Matices

Al filo del pecado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Al filo del pecado

Mensaje por Miyagi Yō el Jue Jun 16, 2016 2:11 am


Yō Miyagi
29 de mayo a las 17:28 ·
Se sirvió la última taza de café que quedaba, la cual acompaña con un cigarrillo, se encontraba bastante cansado a esa hora, aunque todavía la universidad permanecería abierta un par de horas más, creía que lo mejor era irse a su departamento. Su colega, con el que compartía la oficina, se había ido hace un rato, parecía alegre, de seguro tendría una cita con su pareja, pues le había comentado en alguna ocasión, que pese a vivir juntos tenían que establecer citas, por lo horarios tan complicados de ambos, lo cual brevemente le hizo pensar en su amante, pero no quería volver a esos pensamientos tan pesados que no hacían más que desanimarle e incluso entristecerle, así que revisó su agenda y la última actividad del día era una cita de atención a un estudiante, quizás por eso estaba tan agotado, ese día había atendido a la mitad de ese grupo y al día siguiente atendería a la otra mitad.
Con frecuencia, sus colegas le preguntaban, sorprendidos, porqué dedicaba una parte de su tiempo a reunirse con cada uno de ellos, pero tenía sus razones, esas citas, en donde hablaba alrededor de media hora con cada estudiante, le servían para revisar sus avances para el ensayo final del curso, el cual tenía un valor porcentual significativo, era la diferencia entre que aprobaran o reprobaran. Había descubierto tras ya bastantes años como profesor que dichas reuniones les ayudaban, porque el rendimiento de quienes asistían a las citas y quienes faltaban, se reflejaba notoriamente en la calificación final.
Buscó entre los trabajos y tomó el avance de investigación de ese estudiante, lo había revisado hace un par de días, así que relee sus anotaciones al margen para refrescarse la memoria, no estaba tan mal como otros que revisó, pero habían varios puntos por discutir, al ver la hora, faltaban todavía cinco minutos para aquella reunión, se preguntaba, mientras acababa su cigarrillo y su café, si al menos sería puntal.

Shiraoka Yuu -Sabía que era algo temprano para llegar a aquella reunión que tenía con ese profesor que tanto le atraía, y no quería parecer ansioso por verle o algo semejante, aunque no podía negarlo, aquella sería la primera oportunidad que tenía de hablar en privado con él en un horario tan cómodo como aquél en que el mayor no tendría prisa por despacharlo, o eso creía. Se arregló el cabello ligeramente y se puso un poco de bálsamo para labios, tenía olor a moras y esperaba poder llamar un poco su atención con ese aroma, desenvolviendo una de sus paletas de cereza que siempre llevaba consigo antes de tocar la puerta de la oficina de aquél profesor, preguntándose si le abriría él o aquel profesor histérico con quien trabajaba el otro.-
Me gusta · Responder · 29 de mayo a las 18:57

Yō Miyagi Pase... -dice en voz alta, levantando la mirada de lo que leía cuando se abre la puerta, observa al joven, y apaga lo que quedaba de su cigarrillo, en el cenicero que estaba ya lleno de éstos, últimamente estaba fumando más que de costumbre- Shiraoka... me imagino -le dice como saludo, con una sonrisa, sin estar plenamente seguro de que era él, ya que no se aprendía los nombres de sus estudiantes con facilidad, aunque claramente recordaba haberle visto en clase, cuando menos reconocía los rostros- Siéntese, repasaba su avance de investigación -le dice señalando la silla y ofreciéndoselo, la calificación era de 5.5/10, por lo que tenía curiosidad por su reacción, evidentemente había reprobado, pero solamente era el avance, podría recuperarse al final si hacía un mejor trabajo, le deja unos momentos para que revise el documento, antes de agregar algo-
Me gusta · Responder · 29 de mayo a las 19:11

Shiraoka Yuu Con su permiso...~ -Dijo con cierto tono dulce y divertido mientras se adentraba en la oficina del mayor, sonriendo inevitablemente cuando éste le llamó por su apellido, asintiendo suavemente mientras volvía a sacar su paleta de su boca para responder.- Yuu... -Musitó con cierto aire misterioso, casi pidiéndole que le llamara así.- Shiraoka Yuu, sensei -Continuó con mayor determinación, como esperando que recordara también su nombre. Tomó asiento y recibió el documento que el mayor le entregaba, sintiéndose un poco mal al ver aquella calificación, pues era lo más bajo que había obtenido en su vida, aunque no se preocupaba en realidad, pues él mismo había cometido ciertos fallos en dicho reporte, como una oportunidad para acercarse al mayor.- Ésto se ve tan mal, sensei...-Suspiró con cierto capricho mientras revisaba aquél documento, especialmente las anotaciones del mayor.- ¿Podría explicarme a qué se refiere con ésto? Creía haber estado bien hasta aquí -Le preguntó, deslizándose más cerca suyo, sin invadir de manera muy incómoda su espacio personal, pero lo suficiente como para que el mayor pudiera percibir su aroma.-
Me gusta · Responder · 29 de mayo a las 19:41

Yō Miyagi -El verle revisar el reporte casi le provoca un suspiro de cierta frustración, pero lo contiene, podía ser paciente aunque fuera su última sesión del día y estuviese cansado, le desagradaba que los jóvenes no se tomaran las cosas tan en serio, él a esa edad estaría mortificado por una calificación así- No se ve preocupado, Shiraoka... -le dice, poniendo énfasis en cómo le llamaba, pues aunque le gustaba llevarse bien con sus estudiantes, no iba a dirigirse a él por su nombre- Debo reconocer que me sorprendió, otros de sus reportes han sido mejores -continúa, recordando su apellido, pues aunque no les conociera de vista, relacionaba los apellidos con los trabajos que revisaba- El período Edo contempla alrededor de 270 años, si se quiere ver la literatura en ese período, es indispensable establecer algunos eventos históricos como referencia... Ese es su problema, el hablar de la literatura en ese período de manera general, sin tomar lapsos más específicos -le resume su principal debilidad en aquella investigación- Si bien es un ensayo de Literatura, necesita un mayor componente histórico para sustentarse... -le dice estricto, pues sobre eso había hablado en una de las clases, la necesidad de contextualizar y es algo que el menor ya debería tener en cuenta-
Me gusta · Responder · 29 de mayo a las 20:02

Shiraoka Yuu -Le miró de reojo, conteniendo una suave sonrisita en un principio al jugar un poco con su paleta y su piercing dentro de la boca, no quería molestarle al sonreír, y aunque le parecía algo encantador verlo frustrado y diferente a como era siempre, se preguntaba qué otras cosas pasaban por su mente, seguramente debió haber sido un mal día para aquél profesor que regularmente veía sonriendo relajadamente, saliendo un poco de su ensimismamiento al escuchar aquél 'reclamo' que le hacía el mayor.- ¿Por eso está siendo tan serio conmigo, Miyagi-sensei? -Le preguntó casi con un dejo consentido, apenas perceptible, y se quedó en silencio por unos momentos, apretando un poco el palo de la paleta entre sus labios, mientras le escuchaba con interés lo que aquél profesor tenía que decirle pues, aunque ya sabía qué era lo que hacía que aquél ensayo fuera tan débil, le gustaba escucharle hablar, ya que siempre que les explicaba algo semejante, el semblante del mayor cambiaba e incluso un poco el tono de su voz, lo cuál le atraía bastante. Asintió un poco a lo que le decía, sin que pareciera un simple y superficial gesto.- Con respecto a lo que dice, sensei, ¿debería entonces enfatizar más la relación del contexto en esa época y la literatura? Me refiero, más que como simples referencias, ¿sería tomar éstos sucesos como parte importante de lo que influenció la literatura y su evolución en éste periodo? -Le dijo, con cierta intención de sonar un tanto ingenuo, aunque de cierta manera aquello le apenaba un poco, pues no quería que le tomara como un tonto por completo.-
Me gusta · Responder · 29 de mayo a las 21:00

Yō Miyagi -Levanta la ceja interrogante ante aquella primera pregunta, parecía que el menor no estaba acostumbrado a esas sesiones de consulta, pues no creía que estaba siendo serio sino explicándole lo que debía, pese a ello, intenta aligerarse, recordando que además era un estudiante de primer año y lo más probable es que fuera su primer ensayo sobre literatura, al menos de ese nivel, además, justo cuando juega así con la paleta, puede sentir un aroma frutal que le parece agradable, por lo que suspira, como intentando ser más conciliador- Efectivamente, el ejercicio de investigación se resume a lo que acaba de explicar, un escritor es influenciado por todo su entorno, así que los eventos que suceden a su alrededor, de una forma o de otra se pueden extraer de sus escritos, aunque sea abstractamente -le señala, sonriéndose un poco al ver que el chico, si se enfocaba podría realizar bien el trabajo- Pero bueno... ¿podría explicarme los dibujos de mariposas? No logré entenderlos en este contexto -le dice un poco más amable, genuinamente quería comprender qué pasaba por la cabeza de ese jovencito, observándole para ello con más atención, por lo que nota lo curiosos que eran sus ojos-
Me gusta · Responder · 29 de mayo a las 21:18

Shiraoka Yuu -Sonrió victorioso cuando logró percibir una mejor aura por parte del mayor, aunque se mantuvo atento a lo que le decía, mirándole con interés mientras analizaba un poco su expresión, de cerca le parecía más apuesto aún, incluso aquellas arrugas que, a pesar de ser algo discretas, podía notar en sus ojos, así como cerca de su boca, seguramente por lo mucho que sonreía, aunque no pudo pasar por alto cierta 'sombra' en su ojos, perdiéndose en éstos por un momento antes de ser 'despertado' por aquella pregunta, ante la cuál rió con un aire travieso, como si le hubiese descubierto, y jugó por unos instantes con su paleta, haciendo que girara un poco dentro de su boca antes de sacarla y separarla de sus labios tras un aparente beso, relamiéndose luego antes de responder.- Bueno, sensei...cuando uno está enamorado eso es lo que siente, ¿no? Mariposas -Le explicó con un aire entre gracioso y dulce, aunque no pudo evitar brindarle una intensa y casi sugerente mirada, antes de volver a meterse la paleta en la boca, dejándole ver por unos instantes la perforación de su lengua.-
Me gusta · Responder · 29 de mayo a las 21:40

Yō Miyagi -Le sorprende ese aire dulce que emanaba del menor, por unos momentos se sintió un tanto cautivado, eran tan jóvenes esos chicos a los cuales daba clases y llenos de vida, le hacía sentir que eran muy distintos a él, pues se percibía cansado, no a nivel físico, sino emocional y espiritual- Ah... entonces misterio resuelto -le dice más relajado, llegando a reír un poco para sí, pues no esperaba para nada una respuesta de ese tipo- Será mejor que envíe esas mariposas a su novia... o novio, no quiero verlas en el informe final -le dice con un deje más estricto en lo último, ya que la forma de los trabajos, solía ser tan importante como el contenido- Además, debe ajustar las referencias, a veces es complicado citar documentos muy antiguos, pero les envié al correo electrónico una metodología para que se basen en ella -le dice, volviendo al reporte, pues habían correcciones de forma en ese sentido también y lo recordaba recién, por lo que se acerca, para señalarle las páginas donde había corregido dichas referencias-
Me gusta · Responder · 29 de mayo a las 22:06

Shiraoka Yuu -Le fue inevitable reír otro poco al escucharle, pues se había dado cuenta que sus indirectas no habían sido suficientes para que el otro se diera cuenta de sus intenciones, aunque lo tomó de manera más relajada, pues le parecía mejor así, lo único que necesitaba era crear aquellas oportunidades con el mayor para poder descubrir de qué manera podría conquistarlo.- Aún no es mi novio, sensei...Pero le prometo que el informe final será increíble -Le dijo con un aire un tanto dulce, asintiendo ante aquello que le recomendaba, prestando bastante atención, pues era algo sobre lo que había tenido duda, aunque se encargaría de hacerlo al pie de la letra, para sorprender al mayor con su 'evolución'.- También quería preguntarle si podemos usar otros recursos para fortalecer el ensayo, o si podría recomendar algún libro, o película incluso, que nos ayude a tener más claro todo ésto...-Le preguntó, intentando alargar un poco la plática.-
Me gusta · Responder · 29 de mayo a las 22:32

Yō Miyagi -Asiente ante sus preguntas, sonriéndole ligeramente al verle más interesado, prefería esa actitud que la despreocupada del principio- Hay muchos recursos, podría revisar pinturas y fotografías de la época, también tengo libros que no están en la biblioteca... -le comenta, levantándose de su asiento para ir a la estantería, tomando uno de los libros y posteriormente otro- Puede utilizarlos, este es de Kamijou... así que básicamente cuídelo con su vida -le advierte, imprimiendo un aire tenebroso para asustarle, no solo en broma, necesitaba que fuera cuidadoso, a veces prestaban libros a los estudiantes, pero su colega era obsesivo, estaba seguro de que al día siguiente notaría su ausencia y preguntaría- Le deseo éxitos con su potencial novio y su potencial ensayo, Shiraoka... si necesita algo, puede venir a mis horas de consulta, el horario está en la puerta -le dice sentándose en el borde del escritorio, cerca suyo, y también como despachándole con esas palabras, ya que además se hacía tarde y no quería que el menor corriera algún riesgo-
Me gusta · Responder · 29 de mayo a las 22:54

Shiraoka Yuu -Correspondió a aquella sonrisa que el mayor le dejaba ver, sintiéndose cautivado inevitablemente, aunque eso no evitó que le recorriera con la mirada una vez el mayor se levantó de su asiento, jugando de manera sugerente con aquella paleta que llevaba en la boca, aunque de manera casi inconsciente, si bien el mayor no tenía un cuerpo espectacular, no podía negar que se veía muy bien con aquella ropa, aunque intentó disimular un poco al levantarse cuando el mayor se volvió para entregarle aquél libro, el cuál recibió con cuidado, aunque abrió sus ojos con sorpresa al enterarse a quién le pertenecía.- ¿Está seguro que puedo usarlo, sensei? No quiero que el dem...que Kamijou-sensei termine asesinándome luego -Le preguntó un tanto nervioso, pues era responsable...cuando no estaba distraído y eso no era muy común, aunque siempre podía pedirle a su hermano que lo cuidara por él. Aquello último que le dijo el mayor le hizo sonreír muy inocentemente sin poder evitarlo y se acomodó un poco el cabello hacia atrás, en un gesto coqueto.- Muchas gracias por su tiempo, sensei...será el primero en enterarse cómo me va con esos asuntos -Le dijo, y sin poder evitarlo, se acercó a dejarle un beso en la mejilla, suspirando un poco al percibir su aroma.- Hasta pronto..~ -Se despidió con una sonrisa traviesa, saliendo rápido de aquella oficina, aunque completamente emocionado, incluso respondió pronto la llamada de su hermano para avisarle que iba en camino a encontrarse con él.-
Me gusta · Responder · 29 de mayo a las 23:12

Yō Miyagi Nunca ha asesinado a nadie, pero una vez impidió que un estudiante se graduara -le dice en cierto tono bromista que no deja ver si aquella historia era real o uno de los mitos sobre su colega. Presta atención a los gestos ajenos, sin poder evitarlo, especialmente en cómo acomodó su cabello y en su aroma tan fresco cuando se le acerca, aunque para nada esperaba algo similar a ese beso que recibió, mirándole desconcertado cuando se separa, aquel era un chico muy particular por lo que podía notar y no logra decir mucho antes de salir de su desconcierto, pues prácticamente el menor parecía huir del lugar- Cuídese... -susurra apenas, sacando luego un cigarrillo, suspira antes de encenderlo, y lo fuma mientras recoge sus cosas, dispuesto a dirigirse a su departamento-

Miyagi Yō

Mensajes : 290
Fecha de inscripción : 20/12/2015
Edad : 41

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Al filo del pecado

Mensaje por Miyagi Yō el Jue Jun 16, 2016 2:14 am

Shiraoka Yuu
3 de junio a las 0:44 ·
-Había tomado la palabra de aquél encantador profesor en cuanto a asistir a consultar algunas cosas con él, aunque más que nada sentía cierta necesidad de volver a hablar con él de una manera más personal. Revisó nuevamente aquella fotografía que había tomado en la semana a aquellos horarios en donde podía consultarlo, y tras el almuerzo, decidió ir a reunirse con él. Se sentía algo ansioso, pero algo así no le iba a detener para concretar aquello que tenía planeado, aunque primero decidió ir al baño a lavarse lo dientes y a arreglarse un poco. Recogió su cabello hacia atrás en una pequeña coleta a la altura de su nuca, dejando que algunos mechones cayeran en su cara y retocó un poco su discreto maquillaje en el baño, comprobando que se veía tan bien como deseaba, y posteriormente se dirigió a la oficina del mayor, tocando nuevamente a la puerta para comprobar si éste se encontraba ahí.-

Yō Miyagi -Aquel día no había tenido ganas de salir a almorzar, así que decide que es momento de prepararse un café, probablemente caería pesado en su estómago, pero pretendía prevenir con galletas, ya que tomar té, simplemente no le ayudaba a despertarse para el resto de su jornada. Mientras el 'coffee maker' chorrea varias tazas que puso, se vuelve a sentar a su escritorio, apenas abriendo el informe en el que trabajaba, cuando escucha la puerta- 'My sweetheart', ¿de nuevo olvidaste las llaves...? Te haré pagar... -dice en voz alta con su encantador tono, cuando se va acercando a abrir, imaginándose que era su colega que cinco minutos antes se había ido a su clase- Ah... lo lamento -agrega riendo con cierto encanto, sin apenarse en realidad, cuando abre la puerta y ve que se trata de un estudiante, sin reconocerle de inmediato, aunque con un gesto le invita a pasar, abriendo para ello, más la puerta-
Me gusta · Responder · 3 de junio a las 0:59

Shiraoka Yuu -Sonrió inevitablemente al escucharle responder de esa manera, le gustaba mucho esa aura ligera que el mayor le transmitía, pues siempre le ponía de muy buen humor y esa era una de las cosas que más le atraía de aquél profesor. Rió un poco con él al verlo frente a frente, jugando un poco con su cabello.- Descuide, sensei...Aunque yo también puedo ser su 'sweetheart', es más fácil que recordar mi nombre -Le dijo con un tono un tanto coqueto mientras pasaba a aquella oficina, tomando asiento donde el mayor le indicaba mientras rebuscaba en su bolso el avance que había hecho hasta ese momento sobre el ensayo que tenía que hacer, el cuál ya llevaba incorporadas algunas cosas del libro que había tomado prestado.- Vine porque quería consultar con usted los avances que he hecho obre el proyecto...pero quisiera su orientación
Me gusta · Responder · 3 de junio a la 1:19

Yō Miyagi Ah... eso... sería como ilícito -le dice en el mismo tono divertido de antes, dándose además con esa plática, unos momentos para recordar el nombre de aquel chico, aunque cuando pasa a su lado para tomar asiento, percibe un aroma familiar que le hace recordarle- Shiraoka -le dice como si fuera un cumplido el poder recordar su apellido, de cierta manera lo era, no en vano tenía casi un centenar de estudiantes. Se sienta en el sofá frente al otro, tomando con interés el proyecto que le ofrece, comenzando a darle una leída superficial, pues se imaginaba que el chico querría decirle qué puntos en particular quería que revisara en esa ocasión-
Me gusta · Responder · 3 de junio a la 1:30

Shiraoka Yuu Nunca he hecho nada ilícito...pero seguro sería muy divertido...-Le respondió con una sonrisita un tanto traviesa, mirándole de reojo al pasar, y no pudo evitar sonreír nuevamente al notar que el mayor le había recordado rápidamente, o al menos para él era algo rápido, ya que él olía tardar más en recordar algunos nombres.-Justamente, sensei, Shiraoka Yuu -Le repitió con cierto aire dulce, con un tono casi melodioso, y se acercó al mayor con cierta sutileza tras entregarle aquél montón de hojas.- Leí el libro de Kamijou-sensei que me prestó, y de ahí extraje algunas cosas que pude relacionar con otro tipo de obras artísticas, así como otras disciplinas, para contextualizar como me había pedido, pero quisiera saber su opinión al respecto...-Le explicó mientras se acercaba un poco más, asomándose para poder tener una mejor visión sobre el documento mientras le iba señalando de una manera sutil, a qué partes se refería.-
Me gusta · Responder · 3 de junio a la 1:52

Yō Miyagi Ah, Kamijou tuvo un mini-infarto por su libro... aunque eso es lo habitual -le dice sin levantar la mirada del escrito, recordando su alteración, pero como dijo, era lo normal, luego de leer algunas partes que el estudiante le indica, deja el trabajo en la mesita poniéndose de pie- ¿Le gusta el café, Shiraoka? Estaba por beber uno -le invita, poniéndose de pie para dirigirse a esa mesita en donde tenían lo necesario para ofrecer a quienes les visitaran, dispuesto a servir para ambos, por lo que duda un poco de si le gustaba con azúcar o crema, esperando él, se lo indique- Me complace ver que ya no hay mariposas... -le comenta, sin entrar aún en detalles del contenido, pensativo sobre lo que acababa de leer, prefería asimilarlo antes de emitir un juicio-
Me gusta · Responder · 3 de junio a las 2:05

Shiraoka Yuu -Suspiró un poco sin poder evitarlo cuando el mayor se levantó de su asiento y se alejó de él, aunque sin problemas se levantó para seguirle.- Me gusta con crema, sensei..~ -Le indicó al ver que dudó un momento al preparar aquella bebida para él, sonriéndole un poco cuando cruzaron miradas, y le fue inevitable reír un poco al escuchar aquél comentario.- ¿No le gustan las mariposas, sensei? Yo creo que son muy hermosas, especialmente esas con 'cola de golondrina' -Le dijo con un aire casi misterioso, esbozando una sonrisa que evocaba esa misma sensación mientras recibía la bebida que el mayor le ofrecía, aunque casi de inmediato exclamó un suave quejido, llevando una mano a su ojo mientras lo tallaba y agachaba su cabeza, dejando a tienta la bebida sobre el escritorio nuevamente para poder quitarse los lentes con la mano libre.- Ah, algo entró en mi ojo, ¿podría ayudarme?...-Le pidió un tanto avergonzado mientras un par de lágrimas escurrían por su mejilla.-
Me gusta · Responder · 3 de junio a las 16:32

Yō Miyagi Creo que no sé mucho de los diferentes tipos de mariposas, aunque me gustan los escarabajos, algunos son imponentes -le comenta y asiente, poniendo crema al café antes de entregárselo, aunque luego le mira un tanto extrañado por lo que le pide, aunque sin negarse realmente- ¿Lleva maquillaje, Shiraoka? Eso debe ser -le dice con cierta gracia pues conocía el aroma a maquillaje, aunque hace tiempo no lo sentía tan cerca, toma una servilleta de las que usaban en esa mesita para el café y con cuidado le limpia esas lágrimas, mientras con su otra mano le levanta suavemente el rostro del mentón, detallando de nuevo en como sus ojos eran de distinto color, había escuchado de esa condición, pero era bastante rara, según sabía-
Me gusta · Responder · 3 de junio a las 20:07

Shiraoka Yuu Umm...-Soltó mientras hacía un suave puchero, sin responder del todo a aquella pregunta, pues sí llevaba maquillaje aunque no le gustaba hablar mucho de ello, sin embargo, cuando sintió cómo le limpiaba, un escalofrío le recorrió. Había ido un tanto dramático para que el mayor se le acercara de esa manera, pero el experimentar por fin cómo se sentía su tacto, le estremeció por completo y su rostro enrojeció un poco de manera inevitable cuando cruzaron miradas. No supo cuándo, pero cuando fue consciente de ello, notó que ya se había aferrado un poco a la ropa del mayor.- ¿Le disgustan mis ojos, sensei? -Le preguntó con una voz suave y casi tersa, recordando por un momento algunos momentos no tan gratos de su pasado, que habían sido 'ocasionados' debido a su condición.-
Me gusta · Responder · 3 de junio a las 20:34

Yō Miyagi -Apenas ríe para sí por la respuesta, siéndole evidente que sí llevaba maquillaje, le parecía gracioso, pues no imaginaba que un chico tan joven necesitara cubrir algo, pese a todo, no le sorprendía que lo usara siendo hombre, había algo en él que le hacía sentir que aquello se le daba de forma natural, hundido en esos pensamientos, vuelve a la realidad cuando escucha su pregunta, notando que incluso se había sonrojado, lo cual no dejaba de serle sorpresivo, por lo que discretamente se separa, imaginando que su ojo estaba mejor- No me disgustan, son interesantes -le responde, tomando su taza de café, a la cual da un primer sorbo, se regresa al sofá, tomando el informe del proyecto con su mano libre, comienza a revisarlo, aunque no se lograba concentrar por completo-
Me gusta · Responder · 3 de junio a las 21:15

Shiraoka Yuu -Le gustaba escucharle reír de esa manera, así que no dijo nada al respecto cuando escuchó aquella expresión, pues además podía notar que no era malintencionada. A pesar de el sonrojo en sus mejillas, lo que le apenó aún más fue que el mayor se separara de esa manera, especialmente porque no logró soltarle de inmediato, así que rápidamente volvió a tomar sus lentes y se los colocó antes de comenzar a beber aquella taza de café que el mayor le había ofrecido, resoplando inevitablemente cuando el humo comenzó a empañar sus gafas, aunque al menos éstas le cubrían un poco la cara, especialmente ahora que sus mejillas estaban completamente encendidas.- Gracias, sensei...-Musitó con cierta timidez antes de sentarse nuevamente a su lado.- Cuando era más joven, los demás niños me molestaban por tener 'ojos feos' -Le comentó con cierta gracia, sonriendo apenas un poco antes de tomar más café.-
Me gusta · Responder · 3 de junio a las 22:09

Yō Miyagi Debió asustarlos, seguramente yo les hubiese dicho que un demonio poseía la mitad de mi alma... algo así -le dice, siguiéndole un poco la conversación aunque sin mirarle de forma directa, más concentrado en lo que leía, aunque al verle de reojo, puede notar el evidente sonrojo que se había apoderado de su rostro, le daba bastante curiosidad el saber qué pasaba por la mente de aquel jovencito, no podía visualizar muy bien que sintiera atracción por él, más bien creía que era tímido y como claramente era homo, se intimidaba un poco al estar en privado con otro hombre- Veo que citó bien el libro de Kamijou, aunque debe tener cuidado de no abusar de las citas, es importante que pueda ver en el texto, cuál es su análisis propio -le dice respecto al proyecto, dejando la taza un momento en la mesita para seguir pasando las páginas más cómodamente-
Me gusta · Responder · 3 de junio a las 22:39

Shiraoka Yuu -Rió inevitablemente al escucharle, teniendo que dejar a un lado el café por unos momentos.- Bueno, siempre he sido muy creativo, y les decía que podía ver el futuro, a veces lo asustaba con algunas historias y en otras ocasiones, mi hermano mayor llegaba a rescatarme -Le contó con cierta diversión y un dejo de nostalgia, observándole discretamente mientras el mayor leía aquél trabajo, no deseaba incomodarlo, así que procuraba no mirarlo con demasiada intensidad, aunque estaba atento a lo que le decía.- ¿Cree que abusé de las citas, sensei?
Me gusta · Responder · 3 de junio a las 22:54

Yō Miyagi Sería tan útil leer el futuro... -le dice, aunque más hablaba consigo, poniéndose un tanto nostálgico al pensar en ciertos asuntos personales que le aquejaban, pese a que no quiere quedar en evidencia, por lo que solo niega ante su pregunta- No me parece que haya abusado, pero sí falta más aportar su criterio, es decir, no es solo lo que los historiadores señalan de la literatura en el período Edo, sino que como analistas de la literatura, debemos construir nuestra propia evaluación y reflexión al respecto, es lo que se llama meta-análisis, aunque sería como entre comillas -le explica, aunque luego hace una pausa, era un estudiante de primer año y aquello que le comentaba se veía en grados superiores, aún así, le era interesante ver su reacción, por lo que le deja unos momentos para que reaccione, mientras vuelve al café-
Me gusta · Responder · 4 de junio a las 0:56

Shiraoka Yuu Creo que sería aterrador poder ver el futuro...hay muchas cosas de las que no me quisiera enterar, y aunque me provocan incertidumbre, prefiero que sean sorpresa -Le comentó al mayor, aunque quizás a éste no le importaba su opinión en realidad, sin embargo, notó en su semblante cierta nostalgia y sintió el impulso de evitarla, aunque no hizo nada más que comentar aquello, sentía que quizás ya se había acercado demasiado al mayor y no quería ser más insistente. Escuchó con atención lo que le decía en un principio, aunque luego se enredó un poco con aquello que le decía, por lo que arqueó una de sus cejas mientras intentaba descifrar y comprender completamente lo que le decía.- No comprendí del todo lo que dijo al final, sensei...-Le dijo con sinceridad, sonriéndose un tanto apenado.- Pero comprendo qué es lo que quiere que haga
Me gusta · Responder · 4 de junio a la 1:46

Yō Miyagi Quizás lo descifre sin darse cuenta -le dice con un aire de misterio, porque en realidad creía que para explicarle, el menor tendría que tener ciertas bases que se adquirían más adelante en la carrera, así que prefería ver si instintivamente se acerca al concepto cuando estuviese realizando su trabajo- Shiraoka... ¿en verdad vino por el proyecto? Me parece que va bastante bien, y ningún otro estudiante ha venido de nuevo -le comenta, terminándose el café, deja la taza en la mesita, mirándole con cierto escrutinio, tenía curiosidad ciertamente, no era común que un estudiante se tomara tanto tiempo para un trabajo, al punto de tomarse un café con él- Podemos hablar de algún otro asunto... -le propone, pues en su experiencia, cuando un estudiante se acercaba en esas condiciones, lo que quería es ser escuchado en algo probablemente no académico-
Me gusta · Responder · 4 de junio a las 2:05

Shiraoka Yuu -Le miró con mayor curiosidad luego de escuchar aquello, pues aquél tono misterioso que el mayor imprimió en sus palabras, ciertamente le intrigó y logró que se perdiera por un momento en sus pensamientos mientras le daba otro sorbo a su bebida, planeando cómo llegar a aquél punto que el mayor quería que alcanzara, sin embargo, luego de escuchar su llamado, levantó inmediatamente la mirada, apenándose un poco por aquello que le preguntaba, pues se sentía descubierto y no sabía cómo reaccionaría el mayor si le confesaba sus verdaderas intenciones.- Bueno, me gusta hablar con gente inteligente e interesante, y usted me parece un hombre con esas cualidades, Miyagi-sensei...-Le respondió, imprimiendo cierta intensidad en aquellas palabras sin poder evitarlo.-
Me gusta · Responder · 4 de junio a las 2:22

Yō Miyagi -Le sorprende un poco sentir que sus palabras van cargadas de cierta emoción que solo puede interpretar como admiración, de todas maneras era común que los jóvenes admiraran un poco a los profesores y en su caso, solía ser apreciado por los estudiantes, probablemente por su personalidad que era más abierta que la de la mayoría de docentes que se mostraban serios y distantes en todo sentido- ¿Solamente eso, Shiraoka? -le vuelve a cuestionar, queriendo presionarle un poco para que se exprese, se le acerca y de una manera entre divertida pero directa, le quita los anteojos, mirándole directo a los ojos, pues el ahumado de los lentes se lo estaba impidiendo y creía que así sería más sincero-
Me gusta · Responder · 4 de junio a las 2:31

Shiraoka Yuu -Sonrió un poco ante la mirada intrigante del mayor en un principio, aunque tras aquella pregunta, y especialmente luego de que el mayor le quitó los lentes, se sintió increíblemente provocado, dejándole ver una irremediable expresión completamente sincera y apasionada, mientras reaccionaba impulsivamente. Dejó su taza de café en la mesa y su cuerpo se movió solo cuando se colocó sobre él para robar un beso de sus labios, estremeciéndose inevitablemente al rozarlos, eran tan suaves y cálidos, justo como lo había imaginado.-
Me gusta · Responder · 4 de junio a las 2:41

Yō Miyagi -Le agrada ver su mirada de nuevo, sin poder descifrar realmente qué había en ésta, por lo que se sorprende bastante cuando le siente acercarse así y besarle, recordando la vez anterior que le besó en la mejilla, por unos instantes, el contacto, que siente bastante dulce, le provoca un estremecimiento y estuvo a punto de corresponder, pero antes de caer en eso, posa sus manos sobre los hombros ajenos, apartándole de una forma amable- Shiraoka, eso fue inapropiado -le dice levantándose, tomando unos pasos de distancia, aunque vuelve su mirada a él, observándole estricto, quizás para ocultar un poco su desconcierto y ciertos nervios-
Me gusta · Responder · 4 de junio a las 2:54

Shiraoka Yuu -Por un momento se sintió confiado en medio de aquél contacto, sin embargo, fue apenas un instante antes de que el mayor le separara, apenándose bastante cuando le 'regañaba' de esa manera, especialmente por la manera en que se alejó de él.- Lo lamento, sensei...sé que soy desagradable, pero usted me gusta mucho...-Le confesó sin darse cuenta, desviando un poco la mirada al darse cuenta de lo que había dicho mientras mordía un poco su labio inferior, tratando de pensar en qué hacer ahora, pues aunque deseaba escuchar una respuesta, también creía que lo mejor era irse, así que se levantó y tomó su bolso, acomodando un par de cosas antes de marcharse, aunque también hacía cierto tiempo por si el mayor quería decirle algo, aunque lo dudaba.-
Me gusta · Responder · 4 de junio a las 3:10

Yō Miyagi -Apenas suspira, un tanto cautivado por esa confesión que le parecía cargada de inocencia, tanto como sus expresiones, se le acerca cuando el chico le da la espalda para irse, posando su mano en la cabeza del menor, le deja un par de palmaditas, antes de apartarla- No es desagradable, al contrario... es solo que tengo pareja -le dice, bajando el tono en cuanto a lo último, ya que no estaba acostumbrado a decir nada de su vida personal y mucho menos mencionar a su amante con el cual no tenía una relación muy normal o definida, aunque por lo menos mantiene esa duda de si se refiere a un hombre o a una mujer, se preguntaba si su reacción a ese beso había evidenciado que no le perturbó que fuera hombre-
Me gusta · Responder · 4 de junio a las 3:20

Shiraoka Yuu -Le estremeció por completo aquél contacto, sintiendo inmediatamente cómo su piel se erizaba tras aquella primer palmadita que recibió, apretando la correa de su bolso entre sus manos tras escuchar aquellas palabras, mirándole casi de inmediato, con cierta incertidumbre.- ¿Es Kamijou-sensei...? -Le preguntó con nervios, aunque a la vez con cierta vergüenza, pues no quería entrometerse en la vida privada del mayor, no tanto al menos.-
Me gusta · Responder · 4 de junio a las 3:26

Yō Miyagi -Pensó que ya solo se iría más tranquilo, por lo que le sorprende que le mire de nuevo y más aún, esa pregunta, al grado de provocarle una sincera carcajada, aquello le había sacado de sus pensamientos de inmediato, además, se preguntaba qué tan homo se veía para que pensara que Kamijou era su amante- No lo es... -le dice negando suavemente, sin ahondar más en ello, pues tampoco quería incomodar al chico, tampoco sabía qué más decir-
Me gusta · Responder · 4 de junio a las 3:30

Shiraoka Yuu -Suspiró más tranquilo al escuchar aquella risa tan sincera por parte del mayor, pues le dejaba en claro la situación con su colega, a pesar de que le llamara de formas muy 'cariñosas' a su parecer.- Me gusta mucho, sensei....-Le dijo de nuevo, con un tono apasionado y sincero, mirándole directamente a los ojos antes de colocarse las gafas y dedicarle una dulce sonrisa para luego seguir con su camino. No se arrepentía de lo que había hecho, aunque sí sentía cierto remordimiento acerca de lo que podría causar, pero ya lo descubriría luego.-
Me gusta · Responder · 4 de junio a las 3:38

Yō Miyagi -Apenas sonríe al escuchar de nuevo esa confesión, le pareció un deja vú, su vida comenzaba a ser tan cíclica, desde que dijo esas mismas palabras a aquella profesora de la que se enamoró justo a esa edad, aunque ya no dice nada, dejándole retirarse, esperaba que lo que el chico expresaba no fuera tan intenso como lo que él experimentó en esa época- Ah... necesito tres cigarrillos -dice divertido para sí, aunque en voz alta cuando el menor sale de la oficina, sin importar que le escuche, saca un cigarrillo y precisamente comienza a fumarlo, recogiendo las tazas que acababan de utilizar, sintiéndose algo pensativo por lo sucedido, le era curioso que el nerviosismo se le pasó más rápido de lo que se le pasaba antes-
Me gusta · Responder · 4 de junio a las 3:49

Miyagi Yō

Mensajes : 290
Fecha de inscripción : 20/12/2015
Edad : 41

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Al filo del pecado

Mensaje por Miyagi Yō el Jue Jun 16, 2016 2:17 am

Yō Miyagi con Shiraoka Yuu.
6 de junio a las 17:11 ·
-No sabía muy bien porqué había citado a aquel estudiante, pero algunas cosas simplemente no las podía decir por mensajes, debía tener en cuenta que no conocía mucho a aquel chico y que aunque no percibía malas intensiones en él, no se iba a confiar sin ahondar un poco más en sus propósitos. Luego del último mensaje que le hace reír un poco, baja a la cafetería, pidiendo solamente un café mientras espera al otro, aunque era difícil concentrarse en beberlo, otros estudiantes se le acercaban a saludarle, así como un par de colegas-

Shiraoka Yuu -Se había despedido de su hermano luego de que el mayor le hubiese citado en aquél lugar. Había recurrido a él más temprano para que le consolara un poco por el otro asunto y que le explicara un poco qué debía hacer, aunque no le dio detalles suficientes a u hermano de aquella situación, pues no quería que el otro se enterara de todo el asunto. En aquella ocasión no iba vestido de manera glamourosa como acostumbraba, sino que llevaba unas bermudas negras que dejaban ver parte de sus blancas e impolutas piernas, que no tenían un rastro de vello en ellas, y una playera un tanto holgada sin mangas, negra también y con un distintivo en rosa neón que combinaba con sus tenis. Usaba también unos lentes oscuros y redondos que lograban cubrir gran parte de su rostro, queriendo ocultar sus ojos rojos, pues había llorado y el sol sólo empeoraba aquella condición, por lo cuál se los dejó una vez entró a aquél lugar, saludando apenas al mayor con un ademán que hizo con su mano antes de sentarse en la mesa frente a él.- Buenas tardes, sensei...-Le saludó un tanto tímido, esperando una respuesta de parte del mayor.-
Me gusta · Responder · 6 de junio a las 17:28

Yō Miyagi -Antes de que se siente, le recorre con la mirada, le parecía curioso que las tres veces que se había reunido con él, su atuendo era muy distinto, en esta ocasión le parecía más niño aún, o quizás era idea suya. Cuando se sienta, le recibe con una sonrisa, que aunque alegre, parecía más prudente que la acostumbrada- Buenas tardes, Shiraoka... se perdió de una clase extraordinaria -le dice con su habitual encanto, el que usaba para motivar a los estudiantes y jugar un poco con los colegas, especialmente cierto colega que en esos momento le esperaba en la oficina para una reunión- Su desagrado por mí no debe intervenir con sus estudios -agrega sin poder evitar cierto tono de regaño en su voz-
Me gusta · Responder · 6 de junio a las 17:46

Shiraoka Yuu -Le apenó un poco que lo mirara de manera tan detallada, aunque intentó hacerse el desentendido, igual con aquellos lentes oscuros su expresión no denotaba demasiado, sin embargo sí enarcó una de su cejas y frunció los labios en un gesto algo amanerado, aunque de evidente molestia, pues, a pesar de que tenía claro que se había perdido aquella clase, y le daba la razón al mayor por estar molesto por ello, eso último le parecía que buscaba fastidiarlo un poco.- Sabe que usted no me desagrada, me gusta mucho, sensei Le dijo en un tono un tanto alto, aunque era una frase ambigua pero quería molestarlo un poco también.- Ya le expliqué que no me sentía bien como para asistir, dígame mi situación si es sólo eso de lo que me va a hablar -Le pidió con cierto fastidio, aunque más que nada estaba caprichoso.-
Me gusta · Responder · 6 de junio a las 19:14

Yō Miyagi -Aquellos gestos estuvieron a punto de provocarle una risa, podía ver cierto encanto en aquel joven, pero la contiene, decidiendo mantenerse en su faceta académica, al menos un poco más, pues en definitiva no le había agradado esa ausencia a la clase por la situación personal que tuvieron, precisamente por eso no debía mezclarse lo personal y lo profesional- Como debería recordar, hoy teníamos una evaluación con un valor de 5%, considerando su calificación del avance del proyecto, no fue muy sabio saltársela... -le explica, en un tono calmado pero que le dejaba clara su inconformidad al respecto, manteniendo una mirada firme en él, pese a no poder ver los ojos ajenos por esos lentes que eran un tanto oscuros-
Me gusta · Responder · 6 de junio a las 19:43

Shiraoka Yuu -Le escuchó con atención, peinándose algunos cabellos hacia atrás mientras apretaba un poco sus labios, jugando con ciertas ansias con la pieza que perforaba su lengua, sabía que no había sido la mejor decisión perderse aquella evaluación, pero no habría cambiado mucho el resultado, pues le habría afectado más el ver al mayor antes de haber estado un rato con su hermano.- ¿Si saco una calificación excelente en el proyecto , es posible que apruebe con buena calificación? -Le preguntó, observándole a través de las micas oscuras de sus lentes, buscando en sus bolsillos una de las paletas que siempre cargaba, aunque no la abrió en ese momento, sino que esperó a que el mayor continuara, planeaba comerla hasta marcharse, algo debía quitarle el mal sabor de boca que tenía en aquellos momentos.-
Me gusta · Responder · 6 de junio a las 20:17

Yō Miyagi Si ajusta todo lo que hemos conversado del proyecto, sé que aprobará -le asegura para motivarle y porque si solamente le faltaban los puntos de la evaluación de ese día, pensaba darle una oportunidad, ya que no se sentía cómodo con que saliera perjudicado por la situación personal entre ellos, aunque no creía que hubiese realmente algo personal- Shiraoka, no le cité para hablar solo de ésto, también quería disculparme en persona por esas palabras que le ofendieron, creo que quizás no comprendió lo que quise expresar -le dice, cambiando de tema y mostrándose un poco más serio que antes, demostrando que en verdad le preocupaba el que no se sintiera mal-
Me gusta · Responder · 6 de junio a las 20:38

Shiraoka Yuu -Suspiró suavemente al escucharle, sintiéndose inevitablemente cautivado por ese tono más comprensivo que usaba con él, sintiéndose un tanto apenado a la vez, aunque no dijo nada respecto a lo que sentía, sólo asintió.- Sí, sensei, le entregaré el mejor proyecto del curso -Le dijo, comprometido con ello, pues no es que no supiera hacer ese tipo de trabajos, sólo había buscado acercarse más a él con aquella excusa, sin embargo, al escuchar lo otro, le sorprendió bastante, percibiéndose de nuevo un tanto sensible, por lo que apartó la mirada rápidamente.- ¿A qué se refería entonces? -Preguntó en un tono en que apenas el otro le escucharía.-
Me gusta · Responder · 6 de junio a las 20:59

Yō Miyagi -Termina de beberse el café, observando con bastante interés cada uno de los gestos del chico, ciertamente le estaba analizando, ahora que tenían oportunidad de conversar así, se acerca un poco al menor para bajar la voz, si bien tenían privacidad en esa mesa, quería asegurarse de que solo él escuchara- Antes dijo que yo le gustaba, pero también, que no solo quería sexo... así que las fotos me parecieron inapropiadas si lo que busca es que le tomen en serio en cuanto a lo sentimental -le explica, intentando que quede claro el comentario, aunque no podía deshacerse de ese tono algo paternal que sabía caracterizaba a profesores como él-
Me gusta · Responder · 6 de junio a las 21:08

Shiraoka Yuu -Se aproximó discretamente al mayor, justo como éste lo hizo, pues quería escucharle claramente, manteniendo la mirada abajo, ya que no quería ponerse innecesariamente emocional, aunque sí hizo un ligero puchero y suspiró profundamente mientras jugaba con la paleta entre sus dedos.- Creo que será muy difícil que sienta por mí algo más que deseo...así que pensaba atraerlo un poco con mis cualidades físicas...No es que desee que me use sexualmente, lo creí como un poco de coqueteo...no soy muy bueno en eso -Le explicó, hablando muy bajo, deteniéndose cuando sintió que su ojos se humedecían un poco, aunque no lo hizo notorio.-
Me gusta · Responder · 6 de junio a las 21:32

Yō Miyagi -De una forma bastante discreta, apoya su mano en la ajena que estaba sobre la mesa, acariciándole un poco a manera de reconfortarle, estaba sorprendido por las reacciones del menor, pues a diferencia de lo sucedido el otro día en la oficina, y de sus fotos y mensajes sugerentes, ahora le parecía vulnerable y le agradaba más así, era como ver su lado genuino- Esas cualidades físicas son impresionantes en verdad, pero no puedo dejarme llevar y hacerle daño, Shiraoka -le dice, intentando ser sincero, pues ciertamente el chico le generaba alguna atracción, pero no se sentía cómodo utilizándole-
Me gusta · Responder · 6 de junio a las 21:51

Shiraoka Yuu -Nunca esperó que el mayor se acercara a él de esa manera, su corazón comenzó a latir fuertemente en un instante, y en el mismo momento, sus manos comenzaron a sudar copiosamente, mirándole muy sorprendido, aunque no se sentía incómodo, sólo le molestaba un poco el rubor que crecía en sus mejillas conforme escuchaba aquellas palabras, sintiéndose casi sin aliento por unos momentos, pues no creía que estuvieran tan cerca.- ¿De qué manera puedo conquistarlo, sensei? -Le preguntó, sin poder evitarlo, escondiéndose lo más posible tras sus gafas.-
Me gusta · Responder · 6 de junio a las 22:08

Yō Miyagi -Suspira para sí cuando le ve ruborizarse de esa manera, intentando contener sus pensamientos, le era difícil no sentirse algo provocado, principalmente por la pasión que el menor parecía sentir y que además expresaba de esa forma tan honesta y directa como pocas veces había visto- No tengo ni idea -le dice con una sonrisa, dudando verdaderamente, extiende la caricia al rozar la mano mientras la aparta, terminando por quitarla del todo, sin desalentar sus intentos, más bien dejándole ser, era más simple pues ya había visto que no abandonaría fácilmente su objetivo-
Me gusta · Responder · 6 de junio a las 22:21

Shiraoka Yuu -Un evidente estremecimiento le recorrió tras aquella caricia, sin decir nada de momento, pues necesitaba recuperarse, y tras unos momentos en los que intentó calmar los latidos de su corazón, se quitó los lentes para mirarle directamente a los ojos, sabiendo que eso era algo que le gustaba al mayor.- ¿Me dejaría intentarlo? -Le preguntó con cierta pasión, dejándose ver un tanto ingenuo sin poder evitarlo.-
Me gusta · Responder · 6 de junio a las 22:33

Yō Miyagi -Se permitió mirarle directo a los ojos por unos momentos, pero su celular comienza a sonar de forma tan repentina como oportuna, por lo que lo saca, sonriéndose al ver de quién se trataba, aunque no responde, sino que le deja sonar- Debo irme, Shiraoka... espero verle en clase definitivamente -le dice a manera de despedida, levantándose para irse a su oficina, pues ya estaba llegando tarde a la reunión pactada con su colega al cual contesta finalmente la llamada con sus habituales juegos acosadores, mientras se aleja de la mesa en que estuvieron, mirando de reojo al menor, preguntándose qué estaría sintiendo o pensando respecto a la conversación que tuvieron-
Me gusta · Responder · 6 de junio a las 22:44

Shiraoka Yuu -Suspiró profundamente al escuchar el teléfono del mayor en aquél momento tan importante, recargándose sobre sus brazos con una expresión de pleno desánimo.- Cuídese, sensei, me verá más seguido...-Le dijo, apenas regalándole una suave sonrisa, y cuando el mayor se alejó, sacó su celular también, pensando en escribirle a su hermano para que fuera a almorzar con él, aunque primero le echó una mirada al mayor, siguiéndole con la vista a través del cristal que limitaba aquella cafetería antes de llamar a su hermano.-

Miyagi Yō

Mensajes : 290
Fecha de inscripción : 20/12/2015
Edad : 41

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Al filo del pecado

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.