 20/12/2015
Edad : 33

Ver perfil de usuario http://matices.foroeclipse.com

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Mugen el Jue Jun 16, 2016 1:56 am

Tatsuya Kamiko -Sólo le miró retador ante aquella respuesta, no es que no supiera qué decirle, pero no quería sentir que le rogaba, mucho menos a él, aunque a pesar de la resistencia del menor, podía notar que éste sentía cierta curiosidad por hacer aquello que le pedía, sin embargo le distrajo aquella lasciva pregunta que le espetó, mirándole con claro desdén.- No tanto como quiero meterla -Le respondió, aunque le observó con especial rencor al ver cómo humedecía sus dedos, alcanzando apenas a mascullar una maldición antes de que el otro se hiciera de sus labios, mordiéndolo inevitablemente a manera de reclamo, pues no le gustaba que le tocara de esa manera tan ruda y confiada, aunque para desquitarse un poco, llevó sus manos al trasero desnudo del menor, separando sus nalgas para acariciar también aquella entrada en la que recién habían estado sus dedos, lo cuál le facilitó la tarea de adentrar uno de ellos, aprovechando además su desconcierto para liderar más ese beso y dejarle sentir el sabor de su semilla, el cuál aún perduraba en su boca.-
Me gusta · Responder · 23 de mayo a las 23:05

Meiko Raion -A pesar de que al estar un poco menos caliente en esos momentos lograba reflexionar si en verdad le dejaría hacer lo que deseaba, el otro seguía sorprendiéndole, no le disgustaba que la interacción entre ellos siempre terminara siendo ruda y forzada por ratos, así que le muerde el labio de vuelta, castigándole al meter esos dos dedos de forma más repentina y hasta lo más profundo, más aún cuando siente una invasión también, debía admitir que no esperaba que insistiera, pero tampoco lo aparta, procurando recuperar pronto el control de ese beso, mientras se dedica a ampliarle, moviendo los dedos sin demasiada consideración, pues le consideraba más acostumbrado, además, no solo quería estremecerle de placer sino incomodarlo, ya que tenía claro que le disgustaba dejarse llevar, aunque llegaba a preguntarse si ese disgusto era porque se trataba de él precisamente, no olvidaba sus insinuaciones de que había estado con otros. Con ese tipo de pensamientos algo recelosos, de nuevo se impone en la boca ajena, aunque no le agradaba mucho sentir ese sabor extraño, sabía que era el sabor de su propio semen y lo consideraba bastante fuerte, más que nada el aroma-
Me gusta · Responder · 23 de mayo a las 23:26

Tatsuya Kamiko -Enterró sus uñas en la carne ajena al sentir cómo introducía sus dedos, de aquella manera tan forzada, aunque menos dolorosa que otras veces gracias a la lubricación que la saliva del otro aportaba. Sin embargo, no se limitó tras aquello, y él hizo lo mismo que el otro, enterrando sus falanges hasta lo más profundo, aunque con cierta consideración, pues ahora el interior del menor estaba algo seco, y más aún, quería convencerle de que podía brindarle más placer de esa manera. No supo en qué momento se dejó llevar, pero sus caderas se movían un poco, siguiendo aquellas embestidas que el menor realizaba con sus dedos mientras le besaba intensamente, jugando con su lengua entre mordidas y succiones mientras instintivamente le acorralaba contra aquél árbol en el que se había apoyado antes, guiándole a que abriera un poco sus piernas, pues quería tocar su próstata nuevamente.-
Me gusta · Responder · 23 de mayo a las 23:55

Meiko Raion -Le gustaba bastante sentirle mover su cadera, porque eso denotaba que pese a que lo negara, disfrutaba ser invadido, así que no se contiene, siendo cada vez más brusco en los movimientos, aunque solo mantiene dos dedos en su interior para que el dolor no le haga retroceder, instintivamente ya buscaba ese punto con el que se estaba familiarizando, sabía que cuando le tocaba ahí, el placer le volvía más dócil, lo que no esperaba es que ese efecto también pudiera regresársele, pues es consiente de que le estaba dejando explorar su interior también, aunque no le parecía tan malo dado que los dos hacían similar, en su caso, una segunda erección se le estaba presentando, por lo que entre los movimientos se asegura de rozarse con la entrepierna ajena, para que ambos puedan sentir el placer que provoca la fricción- Tengo algo... -le susurra en medio del beso mientras toman un respiro, buscando con la mano libre un pequeño recipiente que llevaba en el bolsillo lateral de su camisa, era un ungüento que robó del burdel y ya se había asegurado que se usaba para lubricar, había tenido ganas de probarlo, pensando que quizás cambiaría las sensaciones, saca sus dedos para poder abrir el contenedor, sin importarle interrumpir un poco las acciones, ya que tenía curiosidad-
Me gusta · Responder · 24 de mayo a las 0:20

Tatsuya Kamiko -Rehuía instintivamente a sus agresivas atenciones, aunque no en todo momento buscaba alejarse de él, pues no podía negar que algunas de aquellas rudas atenciones, llegaban a brindarle bastante placer, especialmente cuando el otro estimulaba aquél punto tan sensible en su interior, le sorprendía, pero más que nada le consternaba un poco que le conociera tanto así, y aunque él ya había asimilado ciertas cosas, había otras que aún le 'preocupaban', pero no era momento de pensar a fondo en ello, y más aún, no podía, todas esas sensaciones tan intensas lograban abrumarle por momentos, especialmente el poder tocar al otro de aquella manera, era algo muy intenso para él, pues ciertamente le había estado deseando y la excitación que sentía en aquellos momentos, era bastante elevada, sentía que podría correrse pronto sólo con eso, aunque aquél intermedio que el menor dejó entre aquellos contactos, logró calmarle un poco, sorprendiéndose de que tuviera un ungüento semejante al que él llevaba consigo, por lo que le observó con un aire un tanto pensativo mientras sacaba los dedos de su trasero.- ¿Lo hurtaste del burdel? -Le preguntó con cierta agitación, pues era lo único que se le ocurría en aquellos momentos, y una vez el menor abrió aquél pequeño frasco, no demoró en tomar entre sus dedos, como comprobando qué tan bueno era, aunque más aún, se preguntaba si éste llevaría aquella droga que los descontroló tanto en aquella ocasión.-
Me gusta · Responder · 24 de mayo a las 0:50

Meiko Raion -Solo asiente, mirándole de una forma lasciva pero a la vez interrogante, ese encuentro se estaba volviendo distinto a los anteriores, ya que se brindaban placer de otras maneras, en su caso, no imaginó que las atenciones del mayor en su trasero comenzaran a provocarle ansiedad, incluso se sentía abierto y el hecho de que sacara los dedos le hizo sentirse como vacío. Quizás era la sensación húmeda del ungüento entre sus dedos, pero de repente le hizo imaginar cómo sería tenerle dentro, el otro siempre parecía disfrutar cuando él se lo hacía y más cuando han usado un producto así, por lo que comenzaba a estar dispuesto a probar, dado que nada de lo que habían hecho le pareció desagradable, no creía que esto fuera la excepción, se precipita entonces, dispuesto a disfrutar la reacción de su compañero, que no imaginaba bien cuál sería- Úsalo... puedes follarme -le dice sin poder él mismo creer lo que decía, por lo que se ríe, sin dejar de mirarle a los ojos, aunque no por eso bromeaba, así que en lugar de limpiarse los dedos en el otro, los dirige a su propia entrada, dejando ahí aquel viscoso ungüento, y porque además se sentía curioso por comprobar si en verdad estaba abierto, notándolo al ver que aunque tocó de forma superficial, gracias al producto, esos dos dedos parecía que podrían entrar si problemas. Lo que no imaginaba es cómo lo harían realmente, no veía una postura cómoda, así que no se precipita, esperando ver si el otro tenía alguna idea, aunque estaba atento a reaccionar si acaso algo no era de su agrado-
Me gusta · Responder · 24 de mayo a la 1:23

Tatsuya Kamiko -Se había perdido en sus pensamientos por unos instantes, aunque luego levantó la mirada hacia el otro al percibir la extraña manera en que era observado, casi retándole un poco a que le dijera por fin lo que le pasaba por la mente, aunque ya se imaginaba un poco las palabras que diría, sin embargo, cuando el otro por fin le espetó aquello, le observó con amplia sorpresa, aunque se quedó callado por unos momentos solamente hasta que le escuchó reír, observando con cierto morbo cómo lubricaba su entrada, dejando escapar un áspero jadeo sin poder evitarlo mientras volvía a aferrarlo a su cuerpo, ésta vez acatando directamente su cuello con su boca, limpiando aquellos residuos de sangre que habían quedado tras el corte que le había hecho anteriormente y buscó nuevamente la entrada del menor con sus dedos ya generosamente lubricados, metiéndolos sin ninguna reserva, para que el más joven tuviera en claro cómo se sentía aquello, además de que quería jugar un poco antes de meterla. Le acorraló de nuevo contra el árbol, haciendo que separara y levantara un poco una de sus piernas mientras buscaba que su hombría se rozara entre sus nalgas. Hacía tanto tiempo que no experimentaba aquella sensación tan excitante, que le fue imposible contener sus jadeantes voces, abriendo la entrada ajena con un par de sus dedos, mientras presionaba por momentos con su hombría, buscando entrar por supuesto, pero antes, buscaba hacerle sentir completamente ansioso.-
Me gusta · Responder · 24 de mayo a la 1:47

Meiko Raion -Le calentaba tanto ver la lujuria en la mirada ajena que su erección estaba al máximo de nuevo, pensó que haría algún comentario fastidioso o victorioso, por lo que le extraña que no sea así, pero no se quejaría, hacía las cosas más fáciles, al levantar su pierna busca donde apoyarla, haciéndolo un poco en la cadera ajena, sosteniéndose con una mano de su trasero, el cual aprieta a gusto, metiendo las uñas cuando comienza a estimularle nuevamente con los dedos, no contiene sus expresiones, ya que el agitado jadeo se convierte en uno que otro gemido callado y grave, ya que disfrutaba incluso las atenciones en su cuello, el corte le ardía cuando lo limpiaba y eso le ponía más, se sostiene a él también con la otra mano, aferrándola a uno de los hombros ajenos, tanto por soporte como porque le gustaba esa parte- Solo métela, bastardo... ¿no te morías de ganas? -le dice para provocarlo, ocultando en esas palabras su ansiedad, o quizás no la ocultaba tan bien, pero poco le importaba, ya pensaría en las consecuencias de esos juegos luego- O te pondré abajo en un instante -le advierte, retándole y porque en verdad era capaz de invertir los roles muy fácilmente, así que con la mano que sostenía una de sus nalgas le da un azote, recordándole con quien trataba-
Me gusta · Responder · 24 de mayo a las 2:06

Tatsuya Kamiko -Sonrió a sus adentros al notar que apoyaba aquella pierna en sus caderas, lo cuál sin duda le gustaba bastante, le notaba tan dispuesto y eso le excitaba profundamente, dejándoselo sentir en su cuello, el cuál recorría en base a profundas succiones, acompañadas de mordidas, delineando con su lengua aquella ligera herida que le había causado hace un rato con la espada, mientras continuaba restregándose contra él, dejándole escuchar profundos jadeos que delataban las ganas tan intensas que tenía por entrar, aunque cuando escuchó aquellas palabras del otro, se desconcentró un poco, pareciéndole gracioso que el menor le pidiera aquello con semejante vehemencia, pero eso dejaba en claro cuántas ansias le había generado, así que decidió no alimentarlas más, especialmente tras aquél azote que le estremeció, sonriendo de manera muy ligera aunque llena de lascivia. Le tomó de la cadera y con su mano libre apenas sostuvo su hombría antes de que entrara en él de una sola y potente estocada en la que logró resbalar hasta lo más profundo sin problemas, sintiéndose completamente abrumado por unos momentos. La manera en que le apretaba, sumada a la humedad y a la calidez de su interior, lograron sobrecogerlo, aunque fue cuestión de unos instantes para que comenzara a moverse libremente.-
Me gusta · Responder · 24 de mayo a las 2:21

Meiko Raion -Pudo notar esa sonrisa, aunque fue ligera, llamó su atención porque no recordaba haberle visto sonreír, sintiéndose algo cautivado un instante, pero como de inmediato le penetra de esa manera tan impetuosa, su concentración plena se va a eso, un gemido con cierto tinte de quejido y reclamo se le escapa al tiempo que se tensa cuando le siente plenamente dentro, le había desconcertado que fuera de una sola vez, cuando él ni le dejó hacerlo así la primera vez, aunque recordaba que tampoco el interior ajeno se prestaba a ello, en cambio el suyo parecía tan dispuesto, al menos en el sentido de que si bien le generó molestias, no fue tan doloroso como pensó que sería, no quería tampoco pensar mucho en esos momentos, así que mientras se repone solo cierra los ojos, jadeando, deja de sujetarse del hombro ajeno para aferrarse al rugoso tronco tras de sí, ladeando su rostro como para no tener contacto visual con su compañero, al menos no lo deseaba en esos momentos en los que procura recuperarse, tampoco dice nada, solo utiliza el soporte de ese tronco para comenzar a mover un poco sus caderas, buscando mayores sensaciones y demostrarle que no se iba solo a poner a su disposición, sino que deseaba experimentar a su manera, pese a que cada vez que sentía algo de dolor, especialmente cuando era un poco más del que esperaba, por instinto, se tensaba, apretándole dentro-
Me gusta · Responder · 24 de mayo a las 17:54

Tatsuya Kamiko -Aquél gemido que el otro le dejó escuchar le estremeció por completo, aferrándose a él sin darse cuenta y es que el probar nuevamente aquella arrebatadora sensación de estar dentro de alguien, luego de tanto tiempo, lograba abrumarle. Le dejó escuchar un profundo jadeo, y aunque no esperó mucho para comenzar a moverse, no lo hacía de manera tan brusca, más que nada porque quería disfrutar a plenitud de aquellas estremecedoras sensaciones que le hacían jadear profundamente sobre el cuello de su compañero, notando que se le resistía de cierta manera, aunque lograba comprenderlo, o eso creía, pues a él también le costó 'entregarse' al otro de esa forma, era algo muy íntimo a su parecer, pero lograba cautivarle el imaginar que el menor sólo estaría con él en ese rol, así como él no creía poder estar con otro hombre 'abajo'. Sin pensarlo demasiado, decidió complacerlo más y comenzó a masturbarlo por unos momentos, buscando estremecerlo de placer y que comenzara a guiar toda sus sensaciones hacia ese lado de la balanza, mientras besaba su cuello, recorriéndole con profundas succiones e incluso mordidas, especialmente sobre sus clavículas.-
Me gusta · Responder · 24 de mayo a las 23:34

Meiko Raion -Conforme el placer se va incrementando, más quería alejarse del otro, pese a que en esa postura no le sería muy fácil apartarse, aunque se hiciera para atrás, solo chocaba con el tronco a su espalda, sentía que se estaba dejando llevar más de lo que planeó, y el tenerle dentro, de repente le provocó una sensación de estar siendo muy invadido, no quería visualizar eso como algo más allá de lo físico, como si el otro estuviera teniendo dominio sobre su persona, ya que eso jamás se lo había permitido a nadie, en ningún aspecto, no era de rendirse, por lo que comienza a empujarle, no con el fin de que se detengan, pero sí que deje de besarle de esa manera que incluso le parece posesiva. Pese a ello, le demuestra que no deseaba parar del todo, al continuar con ese movimiento de caderas, usando el árbol como apoyo y su buena agilidad y flexibilidad, le guía en como quiere el ritmo, pero sin atreverse a mirarlo, aunque no contenía del todo sus voces, en en estas donde más demostraba que por momentos le abrumaban las sensaciones placenteras tan intensas-
Me gusta · Responder · 25 de mayo a las 0:09

Tatsuya Kamiko -Le fue un tanto gracioso que el otro comenzara a rechazar sus atenciones, pues había llegado a pensar que era bastante más desinhibido que él en el sexo.- Pensé que eras más descarado...¿no quieres que vean mis marcas? -Le preguntó con un tono inevitablemente lascivo, llevando su boca a la oreja del menor, recorriéndole con su lengua y jugando un poco con aquél arete suyo que tanto se movía en el aire conforme a sus estocadas, llegando a jalarlo un poco, no como para dañarlo, pero sí llamando la atención del menor. Dejó de masturbarle en cierto momento y llevó sus manos a las nalgas ajenas, haciéndole separarse un poco de aquél árbol, aunque dejando que se apoyara en él como deseaba, así como dejaba que marcara el ritmo, pues le hacía sentir bastante lascivo la manera en que él mismo buscaba complacerse con su polla, aunque no se quedó sólo disfrutando aquello, dejándose llevar por las tremendas ganas que sentía de darle más duro, y así lo hizo, arremetiendo contra su cuerpo de una manera bastante apasionada, confiado en que no le haría daño, pues le había lubricado profundamente y de manera abundante con ese propósito.-
Me gusta · Responder · 25 de mayo a las 0:39

Meiko Raion -Se siente completamente fastidiado de escucharle hablar, había estado mejor ese lapso de silencio entre ambos, aunque aquellas palabras y las acciones que las acompañan despiertan algo en él, como si hicieran arder su orgullo, despejando, al menos de momento las dudas que sentía, se separa cuando está jugando con su arete, para verle directo a los ojos, sin importarle ya que la mirada que crucen sea muy intensa, aunque era difícil descifrar qué implicaciones tenía esa intensidad, se queda contemplándole unos instantes, antes de hacer un réplica, sabiendo que ese tipo de contactos visuales solían apenar al otro- Cállate, maldito, no eres nadie para marcarme -le aclara con desprecio, usando su tono más bélico, a pesar de lo dificultoso que era hablar en esas condiciones, renovado, deja de rehuir tanto para levantar más sus piernas, ambas,dejando caer sus sandalias y rodear la cadera ajena, sintiéndole por esa acción llegar todavía más profundo, le muerde el labio, buscándole en un beso muy intenso y lascivo, provocándole con su lengua al tiempo que se movía con mayor libertad, ensartándose plenamente en cada movimiento, en un ritmo muy armónico al que le marcaba también su compañero, por lo que tenía que desquitar en el beso, la necesidad de expresarse, y como no le era suficiente, vuelve a sujetarse de él, marcándole con sus uñas al arrastrarlas por esa fina y blanca piel-
Me gusta · Responder · 25 de mayo a la 1:02

Tatsuya Kamiko -Se sorprendió al sentir que se separaba de él, y ciertamente le estremeció un poco aquél intercambio de miradas, no es que el otro le intimidara o algo por el estilo, sin embargo, aquél contacto visual iba cargado de bastante intensidad, y él no quedaba absuelto de eso, aunque no podía negar que le gustaba ver aquél desprecio en la mirada del otro, le parecía que su expresión se volvía de cierta manera más atractiva, aunque el escuchar aquél reclamo le sacó de su ensimismamiento, sintiendo unas enormes ganas de hacerlo gemir para por fin callarlo, así que no se contuvo en mover sus caderas de una manera más impetuosa, justo cuando el otro le rodeó con las piernas, sosteniéndole con bastante fuerza para poder desquitarse contra él de la manera en que deseaba mientras se acercaba a buscar un feroz beso de sus labios, mordiéndole a veces y dejándole escuchar sus expresiones más lascivas y cargadas de placer en medio de aquél intenso beso, buscando su próstata en cada profunda estocada con la que arremetía contra su cuerpo, mientras le mantenía muy pegado a él, con el propósito de que aquella rígida y ansiosa erección que el otro poseía, se rozara contra la suave piel de su firme abdomen, enterrando sus uñas en las nalgas de menor mientras las jalaba y las apretaba, con el fin de que le sintiera de una manera más intensa.-
Me gusta · Responder · 25 de mayo a la 1:28

Meiko Raion -No podía seguir completamente el beso, así que aprovechaba los momentos en que el otro se separaba para expresarse, haciendo lo mismo, volviendo al contacto entre sus bocas de una manera agitada y necesitada cada vez que podía, como si de esa forma lidiara mejor con todo, su otra estrategia era apretarle con sus manos, deslizando las uñas por momentos, estaba seguro de que incluso llegó a rasgar un poco su piel, aunque en cierto momento se vuelve a separar, pero esta vez solamente porque sentía una necesidad como de expresarse, jadeaba de manera muy agitada y no pudo contener algunos gemidos más ruidosos, tampoco es que se esforzara por contenerse pues el ser discreto no pasaba por su mente en esos momentos. Esa sensación en su interior era tal, que le estremecía por completo, sabía que estaba tocando repetidamente cierto punto que recientemente había descubierto, lo cual le hace tensarse repetidamente, como correspondiéndole, le apretaba tanto que parecía que quería asfixiarle dentro, recordaba cómo le estremecía el otro cuando le hacía eso, y quería hacerle delirar para no ser el único que se estaba saliendo de control, y eso mismo le va provocando acercarse al clímax, por lo que se mueve con más vehemencia aún, guiándole a que le siga dando justo así y en ese punto en particular, sin mesurarse en sus expresiones, comienza a espetar algunas maldiciones, aunque más para sí-
Me gusta · Responder · 25 de mayo a la 1:49

Mugen

Mensajes : 536
Fecha de inscripción : 21/12/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Mugen el Jue Jun 16, 2016 1:57 am


Tatsuya Kamiko -El arrastre de las uñas del otro lograba estremecerle un poco debido a aquella sensación de ardor que dejaban a su paso, la cuál se mezclaba intensamente con las demás sensaciones que le abrumaban en aquellos momentos, dejándoselo en claro en aquellos profundos y roncos gemidos con los que se expresaba, especialmente cuando le siente tensarse de esa forma tan arrebatadora que lograba estremecerlo profundamente, incluso percibía cómo el sudor que perlaba su frente, terminaba escurriendo por su rostro en aquellos momentos tan intensos. Se sentía tan bien, en verdad lograba delirar de placer por momentos, por lo que se empeñaba en atacar la próstata del menor una y otra vez, arremetiendo contra ella como si no hubiera opción alguna, y para él, en esos momentos no la había, se sentía tan lascivo, deseaba cada vez más de él y volvió a su cuello inevitablemente, mordiéndole con fuerza mientras le hacía recargarse un poco en el tronco del árbol para arremeter con todo lo que tenía contra él, jadeando intensamente sin importarle que el otro le escuchara y tras unos instantes, terminó corriéndose abundantemente en lo más profundo del menor, estremeciéndose por completo, pues parecía que aquél interior tan lascivo como su dueño, le succionaba en medio de aquellos espasmos internos que comenzaban a estrecharlo más y más, por lo que se quedó quieto por unos momentos, mientras las hojas de aquél árbol continuaban cayendo poco a poco debido a la intensidad de aquél acto.-
Me gusta · Responder · 25 de mayo a las 2:08

Meiko Raion -No es consciente en qué momento abraza al otro, manteniéndole contra su cuello mientras sigue gimiendo y maldiciendo sin ningún tipo de autocontrol, aunque se sobresalta visiblemente al sentir la corrida ajena, lo cual inevitablemente le lleva al orgasmo propio que se venía gestando desde las contracciones que comenzaron momentos antes de que su compañero se corriera, no dejaba de mover su cadera, masturbándose contra el abdomen ajeno el cual mancilla con sus fluidos, llegando a manchar la parte superior del atuendo de su contraparte, que nunca se quitó por completo, cerrando nuevamente los ojos, lidiando con lo intenso que fue ese clímax que le parecía que incluso le hizo perder el equilibrio, si no fuera porque se sostenía de él. Poco a poco, se va deteniendo, sentía una profunda humedad en su interior, era extraño y provocaba cierto cosquilleo, pero ni siquiera quería pensar en lo raro que era tener aquello en su cuerpo, tan dentro, lo intentaba asimilar como normal después de lo que habían hecho. No se aparta todavía, intentando acomodar su respiración, esperando sea el otro quien le aparte, ya que aunque se apoyaba en el árbol, parte de su peso lo cargaba el mayor-
Me gusta · Responder · 25 de mayo a las 2:30

Tatsuya Kamiko -Pudo sentir la cálida corrida del otro sobre su abdomen, aunque no le importaba en realidad cuánto le había manchado, ni siquiera que sus ropas terminaran llenas de la fuerte esencia del menor, al menos en aquellos momentos, pues todo eso era secundario ahora que estaba asimilando un poco aquella plenitud que quedaba luego de experimentar semejante placer. Su mente estaba en blanco, y ni siquiera le importaba lo cercano que estaba con el menor, aunque era consciente de las reacciones del otro, y sabía cuán abrumado podía sentirse también, así que se mantuvo quieto y en silencio por unos momentos, sólo hasta que el intenso calor que albergaba comenzó a descender y le soltó poco a poco una vez se salió de su interior, siendo un tanto considerado, aunque sabía que el otro podría ponerse de pie tras aquello, no es que fuera un debilucho y sabía que tenía agallas, aunque de todas maneras prestaba atención a sus reacciones.-
Me gusta · Responder · 25 de mayo a las 2:44

Meiko Raion -Se siente aliviado de que se aparte pronto, necesitaba un respiro, por lo que resopla con cierto gusto cuando es libre, se sostiene del tronco y se toma un instante, dándole una mirada de arriba a abajo al otro, observándole semi desnudo como estaba, aunque pronto se enfoca en si mismo, sentía como la acabada del otro resbalaba de su interior por sus muslos, eso le fastidiaba, ni siquiera tenía con qué limpiarse, así que se limpia un poco la mano, pensando que al menos era más fácil lavarse las manos. Su interior se sentía extraño, como abierto, y aquello era incómodo, aunque como había aprendido con el otro, eso sería temporal, aún así la sensación le disgusta, por lo que con el ceño fruncido, solo se dedica a buscar sus sandalias y calzarlas, poniéndose luego el pantalón, lo cual le provocó cierta sensación dolorosa en su espalda baja cuando se inclinó a recogerlo, por lo que cuando se inclina de nuevo para recoger la funda de su espada, que estaba junto a ellos, se sostiene preventivamente de aquel árbol que tanto les había ayudado en ese encuentro, mientras se coloca en su espalda la funda, recuerda que las espadas habían quedado en otra parte, intentaba recordar cual, sin ningunas ganas de volver a mirar al otro o conversar-
Me gusta · Responder · 25 de mayo a las 2:59

Tatsuya Kamiko -A pesar de que se había alejado del menor para por fin acomodarse las ropas, le miraba de reojo disimuladamente, pues sabía que si el otro se percataba de su mirada, probablemente se ofendería, y para ese punto ya habían logrado paz entre ambos, además no quería que el otro se enterara que tenía interés en su condición, por lo que procuraba no mirarle por mucho tiempo, ni de manera muy seguida. Cuando terminó de acomodarse la ropa, fue directamente a buscar su espada, encontrándose tanto con la de él como con la de su compañero, primero tomó la propia, enfundándola de inmediato, aunque decidió además tomar la ajena, pues había notado cuánto le había costado al otro inclinarse, además conocía ese dolor, así que, sin ser demasiado amable, la lanzó hacia él, sabiendo que el otro terminaría por atraparla.-
Me gusta · Responder · 25 de mayo a las 23:29

Meiko Raion -Caminaba unos pasos detrás del otro hacia donde estaban las espadas, más lento mientras se acostumbraba al dolor, por lo que se detiene cuando ve que toma su espada, siendo ágil a la hora de atraparla, pues lo hace con la funda, sonriéndose apenas un instante cuando cruzan miradas, como con complicidad, aunque se sentía raro, no sabía muy bien qué decir, así que termina por darle la espalda, pensando seguir el camino que se habían propuesto, aunque tenía curiosidad por ver si el otro le seguiría o no- Todavía pienso ir al burdel -le dice, sin que suene aquello como que pensaba ir solo, aunque tampoco sonaba a invitación, era neutral para dejarle decidir-
Me gusta · Responder · 25 de mayo a las 23:48

Tatsuya Kamiko -Cerró sus ojos, dejándole ver una expresión más satisfecha cuando logra atrapar su espada de esa manera, como correspondiendo aquella sonrisa orgullosa que el otro le mostraba, aunque le dio cierta gracia que le diera la espalda mientras decía aquello, le parecía un tanto cautivador, así que le siguió, pues no podía negar que le gustaba mucho estar a su lado, aunque las cosas fueran un tanto extrañas y a pesar de que no charlaran tanto en realidad.- Ésto sólo fue una parada -Le respondió, como diciéndole que le acompañaría, no estaba tan seguro de que terminarían en un burdel, aunque tenía la impresión de que aquello llegaría a ser interesante.-
Me gusta · Responder · 26 de mayo a las 0:02

Meiko Raion -Se asegura de llevar el dinero, palpando en uno de sus bolsillos y al encontrarlo, prosigue su camino, sabiendo por las palabras del otro que iba con él, lo prefería así, aunque se preguntaba si tantas ganas tenía todavía de una de esas mujeres, comenzaba a estar seguro de que el otro prefería a los hombres y finalmente muy a su pesar, le había dado lo que le pidió- Habrá que ver si se te puede parar de nuevo -le dice en cierto momento, con cierto deje de recelo, del que él mismo fue consiente, aunque decide pasarlo por alto, quizás el otro no notaría que su comentario iba por eso, además, él había sido más directo con celos la otra vez-
Me gusta · Responder · 26 de mayo a las 0:15

Tatsuya Kamiko -Sonrió para sí mismo al escuchar al menor, especialmente por aquél aire receloso que iba impreso en aquellas palabras, aunque no podía negar que él se sentía un poco así.- Fuiste tú el que llegó dos veces...-Le respondió, como insinuando que no tendría problemas a diferencia de él, por haber tenido dos orgasmos tan seguidos, además, había notado que su última corrida había sido más bien 'pobre' a comparación de la primera y no creía que lograra descargar muy pronto. Tampoco estaba tan seguro de que terminarían en un burdel, más bien presentía que terminarían en problemas, como era costumbre, pero no le importaba tanto.-
Me gusta · Responder · 26 de mayo a las 0:22

Meiko Raion -Solo responde con una especie de chasquido, fastidiado al saber que tenía algo de razón, aunque sí creía poder hacerlo de nuevo, en un rato, lo que más le limitaría no era eso sino la irritación, pero no iba a comentar nada al respecto, le molestaba tener que caminar más lento, por lo que intenta acelerar el paso, a un ritmo que fuera normal cuando iban solos, el cual era más rápido que cuando iba la niña, teniendo que aguantar el dolor y parte de la acabada del otro deslizándose, pero no iba a dejarle saber que estaba incómodo- ¿Alguna vez has follado con un hombre en un burdel? -le pregunta directo, mirándole de reojo, ya no con celos, sino más que nada con curiosidad, sabía que ofrecían hombres en algunos locales, solo que cuando los presentaban era de manera discreta, ya que si bien no era tan mal visto, se manejaba de una forma disimulada, pues los clientes solían ser hombres casados-
Me gusta · Responder · 26 de mayo a las 0:31

Tatsuya Kamiko -Le divertían un poco aquellas reacciones del menor, no sabía por qué, pero lo asimilaba ya como algo natural, quizás porque el otro era bastante rudo siempre. Continuó caminando a su lado, aunque con parsimonia, sabía que el otro podría intentar forzarse a caminar con la velocidad de siempre, pero eso era bastante incómodo, así que prefería caminar en un ritmo intermedio, para que el otro no se forzara tanto, no es que se preocupara por completo, pero le era inevitable tener aquello en consideración. Luego de escuchar aquella pregunta, le miró algo desconcertado, pues no creía que el otro supiera esa información, aunque le parecía gracioso que lo visualizara así.- Jamás he pagado por acostarme con un hombre -Le respondió simplemente, aunque tras haberse quedado pensativo unos momentos.-
Me gusta · Responder · 26 de mayo a las 0:47

Meiko Raion -Vuelve a mirarle de reojo cuando se tarda en responder, preguntándose a qué se debía la duda, aunque le satisface la respuesta, de alguna manera no lo imaginaba pagando por hombres, le parecía que debían estar muy abiertos, ya tenía claras las diferencias entre la 'entrada' femenina y masculina- Al contrario, yo no he follado con mujeres que no me hayan cobrado -le responde con gracia y descaro, pensando que si bien un par no fueron prostitutas, les tenía que 'pagar' de alguna manera, como con protección o favores que implicaron hasta cobrar alguna deuda con sangre- Malditas putas... -agrega divertido, recién se daba cuenta de lo tonto que se veía a veces cuando les 'rogaba', quizás era la claridad mental tras dos orgasmos tan increíbles-
Me gusta · Responder · 26 de mayo a la 1:01

Tatsuya Kamiko -Sonrió suavemente al escuchar aquella confesión, pues sabía que el otro tenía mala suerte con las mujeres, él había sido testigo varias veces de lo que le terminaba sucediendo cuando se involucraba con alguna, aunque lo que le dio más gracia fue aquél último comentario, ya que el otro parecía bastante espabilado, y sabía que era gracias a la intensa faena de hace unos momentos.- ¿Y han sido buenas esas experiencias? -Le preguntó sin poder evitarlo, pues no imaginaba muy bien cómo podrían satisfacerle mujeres de ese tipo.-
Me gusta · Responder · 26 de mayo a la 1:19

Meiko Raion -Se queda pensativo sobre esa pregunta, no era tan sencillo de responder, porque si bien en su momento algunas de esas experiencias las consideró buenas, ahora que comparaba los orgasmos que había tenido con su compañero, era difícil no encontrar estos últimos mejores, finalmente se encoge de hombros, sin decidirse, aunque luego voltea a verlo, señalándose la cicatriz que tenía en su ceja- Esta me la hizo una virgen... que dejó de serlo unos instantes después -le confiesa, sonriéndose bastante lascivo, probándole de cierta forma, pues se preguntaba si le sorprendería aquello o le vería con asco como al principio, de todas maneras, no se imaginaba contándole eso a alguien que no fuera él-
Me gusta · Responder · 26 de mayo a las 19:52

Tatsuya Kamiko -Le miró con cierto interés, ya no le importaba ahora que ambos estaban más relajados, aunque le llamaba la atención que se quedara tan pensativo, sintiéndose un tanto sorprendido por aquello que le contaba, especialmente porque a una parte de él le desagradó un poco, no era como tal asco, pero ciertamente le dejó un mal sabor, sin embargo, éste fue pasajero.- Bueno, he comprobado que te pueden herir justo antes de hacerlo -Le dijo, refiriéndose a la pequeña herida que había dejado en su cuello hace un rato.- Aunque lo sorprendente es que lo consiguieras hacer...¿la violaste? -Le preguntó con un tono más serio, pues aunque había considerado a su compañero como lo más bajo de lo bajo, no lo creía capaz de violar a alguien.-
Me gusta · Responder · 26 de mayo a las 21:14

Meiko Raion -Puede notar el tono serio de su compañero, ya lo conocía bien como para saber que aquello cuando menos le había provocado desagrado, aunque se imaginó que sería más, no le parecía tan perturbado, quizás porque se esperaba de él ese tipo de cosas, de ahí que probablemente no se sorprendía- Se ofreció a cambio de que matara al clan que asesinó a su familia... solo cobré lo que era mío -le dice serio también, preguntándose qué opinaría, pensaba que quizás se había sobrepasado esa ocasión con aquella joven, pero no iba a dejar que se burlara de él luego de haber cumplido su parte del trato y realmente no se arrepentía-
Me gusta · Responder · 26 de mayo a las 21:44

Tatsuya Kamiko -Le parecía que aquella respuesta era bastante ambigua y que no respondía en realidad su pregunta, aunque podía intuir que quizás fue algo violento en esa ocasión, pero decidió no ahondar más en aquél tema, pues finalmente era la vida del otro, y además no le creía totalmente capaz de hacer algo semejante a una violación, pues en todo el tiempo que habían convivido juntos no vio ninguna conducta semejante en él.- Aunque creo que es tonto matar a todo un clan por sexo de una noche -Comentó con un dejo ligero de burla, muy leve, pero perceptible.-
Me gusta · Responder · 26 de mayo a las 21:51

Meiko Raion -Le parece que aquello no fue exactamente una opinión como la que esperaba, aunque le mira con cierto fastidio por lo que le dice- Estaba muy buena... -le responde con cierto capricho, como justificándose, aunque no es que necesitara explicarse ante él- No puede ser que nunca hayas matado por sexo -agrega, con cierta curiosidad que deja entrever, pero sin evidenciar mucho que le estaba preguntando, en tanto, ya sin darse cuenta, habían caminado hasta aquel salón de apuestas manejado por yakuzas, lo cual le animaba, se preguntaba si encontrarían acción ahí, debían multiplicar su dinero para poder ir al burdel y que además les quedara para comer-
Me gusta · Responder · 26 de mayo a las 22:06

Tatsuya Kamiko -Frunció ligeramente el entrecejo sin darse cuenta, de alguna manera le molestaba que el otro se justificara con eso, aunque lo dejó pasar cuando le quedó claro el porqué de aquel malestar, así que no hizo ningún comentario al respecto y se acomodó las gafas rápidamente como para despistar al otro. Se encogió de hombros ante su pregunta, suspirando suavemente, aunque sin responderle en realidad, no es que alguna vez hubiese estado tan desesperado como para matar por un encuentro de ese tipo, pero tampoco es que no hubiese obtenido ciertos beneficios por ayudar a algunas mujeres.-
Me gusta · Responder · 26 de mayo a las 22:12

Meiko Raion -Puede notar que no obtendrá respuesta, más bien en esa ocasión habían hablado un poco más, así que tampoco insiste, dejando de mirarlo cuando se acercan al local. Cuando entran, varias miradas se posan sobre ellos, lo cual le hace sonreír, plenamente divertido, como si ya saboreara los líos que provocarían, veía que todos llevaban espadas, y el lugar estaba colmado. De primera entrada no busca pelear con nadie, nada más saca una de las monedas y la pone sobre el suelo, apostando de una vez a los dados, que era el juego principal que tenían en ese local, frunciendo el ceño más allá de su expresión natural, cuando tuvo que inclinarse para hacer la apuesta, le había dolido más que antes, se preguntaba porqué, pero no iba a evidenciar eso-
Me gusta · Responder · 26 de mayo a las 22:20

Tatsuya Kamiko -Le pareció curioso que el otro no insistiera en saber, aunque en realidad no es que estuviesen acostumbrados a charlar, así que simplemente se mantuvo en silencio, aunque de pronto, cuando entraron a aquél local, el aura cambió casi de inmediato, pues era obvio el porqué los observaban y sabía que no terminarían saliendo limpios de aquél lugar, principalmente por la expresión que se plasmó en el rostro del menor, aunque eso no le intimidaba. Siguió al otro, manteniéndose a su lado, él no tenía muy buena suerte para ese tipo de cosas, así que se mantenía observando, dejando que el otro se encargara de aquellos asuntos y esperando que no terminara derrochando el dinero.-
Me gusta · Responder · 26 de mayo a las 22:52

Meiko Raion -Masculla una maldición al perder la primera apuesta, sacando el doble de dinero la segunda vez para ver si así tenía más suerte, mirando un instante a su compañero por si tenía algo que aportar, pero sabía que solo le deja ser. Se sentía incómodo, así que cambia de postura, no entendía porqué las molestias se incrementaban, quizás al estar sentado en el suelo, por lo que se procura acomodar, sudando un poco por lo que sentía, que además le comienza a poner de mal humor, en especial cuando vuelve a perder, notando que algunos ríen, como si se burlaran de ellos por perder tan seguido-
Me gusta · Responder · 26 de mayo a las 23:32 · Editado

Tatsuya Kamiko -Pasó por alto aquella primer 'derrota', pues sabía que no podía esperar mucho en el primer intento, aunque cuando el menor apuesta el doble y vuelven a perder, no pudo evitar fruncir el entrecejo, aunque las burlas no eran las que le molestaban, lo que le molestaba y preocupaba un poco era ver que otros terminaban con aquél dinero que, si bien no lo ganaban ellos por completo, sí colaboraban un poco para obtenerlo.-
Me gusta · Responder · 26 de mayo a las 23:25

Meiko Raion -Vuelve a maldecir más en voz alta al ver que vuelve a perder, haciendo una tercera apuesta en la cual tiene que aumentar el dinero, por lo que termina por poner todo lo que les quedaba, resopla, intentando concentrarse al elegir y cuando lo hace pero pierde de nuevo, no puede ocultar que aquello le puso furioso, comenzando a acusarles de que tenían los dados arreglados, lo cual, por el tipo de lugar en que se encontraban, era bastante posible-
Me gusta · Responder · 26 de mayo a las 23:36

Tatsuya Kamiko -Se sorprendió bastante que volvieran a perder de esa manera tan rotunda, pues el menor les había entregado todo el dinero que habían tomado 'prestado', aunque la expresión que los otros guardaban, le molestaba aún más, esa superioridad y sorna con que los miraban le hacía sentir bastante seguro de que las acusaciones del menor eran completamente certeras, aunque cuando éste comenzó a hacer tanto alboroto, percibió cómo un grupo de cuatro sujetos se les acercaba por detrás, claramente querían contenerlos y seguramente echarlos ahora que no tenían más dinero, así que apenas le dio una mirada cómplice a su compañero antes de evadir la espada de uno de aquellos que se les aproximaba, sabía que no le iban a atacar en ese instante, pero no pensaba darles ventaja.-
Me gusta · Responder · 26 de mayo a las 23:52

Meiko Raion -Pudo percibir también en la mirada de los que manejaban las apuestas que serían echados del lugar, notó incluso como hicieron cierta señal a unos tras ellos, por lo que instintivamente parecía hacer lo mismo al intercambiar una mirada con su compañero, no necesitaban más para entenderse, le sonríe, como diciéndole que justo esto quería, otra oportunidad para medirse con alguien, aunque el juego privado que tuvieron en el bosque había sido un excelente calentamiento, por lo que además esquiva con facilidad el primer ataque, moviéndose al otro lado al girar sobre su propia espalda, al tiempo que sacaba su espada, apuntando al que le atacó sin enderezarse todavía, pues sintió una punzada en su baja espalda-
Me gusta · Responder · 27 de mayo a las 0:04

Mugen

Mensajes : 536
Fecha de inscripción : 21/12/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Mugen el Jue Jun 16, 2016 1:58 am


Tatsuya Kamiko -No correspondió aquella sonrisa que el otro le daba, pero su mirada lo decía todo, así que tras esos breves segundos en que tuvieron aquél contacto, se puso serio nuevamente, poniéndose de pie de inmediato mientras desenfundaba su espada, esquivando un par de estocadas al mismo tiempo. No le costó mucho inhabilitar a uno de sus contrincantes, sin hacerle daño en realidad, pero había logrado lanzar su espada bastante lejos, aunque al momento de evadir otro ataque, aquél hombre que había desarmado, terminó siendo herido por la espada de uno de sus propios compañeros, lo cuál lamentaba un poco, no por el incidente, sino más que nada que abundaran ese tipo de personas que no sabían manejar una espada y aún así tenían una. Le echó una mirada a su compañero, aunque apenas unos instantes, comprobando que se encontraba bien, aunque no dudaba de ello y lo corroboró cuando vio a aquellos hombres sufriendo por igualarse a él.-
Me gusta · Responder · 27 de mayo a las 0:25

Meiko Raion Maldita sea, ¿no tienen algo que no sea basura? -espeta completamente fastidiado, ni siquiera mataba a aquellos hombres, le bastaba con desarmarlos o herirlos, no merecían ni la pena, con sus hábiles movimientos, que ciertamente iban un poco más cuidados que de costumbre por el dolor que llegaba a sentir por momentos, se acerca al que claramente era el jefe, apuntándole a la garganta, la cual corta, de una forma muy superficial, solo llamando la atención de todos, pues notó como parecían desesperados antes la inminente muerte de ese imbécil que si acaso era un poco mayor que ellos- Quiero cuatro veces mi apuesta... -le dice su condición, que es básicamente lo que hubiese ganados si los dados estuvieran bien, o eso creía, no era demasiado bueno con las cantidades, calculaba que algo así-
Me gusta · Responder · 27 de mayo a las 0:39

Tatsuya Kamiko -Aquellas palabras que escuchó espetar al otro le provocaron una suave sonrisa, pues siempre le escuchaba quejarse de eso, y de cierta manera estaba de acuerdo con aquello, por eso se sentía satisfecho de haber encontrado a alguien como él, alguien que no había podido derrotar en su primer encuentro, y aunque ya no tenía muy claro si deseaba matarlo, le satisfacía mucho tener la oportunidad de pelear con él. Le pareció bastante extraño todo el silencio y aquél aire lleno de nervios por parte de todos los que estaban en aquél salón, aunque al echar una mirada al otro, logró comprender mejor, sin embargo, tras la demanda que hizo el menor, escuchó una carcajada por parte del hombre que el otro amenazaba, frunciendo el entrecejo al escuchar un par de burlas más por parte de los otros subordinados, aunque prestó atención a lo que el otro les decía con aquél tono tan confiado. Al parecer tenían que vencer a uno de sus guardaespaldas más fuertes, y que si lo hacían podrían tomar aquello que el menor exigía, aunque parecía no haber oportunidad de negarse, pues tras un chasquido de los dedos de aquél yakuza, un par de sus hombres se retiró para después volver con un enorme y pesado hombre de expresión desencajada, más semejante a cualquier bestia que a una persona normal, y a juzgar por la expresión del menor, sabía que terminarían peleando contra aquél.-
Me gusta · Responder · 27 de mayo a la 1:08 · Editado

Meiko Raion -Desliza su espada suavemente por el cuello de aquel líder, cortándole más, pero solo era un rasguño en realidad, termina por apartarla y sacudirla para quitar el resto de sangre; ese tipo que traen llega a sorprenderle, se preguntaba qué tan hábil era realmente con la espada, ya que parecía muy pesado como para moverse, quizás su estilo incluía más la lucha física, pero no tenía problema con ello, era bastante resistente- Lucharé... por supuesto -le dice a aquel líder y el anuncio iba para su compañero también, pues no quería intervenciones de éste, pese a que sabía que le cuidaría la espalda porque alguna vez eso habían hecho, el cuidarse uno al otro. No comprende muy bien qué dice aquel oponente, parecía hablar en alguna lengua extranjera, pero no le importa, solamente avanza y le ataca de lleno con su espada, intentando desconcentrarle al moverse de un lado a otro, subiéndose en los muebles que habían en el lugar, aunque extrañamente aquel hombre lograba esquivarle o cuando menos chocaba su espada contra la propia, llegando a sorprenderle cuanta fuerza para empujar hacia él tiene-
Me gusta · Responder · 27 de mayo a la 1:25

Tatsuya Kamiko -No se sorprendió que el menor fuera directamente a atacar a aquél enorme sujeto, y pensó inmediatamente en ir con él, no es que el otro necesitara ayuda en realidad, pero algo le hizo moverse hacia él. Sin embargo, apenas dio un par de pasos, se vio rodeado por aquellos hombres que parecían dispuestos a pelear, así que se preparó para hacerlo, luchando con aquellos a la par del menor, a quien observaba de reojo por momentos, y aunque sabía que era 'su' batalla, no descartaba la idea de ir a apoyarle de ser necesario, mientras tanto, él se hacía cargo de aquellos que llegaban contra él, desarmando a la mayoría, pues no quería ensuciar su espada con sangre nuevamente, aunque era inevitable hacerlo, de todas maneras, no les dejaba heridas demasiado severas.-
Me gusta · Responder · 27 de mayo a la 1:50

Meiko Raion -Se esfuerza en seguir atacando para poder llevar la parte activa de la batalla y no tener que ser defensivo porque consideraba que cuando se era defensivo es que la batalla se estaba perdiendo, aunque un golpe en su rostro le sorprende, no esperaba que además del duelo entre las espadas, aquel hombre atacara de esa forma, por lo que escupe al lado un poco de sangre, apenas había sido un roce porque reaccionó gracias a sus reflejos, y ahora es él quien además de chocar su espada con la ajena, le da una fuerte patada en la cara, usando la parte de acero de su sandalia, como devolviéndole el anterior golpe que recibió, pero además, da un giro para volver a patearle con el otro pie, logrando que aquel se desequilibre, al menos un poco. No podría apartar la vista del oponente, pero no le preocupa su compañero de todas maneras, sabía que aunque fueran muchos los oponentes, ninguno podría tener una habilidad remotamente semejante a la de ellos, el único que daría algo de problemas es el que enfrentaba-
Me gusta · Responder · 27 de mayo a las 2:02

Tatsuya Kamiko -Escuchó el impacto que sonó tras el fuerte golpe que el menor asestó en la cara del otro con su sandalia y los dos pesados pasos que el otro daba para no caer. No necesitaba ni siquiera volver la mirada hacia aquella escena para saber cómo se estaban dando las cosas, así que se apresuró a terminar con aquellos que continuaban atacándole, así que procuró inhabilitar las manos de aquellos que se le acercaban antes de finalmente ir a apoyar al menor, sabía que no tenía problemas, pero no le agradaba la idea de que sólo peleara él, sin embargo esperó hasta poder intercambiar una mirada con el menor para poder involucrarse en aquello.-
Me gusta · Responder · 27 de mayo a las 2:32

Meiko Raion -Sentía sus caderas adoloridas, pero ese dolor solo le hacía enfurecer y atacar más agresivamente, no le limitaba tanto en los movimientos, probablemente porque era muy terco y prefería seguir esforzándose a retroceder, sin embargo, al ver que su compañero terminó con su parte y se acerca, da un paso atrás, decidiendo darle la oportunidad de pelear también con ese oponente que era relativamente decente para los estándares de ellos- Es basura también... -le dice despectivo, como excusa y presentándoselo así, además, él tenía otro plan, deja entonces a su aliado divertirse un poco, pues él consideraba que esas batallas eran diversión, y vuelve a donde el líder, volviendo a cortarle, esta vez atravesando su mejilla, ante lo cual el otro, temeroso le ofrece un pequeño saco con la cantidad que pidió, probablemente podría obtener mucho más de aquel lugar, pero no le interesaba demasiado, solo quería lo que creía les correspondía por las apuestas, y aquel dinero que estaban obteniendo era más que suficiente para cubrir sus necesidades, le sonríe al jefe yakuza, limpiando la espada en el fino ropaje de éste, a nivel de su hombro para atemorizarlo también, disfrutando de verle estremecerse, guarda su espada, dispuesto a solo retirarse en cuanto el otro acabara-
Me gusta · Responder · 27 de mayo a las 2:48

Tatsuya Kamiko -Le sorprendió mucho que el menor se apartara para dejar que él finalizara con aquel rival, no era algo natural en el otro que le 'cediera' las batallas, pues sabía que el otro se divertía mucho más con eso y no creía que solamente el dolor de sus caderas le detuviera a derrotarlo, aunque quizás era que prefería acabar con eso rápido y como él podía moverse con mayor agilidad que el moreno, por eso éste le había dado la oportunidad, aunque prefería no ahondar demasiado en las razones del otro, ya luego podría preguntarle. Cuando llegó su turno de pelear, notó que aquél deforme hacía crujir las vértebras de su cuello mientras le espetaba algo apenas entendible, quizás era una mezcla de algún otro idioma con el japonés, pues no le comprendía muy bien, aunque finalmente eso no importaba, apuntó su espada hacia el otro, como midiéndolo y luego avanzó para atacar. Logró esquivar una estocada de aquél, aunque recibió indirectamente una patada suya, y a pesar de que eso le desequilibró por unos instantes, volvió a atacarle, llevándose un par de dedos del otro, lo cuál terminó enfureciendo a aquél enorme hombre que le atacó con mayor vehemencia aunque eso no le doblegaría, lo que hizo fue aprovechar su ira para desequilibrarlo y darle una estocada final que terminaría por tomar su vida. Cerró los ojos y sacudió de su espada la sangre que la mancillaba, para luego limpiarla con un trozo de las ropas de su oponente.-
Me gusta · Responder · 27 de mayo a las 22:24

Meiko Raion -Disfruta de ver el enfrentamiento de su colega con el rival, evitando que un par más que se acercan, logren atacarlo, los mata por ser tan necios de querer intervenir en un combate uno a uno como aquel que era justo. Se alertó un instante al ver que ese tipo grandulón logra darle una patada a su compañero, pero no hace más que observar, seguro de que podía acabar sin mayor problema, sonriéndose un poco para sí, al ver que lo consigue, por lo que enfunda su espada sin nada más que hacer ahí, ya tenían el dinero y los yakuza que quedaban estaban abatidos o se acobardaron al ver las habilidades que ellos tenían, ya estaba acostumbrado a que eso sucediera cuando demostraba junto al otro, un poco de lo que eran capaces. Al salir, aspira una bocanada de aire fresco, volviendo su mirada al otro, dándole la oportunidad de marcar el rumbo, o más bien de cambiarlo, pues previamente lo habían definido-
Me gusta · Responder · 27 de mayo a las 22:44

Tatsuya Kamiko -Sonrió a sus adentros tras intercambiar miradas con el menor, pues la manera en que el otro le observaba le transmitía mucha emoción y sabía que el otro había disfrutado verle pelear, era un gusto que él también compartía, siempre le parecía muy interesante observar al otro pelear, le sorprendían sus movimientos y ciertamente también le emocionaba, aunque era algo que no le diría directamente, sólo se lo comunicaban así, por miradas. Salió del salón a su lado, sin sorprenderse que los demás yakuza que quedaban se apartaran de su camino rápidamente y con cara de susto y suspiró profundamente una vez afuera, le agradaba el aire limpio sin olor a sangre, aunque se quedó pensativo por unos momentos al darse cuenta de que el otro esperaba que decidiera el rumbo.- Tengo hambre y quiero asearme -Murmuró tras unos momentos, no quería ir ya al burdel, o al menos no de inmediato.-
Me gusta · Responder · 27 de mayo a las 23:11

Meiko Raion Estamos más cerca del pueblo anterior -le dice en respuesta, refiriéndose a estar más cerca de dicho pueblo que de sus compañeras de viaje que estaban en el adyacente, preguntándose brevemente si estarían bien, seguro que sí, pero la más joven les gritaría por ser sus guardaespaldas y perderse así tanto tiempo. Así que sin necesidad de decir más, toma el rumbo hacia el pueblo que dejaron atrás antes, ahí podrían comer y asearse también, comenzaba a sentirse algo ansioso por el asunto del burdel, pero no en el sentido de que deseara ir como otras veces, sino que tenía inquietud de que realmente fueran, no se explicaba a qué venía esa incertidumbre, pese a que la idea de estar con una mujer luego de tanto tiempo, lograba llamar su atención-
Me gusta · Responder · 27 de mayo a las 23:26

Tatsuya Kamiko -Asintió ante aquella respuesta antes de seguirle, sintiéndose extrañamente cómodo, aunque más que eso, también se sentía algo alegre, era una sensación que lograba desconcertarle y así también le avergonzaba, sabía que era por estar en compañía del otro y por haber compartido aquellas cosas juntos, aunque se lo negaba repetidas veces, pues no quería aceptar semejante cosa, ya que no sólo implicaba disfrutar de la compañía del otro, aunque decidió no pensar más en ello, quería evadir aquellos pensamientos, pues sabía que terminaría aceptando cosas para las que aún no estaba preparado.-
Me gusta · Responder · 28 de mayo a las 0:02

Meiko Raion -El sol comienza a hacerse pesado por la hora y se fastidiaba de sentirse tan sudoroso y pegajoso, no es que estuviera siempre pendiente de su apariencia física o el aseo personal, pero esos encuentros que tenía con el otro, siempre les dejaban más sucios, más allá del simple sudor del día, el ir caminando le permite hacer ciertas reflexiones nuevamente y tenía cosas que preguntar, así que no se contiene, pensando que es buen momento, lo cierto es que no solía mesurarse cuando quería conocer de algo, y se había dado cuenta de que el mayor era quien terminaba por aclarar sus dudas, de una forma u otra- Oye... ¿acaso fue tan mala la primera vez que lo hicimos? Toda la sangre... y la segunda vez -termina por decirle, aunque no le mira, pese a ser directo, no creía que fuera una conversación para mirarse a los ojos-
Me gusta · Responder · 28 de mayo a las 0:19

Tatsuya Kamiko -No se esperaba aquella pregunta, a pesar de que sí esperaba que fuera el menor quien hablara primero, pues siempre era el que iniciaba las conversaciones, así que suspiró profundamente y se quedó pensativo unos instantes.- Fue horrible y vergonzoso...jamás esperé terminar así -Terminó por admitir, aunque no dejó ahí su idea, solamente hizo una pequeña pausa antes de continuar.- Pero has ido mejorando....-Musitó casi con vergüenza, pues no quería que el otro pensara que lo estaba animando o algo semejante, sólo quería dejar en clara la situación, a pesar de que estuviera reconociendo indirectamente que le gustaba aquella posición, al menos ya un poco más que antes.-
Me gusta · Responder · 28 de mayo a las 0:53

Meiko Raion -Hace una mueca caprichosa al escuchar la respuesta, tampoco pensó que lo calificara de horrible, no le parecía que fue tan malo pues el otro llegó a correrse, siempre había llegado al clímax en cada encuentro, aunque con lo que agrega sí vuelve la mirada hacia él, levantando una ceja en una expresión más interrogante, pues le sorprendía de cierta manera, que aceptara que le gustaba, o así lo interpreta, aunque lo que aquella conversación realmente interrogaba es porqué él había sangrado así y recién que lo hicieron fue tan distinto- A mí me gustó cómo se siente una polla dentro... jamás lo hubiese imaginado -le dice completamente despreocupado por el asunto, incluso encogiéndose de hombros, le gustaba apenarlo, ya había percibido algo de vergüenza en él, y quería ver si con eso se avergonzaba más, por su parte, no le molestaba admitirlo pues solo estaban los dos y sabía que el mayor no lo repetiría fuera de ellos-
Me gusta · Responder · 28 de mayo a la 1:04

Tatsuya Kamiko -Aquella respuesta lo tomó por sorpresa completamente, e incluso llegó a mirarlo por unos instantes, aunque apartó la mirada, sin saber exactamente qué responder, el otro era tan directo con aquello y legaba a apenarle un poco, incluso sintió un ligero calor en su rostro, era una extraña mezcla de sensaciones la que lo envolvía, pues a pesar de la vergüenza, incluso le calentó un poco, aunque se mantuvo tranquilo, o eso fue lo que intentó.- Se supone que debe sentirse bien -Respondió sencillamente, sin ahondar demasiado en eso, pues aún le tenía algo nervioso.-
Me gusta · Responder · 28 de mayo a la 1:18

Meiko Raion -Se le escapa una carcajada por esa respuesta, de repente estaba de muy humor, sin importar el dolor que comenzaba a ignorar de mejor manera, el verle incluso ruborizarse llega a cautivarle, pensaba que debía estar loco o aturdido por tantos orgasmos en solo unos días, ya que comenzaba a sentir mucha atracción, se decía que no era tan imbécil y que era evidente que había algo más que desahogo, lo comenzaban a hacer por gusto de ambos, no porque no tuvieran otras opciones- Tu respuesta debería ser que mi corrida es deliciosa... -le dice con plena diversión, conteniéndose de buscar algún contacto con él, aunque no planeaba dejarle en paz, una vez estuviesen más cómodos-
Me gusta · Responder · 28 de mayo a la 1:29

Tatsuya Kamiko -Su expresión cambió rápidamente a una de cierto fastidio al escucharle reír de esa manera tan burlona, aunque siempre reía así en realidad, pero igual le fastidiaba, pues era claro que sólo buscaba molestarlo con aquello. Resopló un poco y le miró con claro rencor al escuchar lo que le decía, pues aun tenía un poco de aquél sabor tan fuerte en su boca.- Bastardo, no quiero volver a tenerla en mi boca, es lo peor que he probado -Le dijo con cierto odio incluso, pues le había desagradado mucho que se aprovechara de él de esa manera, ya que ni siquiera había tenido oportunidad de separarse.-
Me gusta · Responder · 28 de mayo a la 1:40

Meiko Raion -Le es muy divertido ver como sus expresiones van cambiando, siempre le había agradado verle entre molesto y fastidiado, además, ver su odio, creía que ese era el principal sentimiento que había desarrollado desde que se conocieron y no tenía problema alguno con ello- Te diría que lo arreglemos con las espadas... será en otra ocasión -le dice con un tono lascivo, usando un claro doble sentido con eso de las 'espadas', aunque también se refería a que si luchaban, estaba en desventaja por las molestias que tenía y que de seguro el otro imaginaba. Sin más, llegan al pueblo, piensa que primero podrían asearse, así que se dirigen a unos baños públicos, donde les ofrecen lavar la ropa y como tenían más dinero, acepta el ofrecimiento, hace tiempo no la lavaban, así que debían entrar a desvestirse para dar sus prendas a aquella anciana que esperaba y que notó, se quedó observando las marcas de ambos en el cuello-
Me gusta · Responder · 28 de mayo a las 2:01

Tatsuya Kamiko -No respondió nada ante aquellas palabras, sólo resopló nuevamente por lo tonto que el otro se había escuchado, aunque no le sorprendían ese tipo de comentarios de su parte. Cerró los ojos por unos momentos mientras caminaban, a veces hacía eso para percibir de mejor manera el lugar en el que se encontraban, y eso hacía justo en esos momentos, pues le distraía de aquellos pensamientos que llegaban a abrumarle por momentos. Se sintió bastante aliviado una vez llegaron a aquellos baños, pues verdaderamente se sentía muy sucio y aquella ropa tan pesada que usaba siempre le hacía sudar bastante, sintiéndose bastante satisfecho también de que pudieran al fin lavar sus prendas, ignorando las inquisidoras miradas que aquella anciana les echaba, seguramente creería que estuvieron con fogosas mujeres o algo semejante, así que no tenía problema con eso. Una vez terminaron con aquello, se dirigió rápidamente a los baños, pues tenía bastantes ganas de meterse por fin al agua, aunque inconscientemente esperaba también a su compañero.-
Me gusta · Responder · 28 de mayo a las 2:17

Meiko Raion -Guarda las pocas cosas que llevaba en sus bolsillos en el pequeño cubículo que les asignan, y una vez listo, se dirige con su compañero a los baños, usando la toalla que le dio aquella anciana, alrededor de su cintura, ya que tuvo que darle la ropa y no quería impresionarla tanto con su desnudez, aunque notó la mirada de ésta a él y a su compañero, lo cual le provoca una sonrisa curiosa, pensando que finalmente eran jóvenes, probablemente aquella era una vieja algo sucia, aunque no podría decirlo con certeza. Sin prestar más atención a ello, se alegra de que los baños estén vacíos, debía ser porque la gente normalmente trabajaba a esas horas, se sienta al lado de su compañero en los bancos pequeños que se usaban para el aseo previo, antes de ir a la zona donde podían sumergirse, pese a que no fuera habitual en él, se cohíbe ligeramente al asearse, ya que con solo tocarse pudo sentir la humedad de la acabada ajena y al revisar, también había algo de sangre, pero muy poca en realidad, si comparaba con lo que había visto en ocasiones anteriores en el otro, intentado no dar mucha señal de qué pasaba por su mente, se mantiene callado-
Me gusta · Responder · 28 de mayo a las 2:35

Tatsuya Kamiko -Cuando comenzó a asearse se centró en lo suyo, comenzando a mojarse para posteriormente lavarse bien, aunque inevitablemente dirigió su mirada al menor, observando con interés la manera curiosa con la que el otro se exploraba, sintiéndose inevitablemente provocado, pues de cierta manera aquella expresión del menor le comunicaba casi cierta ingenuidad, y eso lograba atraerle bastante, aunque no le miró por demasiado tiempo para no delatarse completamente, y continuó aseándose como solía hacer, aunque no podía evitar mirarle de reojo en ocasiones. Sin embargo, una vez terminó de asearse, se levantó y se dirigió por fin a aquella área donde podían sumergirse, dejando que el otro se aseara a fondo como estaba seguro que haría.-
Me gusta · Responder · 28 de mayo a las 3:04

Meiko Raion -A diferencia de otras ocasiones en que aprovechaba para observar el cuerpo desnudo del mayor, esta vez no estaba tan pendiente en el otro, sino de su propio aseo, aunque sí nota que él termina primero, lo cual le permite terminar de limpiarse a gusto, se notaba aún abierto y eso le generaba dudas sobre cuanto tiempo permanecería así, pero en cierto momento se sintió provocado de que si lo hacían de nuevo, no le costaría al otro meterla, aunque pronto termina por echarse dos cubos de agua más fría encima, tratando de abandonar esas ideas, no iba a dejar que solo lo hiciera de nuevo, además, tenía ganas de penetrarle también. Con esas ideas en mente, se dirige hasta donde está, entrando hasta sumergirse por completo, estando unos momentos bajo el agua para sentir el cambio de temperatura, y al sacar su cabeza, toma una bocanada de aire, manteniéndose cerca de su compañero, pero sin decir nada ni mirarle tan directo-

Mugen

Mensajes : 536
Fecha de inscripción : 21/12/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The sons of a battlecry

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 7 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.